Países Bajos

Guia de viaje de

Ámsterdam

Amsterdam

Por fin… ¡hemos decidido viaja a Ámsterdam! Esta es una de las ciudades que hay que visitar, al menos, una vez en la vida. Por ello en Buendía hemos pensado en ofrecer una guía que esté a la altura de ese viaje. Para recorrer una ciudad, parte del país si queréis, hay que meterse en la piel de sus habitantes e intentar, junto con las visitas a los monumentos más representativos, conocer las costumbres del lugar.

En nuestra guía de Ámsterdam, elaboradas por locales y expertos, encontraréis por supuesto, los monumentos y los lugares más importantes de la ciudad, pero también os ofrecemos opciones para dormir, los mejores planes en Ámsterdam para comer, para tomar una cerveza o para ir de comprar. Todo ello sin olvidarnos de aquellos planes más alternativos que, definitivamente, conforman el carácter de esta fascinante capital.

Viajar a Ámsterdam

Todos conocemos Ámsterdam por sus símbolos universales: los tulipanes, los molinos, sus deliciosos quesos, Ana Frank o los canales. Lo que ocurre es que lo que Ámsterdam propone va más allá de las estampas de sus postales. Vivir Ámsterdam es otra cosa y eso es lo que queremos hacer en Buendía, vivir la ciudad. Conocer de primera mano el Barrio Rojo y sumergirnos a la vez en el debate de las libertadas. Acercarnos a sus Coffe Shops volviendo a analizar las políticas que hicieron de Ámsterdam la capital de las libertades.

Todas las culturas y todas las maneras parecen tener cabida en la ciudad. Ámsterdam es una ciudad vasta en cultura. Una ciudad en la que hay que andar por sus museos, es el hogar de Van Gogh por ejemplo, una ciudad que tiene una gastronomía más allá de sus quesos o una oferta por sus alrededores tan importante como en sus centros. Hay que visitar Ámsterdam por todo lo que la hace famosa…y por todo lo que la hace especial.

El Mejor viaje a Ámsterdam

¿Cómo es el mejor viaje a Ámsterdam? Uno de que no se deja nada fuera, eso seguro. Para ayudaros en la organización, es para lo que esta guía os puede ser de gran utilidad. Hay que recorrer los lugares que son parte de su historia, y de parte de la historia de Europa: Plaza Dam, los canales de Ámsterdam, la Casa Museo de Ana Frank, el Palacio Real, la Iglesia Vieja (Oude Kerk)…

Pero en los días en la ciudad hay que guardar tiempo también para disfrutar de sus cervezas, ¿cómo nos vamos ir sin probar alguna de ellas?, para recorrer las salas de alguno de sus museos: el museo de Van Gogh, único en el mundo, o el museo histórico o el de la resistencia (sólo por poner dos ejemplos), voces de la Segunda Guerra Mundial en el país. Visitar sus molinos siempre es una buena opción, atractiva además para los más pequeños, como son siempre buena opción los planes alternativos por Ámsterdam.