Países Bajos

Guia de viaje de

Ámsterdam

Palacio Real de Ámsterdam

El Palacio Real de Ámsterdam se sitúa en la céntrica plaza Dam. A día de hoy es uno de los pocos palacios que utilizan los Reyes de Holanda.

Vista aérea del Palacio Real de Ámsterdam

Hasta principios del siglo XIX, el Palacio Real albergó la sede del Ayuntamiento de Ámsterdam, la capital de Holanda, la que fue la principal potencia comercial mundial en el siglo XVII, se dirigía desde un edificio que no hacía honor al esplendor y poder de la ciudad. Su ayuntamiento se había quedado pequeño y la necesidad de una nueva sede para el gobierno de la ciudad se había convertido en una prioridad.

El diseño del edificio fue obra del arquitecto Jacob van Campen, mientras que la construcción recayó en el arquitecto Daniël Stalpaert. Las obras se prolongaron de 1648 a 1665. La inestabilidad del suelo obligó a crear una base firme compuesta de 13659 pilotes de madera sobre los que se levantó el actual edificio de piedra importada desde Alemania.

En el actual Palacio Real de Ámsterdam, o Koninklijk Paleis en neerlandés, se desempeñaron las labores propias de un ayuntamiento hasta la invasión napoleónica de 1806. Dos años más tarde, en 1808, el que se había convertido con la ocupación en el nuevo rey de Holanda, Luis Napoleón Bonaparte o Luis I de Holanda, hermano del emperador francés, decidió convertirlo en su residencia real. Esto explicaría el estilo decorativo de la mayor parte de su mobiliario, de estilo imperial francés.

Tras la caída del Imperio Francés, el primer rey de los Países Bajos, Guillermo I de Holanda, seguiría manteniendo la función de Palacio Real, siendo éste sólo uno de los cuatro palacios ocupados por los actuales reyes de Holanda, Guillermo Alejandro y Máxima de los Países Bajos. 

El la actualidad

Mientras que la residencia habitual de la Familia Real Holandesa se ha establecido en el palacio de Huis ten Bosch, traducido como "la casa del bosque" en español, en La Haya, el uso del Palacio Real de Ámsterdam ha quedado restringido a contadas ocasiones, sobre todo con motivo de recepciones oficiales o visitas de estado. Aquí también tienen lugar importantes acontecimientos como la entrega de los Premios Erasmus, los Premios Príncipe Claus de Cultura y Desarrollo o los Premios Reales de Pintura.

Siempre y cuando no se celebre una de estas ceremonias o los reyes no estén haciendo uso del palacio, los turistas pueden visitarlo a lo largo de casi todo el año. Del exterior le llamará la atención la aparente sencillez de sus fachadas en las que destacan los conjuntos escultóricos y alegóricos de los frontones diseñados por Artus Quellien.

El interior dejará al visitante boquiabierto dada la riqueza de sus salones, especialmente el salón central, el conocido como Salón de los Ciudadanos o Burgerzaal en neerlandés, donde el visitante tendrá literalmente el mundo a sus pies, dos grandes mosaicos representando el hemisferio occidental y el oriental del globo, con una bóveda en la que se han recreado las constelaciones, y todo bajo la atenta mirada del titán Atlas portando el mundo a su espalda.

Descubre Ámsterdam y el Palacio Real en nuestro Tour Gratuito en Español.

Ubicación del Palacio Real de Ámsterdam

Cómo llegar al Palacio Real de Ámsterdam

  • Bus

    • Líneas 170, 172, 174, 348, 352, 354, 355, 357, 358, 359, 361, 363 y N70
  • Tranvía

    • Líneas 1, 2, 4, 5, 9, 13, 16, 17, 24 y 25 - Parada "Plaza Dam"