Países Bajos

Guia de viaje de

Ámsterdam

Hortus Botanicus de Ámsterdam

Aunque pocos turistas lo incluyan en su recorrido, el Hortus Botanicus es un pequeño paraíso tropical en el corazón de la ciudad de los canales que bien merece una visita. Con casi 400 años de historia, se trata de uno de los jardines botánicos más antiguos de Europa.

Vista del Hortus Botanicus de Ámsterdam

Ubicado en el centro de la ciudad, en el barrio de Plantage, este oasis nos permite un alto en el camino de lo más ameno, con sus más de 6.000 plantas, palmeras, nenúfares, mariposas… La peste, la Compañía Neerlandesa de las Indias Orientales o el café en Europa forman parte de la historia de este lugar.

Ámsterdam puede parecer, y de hecho es, una ciudad bulliciosa y caótica. Aunque merece ser conocida y recorrida, tenemos que reconocer que en Buendía Tours pequeños remansos de paz como éste nos tienen cautivados. 

Historia del Hortus Botanicus

Entre las mejores cosas que ver en Ámsterdam si, por ejemplo, buscamos planes para hacer en familiar en la ciudad,  se encuentra el Hortus Botanicus. Originalmente Hortus Medicus, se creó en el 1638 para que los doctores y farmacéuticos pudieran encontrar los ingredientes para la fabricación de medicinas. Este huerto, jardín y herbolario permitió, por ejemplo, combatir la plaga de peste que se dio entre 1634 y 1637 en Leiden y Utrecht. Una epidemia que además de matar a miles de personas, hizo que los monasterios, donde generalmente había herbolarios, abandonaran la ciudad.

Junto a la gran diversidad de hierbas medicinales que había en los terrenos de los conventos clausurados, se daba el hecho de que la Compañía Holandesa de las Indias Orientales (VOC) estaba en su apogeo y traía a Países Bajos gran cantidad de plantas de todo tipo en los barcos comerciales, especialmente plantas tropicales y exóticas traídas de las colonias neerlandesas durante el siglo XVII y XVIII. En 1682 fue trasladado a su actual ubicación.

Qué podemos ver en el Hortus Botanicus de Ámsterdam

La colección inicial del Hortus Botanicus empezó durante el siglo XVII con semillas y plantas que trajeron los comerciantes de la VOC por su uso en medicina y para el comercio. Hoy, este jardín botánico contiene más de 6.000 árboles y plantas tropicales e indígenas de 4.000 especies de todo el mundo, desde el ártico hasta las amazonas. Los jardines ocupan un área de 1,2 hectáreas, con unos invernaderos impresionantes. Todas las plantas están dispuestas por sectores, y de entrada habrá que decidir si escogemos la Ruta de la Evolución o la Ruta de los Árboles para hacer el recorrido.

Hay plantas carnívoras, fuchsias y acuáticas, palmeras y cactus, amén de cuatro colmenas con decenas de miles de abejas. Hallaremos notables colecciones de orquídeas o tulipanes. La colección de Victoria amazónica, una gigantesca planta del Amazonas, lleva floreciendo a intervalos regulares en este botánico desde 1859. Otra victoria célebre en el jardín es el nenúfar gigante de más de 150 años.

De Namibia hay dos estrellas en el Jardín Botánico como son la Welwitschia Mirabilis, que crece en el desierto, y el quiver o Kokerboom.

En la colección encontramos también un especímen de lo más especial. Se trata de la Coffea arabica, una planta de café endémica de Centroamérica y que fue la primera en ser cultivada en Europa. La Coffea arabica sirvió como planta parental para la totalidad de las plantas de cultivo de café de Centroamérica y Suramérica.

Los invernaderos del Hortus Botanicus

Detrás de sus puertas de cerca de 400 años de antigüedad podremos disfrutar especialmente de tres maravillosos y enormes invernaderos: uno de mariposas, otro de palmeras y el más novedoso, el de “tres climas”. No son los únicos, y también podrás visitar el invernadero de las Semillas o el Laboratorio de Hugo de Vries. Hay otro, el mexicano, con un cactus de agave de más de 2.000 años de antigüedad, y el invernadero de naranjos, el edificio más antiguo del complejo, alberga un delicioso café con terraza.

En la casa de las mariposas revolotean centenares de mariposas tropicales. El Invernadero de la Palma, diseñado en 1911, es la cuna de una de las mayores colecciones de cycas de Europa. Las dos palmeras de aceite portadas desde Isla Mauricio, en el Palmenkas, se consideran las madres de toda la descendencia de plantas de este tipo que se extendieron por Europa y el resto de continentes. Estas produjeron semillas seis años después y acabaron propagándose y siendo la mayor fuente de ingresos en las Indias Orientales Neerlandesas y actualmente en Indonesia, con el polémico aceite de palma. El Palmenkas también contiene una cícada gigante de 300 años.

Finalmente y como el más destacado está el gran invernadero nuevo, que crea condiciones para tres climas tropicales diferentes: subtropical, tropical y desierto.

Es una visita apta para todos los públicos y con numerosas curiosidades y bondades que harán la delicia de los más pequeños…y también de los que ya no lo son tanto. Por ello, si buscáis actividades para hacer con los niños en Ámsterdam, el Hortus Botanicus puede que sea uno de vuestros destinos porque  incluso se puede completar la visita al jardín con un paseo por el vecino zoológico Royal Artis.

Qué podemos hacer en Hortus Botanicus de Ámsterdam

A la fuerza, el Hortus Botanicus funciona para el visitante – turista como un oasis de paz en el centro de la ciudad. Un refugio muy tranquilo que aparte de lo mencionado incorpora el Museum Café (Oranjerie), una cafetería con terraza exterior donde, rodeados de plantas exóticos, podemos tomar un café o picar algo, eligiendo pasteles, ensaladas o sándwiches elaborados con ingredientes orgánicos del lugar. Antes de marcharte, puedes pasar por la Garden Store para hacer acopio de té, miel, chocolate o café, ingredientes y artículos que producen en el propio jardín.

Ubicación del Hortus Botanicus

  • Horario

    • 10:00 a 17:00 h - Todos los días
    • 10:00 a 19:00 h - Domingos Julio y Agosto

    Cerrado 1 Enero y 25 Diciembre 

  • Precio

    • General: 9,75 €
    • Estudiantes, Entre 5 y 14 años y Mayores de 65 años: 5,50 €
    • Menores de 5 años: 1 €
    • I Amsterdam City Card: Gratis

Cómo llegar al Hortus Botanicus

  • Tranvía

    • Líneas 9 y 14 - Parada "Vissera" o "Plantage Kerklaan"