Países Bajos

Guia de viaje de

Ámsterdam

Magere Brug

Los puentes sobre los canales de Ámsterdam deben de ser el elemento más fotografiado del paisaje de la capital neerlandesa. De hecho, nuestro viaje a Ámsterdam no puede finalizar sin al menos habernos tomado una foto en uno de ellos. Y si es con una bicicleta al lado mejor.

Pero hay un puente que se lleva el premio al más popular de los 1200 que tiene la ciudad: el Magere Brug, o Puente Delgado, es tal vez uno de los puntos más fotogénicos de Ámsterdam.

Magere Brug de Ámsterdam

El Magere Brug, que une las dos riberas del río Amstel, no es tan angosto como lo dice su nombre, pero si miramos hacia su historia podremos encontrar varias versiones del por qué de su nomenclatura. Varios puentes han estado en ese lugar en los últimos tres siglos, y casi todos han portado el mismo nombre.

Además de su entorno, lo que lo hace tan llamativo es su diseño. Se trata de un puente basculante doble, con un diseño inspirado en la arquitectura neerlandesa del siglo XVII. Su arco central refleja esto, así como su estilo sobrio pero elegante.

¡En nuestro Free Tour Histórico visitaremos el Magere Brug y te contaremos su historia más al detalle!

Historia

Es cierto que el Magere Brug aparenta ser más antiguo de lo que realmente es gracias a su diseño inspirado en el antiguo estilo neerlandés. Si bien la construcción actual data de 1934, este no es el primer puente que allí fue construido. Anteriormente estaba allí el Kerkstraatbrug, construido en 1691. Este sí que era el auténtico puente estrecho.

Su estado deplorable hizo que en 1871 fuera reemplazado por otro, que duró hasta 1934 para dar paso a la construcción del puente que hoy es una de las postales de Ámsterdam.

El nuevo puente fue diseñado para parecerse a sus antecesores, incluso en aquellos detalles que hacen que parezca que sobre él han pasado siglos. La única diferencia es que se ha construido más ancho de lo que era originalmente, con el fin de que hoy podamos pasear por Ámsterdam y cruzarlo de manera más cómoda.

Curioso es que la mecanización del puente no se dio hasta 1994. Hasta entonces, el puente solo podía ser levantado mediante el trabajo manual de dos guardias que, con su propio peso, debían hacer coincidir las dos partes del puente exactamente en el medio para encastrarlas y que el puente volviera a su estado original.

Leyendas

Su nombre es bastante directo. Podría decirse que Magere Brug es más una descripción que un nombre. Su nombre (al menos una de las versiones) deriva del hecho de que era tan angosto que los peatones apenas podían cruzar uno al lado del otro. También podría ser por el hecho de que en él sólo podían cruzarse peatones delgados. Algunas personas prefieren la versión de que fueron los barqueros quienes le dieron el nombre debido a que los arcos minúsculos dificultaban el tránsito de sus barcazas.

Pero claro que el Magere Brug, como casi todas las atracciones de Ámsterdam, tiene una leyenda que pone un poquito más de misterio a su existencia.

Se dice que el nombre viene de las hermanas Mager, quienes vivían en lados opuestos del río Amstel. Cuenta la historia que fueron ellas las que mandaron construir un bonito puente de madera para poder cruzar y visitarse mutuamente. El problema es que las hermanas no tenían tanto dinero, por lo cual solo pudieron costearse un puente muy angosto.

Cruzar el Magere Brug

Es un simple puente, pero cruzarlo puede resultar más complicado de lo que parece. Es que, al estar ubicado sobre un río muy transitado, el puente abre sus dos lados de forma simultánea una vez cada 20 minutos.

Para llevarse a casa los recuerdos más bonitos de Ámsterdam, recomendamos pasar por el Magere Brug de día y de noche. Es que una vez que se va el sol el puente ilumina sus 1800 bombillas, lo cual genera un reflejo de ensueño de sus arcadas sobre el río. Sin dudas, es un escenario para los románticos.

Para obtener otra perspectiva del Magere Brug, otra alternativa son los paseos en barca por los canales de Ámsterdam. Muchos tours en barco pasan por debajo de él para permitir a los viajeros apreciar la arquitectura del puente desde las aguas.

Ubicación del Magere Brug