Países Bajos

Guia de viaje de

Ámsterdam

Mercado Albert Cuyp

Al pensar en la era dorada de la pintura neerlandesa pensamos en nombres como Rembrandt o Van Gogh, incluso Vermeer y algunos más. Albert Cuyp difícilmente se encuentre entre esos nombres. Sin embargo, este último supo hacerse un espacio entre todos estos grandes hombres con sus paisajes coloridos, que destacaban por el brillo de sus soles y ambientes mediterráneos.

Señoras preparando dulces en el Mercado Albert Cuyp de Ámsterdam

El mercado más grande de toda Holanda lleva su nombre, así como la calle en la que está ubicado en Ámsterdam. La municipalidad de la ciudad decidió establecerlo en 1905, y tenía lugar solo los sábados. Tan solo siete años después, en 1912, el mercado pasó a ser diario, salvo por los domingos, y desde entonces se convirtió en uno de los mercados diarios más grandes del país y de Europa.

Historia

El mercado Albert Cuyp ha cambiado muchísimo de apariencia a lo largo de los años. En sus comienzos, allá por los inicios del siglo XX, los mercaderes exponían sus mercancías en carros de madera, y ni siquiera estaban establecidos en un punto sino que deambulaban por el barrio De Pijp (particularmente en la calle Albert Cuyp) ofreciendo sus productos a los peatones. Muchas veces la Policía los detenía y prohibía su actividad, pero los mercaderes siguieron ofreciendo sus productos de esta manera.

La municipalidad de Ámsterdam, que ya tenía demasiado trabajo tratando de controlar a los vendedores callejeros, decidió permitir un mercado callejeros en la misma calle donde los vendedores ya se reunían, en 1905, pero solamente durante las tardes de los sábados. El mercado creció y se diversificó de tal manera que en 1912 pasó a ser un mercado diario.

La crisis de 1930 afectó al mercado, así como la Segunda Guerra Mundial, dado que gran parte de los vendedores eran judíos, a quienes se les prohibió incluso participar en mercados callejeros.

Aún así, el mercado Albert Cuyp se recompuso de las distintas épocas de crisis. Lás décadas de 1960 y 1970 fueron su época dorada, ya que su oferta se amplió hacia la mercancía importada, lo cual atrajo no solo a los vecinos de la zona sino a la gente adinerada de otros barrios. Se hizo tan popular que su popularidad aumentó, así como su tamaño, hasta convertirse en el mercado diario más grande de Europa.

Productos

No hay lo que no puedas encontrar en el mercado Albert Cuyp. Son más de 300 puestos con todo lo que te puedas imaginar. Frutas, vegetales, quesos típicos holandeses, pescados, especias, vestimentas, artículos cosméticos, recuerdos de Holanda y objetos para el hogar lo convierten en un lugar más idóneo para hacer todo tipo de compras, sobre todo porque sus precios son de los más baratos de la ciudad.

El mercado Albert Cuyp es también un buen lugar para hacer una pausa al mediodía, ya que hay puestos que ofrecen refrigerios típicos holandeses, como quesos, bocadillos, arenque ahumado y una infinidad de tipos de croquetas , las famosas Bitterballen, así como puestos con platos típicos de otros países. A sus alrededores también hay pequeños restaurantes donde sentarse a descansar y recargar energías.

Es bueno saber que, si buscas algo y no lo encuentras en el mercado Albert Cuyp, las calles que rodean a la Albert Cuyp están repletas de pequeñas tiendas de descuentos en artículos variados, como electrónica, muebles, artículos para mascotas, entre otras cosas.

Ubicación del Mercado Albert Cuyp

  • Horario

    • 9:30 a 17:00 h - Lunes a Sábado

Cómo llegar al Mercado Albert Cuyp

  • Tranvía

    • Línea 4 - Parada "Stadhouderskade"
    • Líneas 16 y 24 - Parada "Albert Cuypstraat"
    • Líneas 3 y 12 - Paradas "Ferdinand Bolstraat" o "Van Woustraat"