Francia

Guia de viaje de

París

Museo Cluny de París

Uno de los museos de París es este Museo Cluny que hoy os animamos a visitar. Hay quienes dicen que puedes viajar durante toda una vida a París y aún así no acabar de conocerla por completo, tanto son sus secretos y sus cosas por descubrir. Un tanto así ocurre con sus museos, que son tantos y con tantos tesoros que parece que siempre nos falta el último tesoro por encontrar. Para remediarlo nos gustaría que nos acompañarais a este Museo Cluny. Ya podemos tachar un tesoro de nuestra lista de cosas pendientes…

Museo Cluny de París

El Museo de Cluny, también llamado Museo Nacional de la Edad Media ya es curioso desde su ubicación, en el  palacio de los abades de Cluny y sobre las termas galo-romanas. En ambos lugares tenemos mucho por descubrir.

Si vamos a poner rumbo a la Edad Media en París podemos hacerlo por todo lo alto. ¿Por qué no asomarnos un rato a esta época? Está claro que París es la ciudad de la luz y también la ciudad desde la que podemos ir a casi cualquier instante…

  • Las termas del Museo Cluny

Las termas del Norte de Luteica tenían una superficie de 6000 m2, eran las más grandes de la ciudad y se cree que surgen entre los siglos I y II.

Entre los hallazgos  que podemos ver en las termas tenemos una sala fría, en la que se puede ver el suelo de origen y muchos más detalles de la época, unas salas calientes y la  palestra.

  • El palacio del Museo Cluny

La orden de Cluny con sede en Borgoña, tenía tres colegios ubicados en los sitios de poder y uno de ellos se encontraba en París, edificado en el siglo XIII.

El encargado de construir el palacio de Cluny en 1485, fue Jacques d’Amboise, quien además de abad de Cluny procedía de una familia de nobles de París.

El palacio de los abades de Cluny tiene un estilo gótico y la capilla se encuentra en la parte trasera, lo que permitía al abad acceder directamente al jardín de una manera más íntima.

En los muros no se encontraban los doce Apóstoles, sino que estaban las estatuas de los miembros de la familia de Jacques d’Amboise, ensalzando así el poder de su familia.

El Museo Cluny, la Edad Media en París

En el año 1832, un gran coleccionista llamado Alexandro du Sommerard, se instala en el Palacio Cluny. Con su muerte, un año después, el gobierno de Francia decide comprar el palacio y sus colecciones, con más de 1500 objetos. Además, el ayuntamiento de París cede las termas galorromanas al gobierno. Años más tarde, es el hijo de Alexandre du Sommerard, Edmon du Sommerard, el encargado de ampliar la colección, con obras tan importantes como” la rosa de oro” o la tapicería de La Dama y el Unicornio. El Museo de Cluny alberga más de 23000 piezas, aunque solo se pueden ver unas 2300 de ellas, es decir, aproximadamente tan solo el 10%. Entre las más obras más destacadas del Museo Cluny, se cuentan:

  • La rosa de oro: el Papa ofrecía el cuarto domingo de Cuaresma una rosa de oro a alguno de sus fieles. La rosa que se encuentra en el Museo de Cluny pertenecía al Conde de Neuchâtel del año 1330 y es la más antigua que se conserva.
  • Los tapices de la Dama y el Unicornio: son seis tapices que datan de finales del siglo XV y principios del siglo XVI, cada uno de ellos representa uno de los cinco sentidos y el último de ellos con la inscripción “A mi único deseo”, da lugar a muchas hipótesis.
  • Importantes objetos de guerra, caza y torneo.
  • También cobra especial importancia la casa, ya que es el centro de vida y se pueden ver objetos como monedas, vajillas, cofres, etcétera.
  • Podemos descubrir también obras hechas en madera, piedra, marfil, textiles, oro, etc.
  • Además, el Museo Cluny alberga obras de especial importancia procedentes de La Sainte Chapelle como capiteles, las estatuas de los Apóstoles, las vidrieras que se retiraron en los trabajos de restauración y el único relicario del tesoro de La Sainte Chapelle.
  • Y, por último, y no por ello menos importante, las esculturas de Notre Dame, el espejo con la figura de San Marcel y las cabezas de los reyes de Judá, que fueron descubiertas en 1977 y fue uno de los hallazgos más importantes de la capital francesa.
  • Además de todas estas obras, se puede tener el gusto de visitar las termas romanas, una de las mejores conservadas del norte de Francia.

Visitas divertidas en el Museo Cluny

Se puede visitar el Museo Cluny de diferentes formas, puede explorar el museo dirigido por oradores nacionales. De esta manera este lugar se convierte no sólo en un lugar de conciertos sino de un museo pensado para visitar con niños en París. Os lo contamos:

  • Tour de cuentos para niños: destinado para niños de 5 a 7 años, es una manera divertida de visitar el museo mediante cuentos de la Edad Media.
  • Talleres: destinados a los niños solos o con sus familias que les permiten descubrir obras del museo. Los temas de los talleres son: vidrieras, el scriptorium y la heráldica.
  • Música en el Museo Cluny: puedes disfrutar de los conciertos ofrecidos por el Centro de Música Medieval de París los domingos por la tarde y los lunes al mediodía con reserva previa, eso sí, en la página de museo.
  • Talleres: destinados a los niños solos o con sus familias que les permiten descubrir obras del museo. Los temas de los talleres son: vidrieras, el scriptorium y la heráldica.

Ubicación del Museo Quay Branly de París

Su dirección exacta es: 37 Quai Branly, 75007 Paris, Francia

  • Precio

    • General: 12 €
    • Tarifa reducida: 9 €
    • Familia numerosa: Gratis
    • Menores de 18 años: Gratis
    • Residentes UE menores de 25 años: Gratis
    • Primer Domingo de cada mes: Gratis
  • Horario

    • 10:30 a 19:00 h - Martes a Domingo
    • 10:30 a 22:00 h - Jueves

Cómo llegar

  • Metro

    • Línea 9 - Parada "Alma-Marceau"
  • RER

    • Línea C - Parada "Pont de l'Alma"
       
  • Bus

    • Líneas 42, 63, 69, 72, 80, 82, 87 y 92 - Parada "Bosquet-Rapp"