Francia

Guia de viaje de

París

Campo de Marte en París

El jardín de la dama de hierro, garantía de las mejores vistas de la Torre Eiffel, tiene nombre de dios militar y una historia tan agitada como decisiva para Francia y para Europa. El bicentenario Campo de Marte, acoge cada día en sus verdes sendas a miles de parisinos y turistas.

Vista aérea del Campo de Marte de París

Relax, descanso y la panorámica perfecta es la oferta de este Champ de Mars.  En Buendía Tours hacemos parada en esta icónica postal de la ciudad, nos acercamos a este lugar en algunas de nuestras visitas guiadas, en español, por París. Pero más allá, sin duda el Campo de Marte, es uno de los lugares en los que hay que recalar.

Historia del Campo de Marte de París

El espacio que hoy ocupa el Champs de Mars fue originalmente una explanada para el cultivo de hortalizas. Cuando el arquitecto Jacques-Ange Gabriel, en 1765, construyó la Escuela Militar de París, el lugar pasó a tener un nuevo uso: básicamente, como campo de maniobras. Precisamente su nombre, Campo de Marte, viene de esa época y es en honor a Marte, dios romano de la guerra.

El  Campo de Marte ha sido el lugar de celebración de acontecimientos muy importantes en la historia de Francia. Desde fiestas en la Revolución Francesa, con más de 300.000 asistentes, hasta la matanza de 1791, cuando más de 50 personas, exigiendo el fin de la monarquía, fueron masacrados y fusilados. Posteriormente, el 6 de junio de 1794 se celebró allí la fiesta del Ser Supremo, y en el centro de la explanada se situó el altar de la Patria.

El Campo de Marte, pasó de ser  un símbolo de la República a desaparecer tras el regreso de la monarquía en Francia. Sin embargo, en la segunda mitad del siglo XIX, recobró su importancia albergando varias Exposiciones Universales (1867, 1878 y 1889). En esa última, fue testigo del nacimiento de un símbolo universal: la Torre Eiffel y este acontecimiento sirvió para que el parque abriera definitivamente sus puertas a todos los ciudadanos.

Las Mejores Vistas de la Torre Eiffel

Los amplios espacios del Jardín de las Plantas ofrecen un perfecto despliegue de biodiversidad, ejemplo del respeto y los avances de la Ilustración francesa en el estudio de la naturaleza. Dispone de un gran número de plantas, flores, árboles y arbustos provenientes de distintos lugares del mundo y organizados rigurosamente.

El lugar no es solo una visita obligada para los amantes de las plantas, sino que también ofrece un oasis inmejorable para aquellos que desean paz y relax durante un rato. Sí, lo sabemos: ¡no todo puede ser Disneyland!

Aquí hallaremos varios espacios bien definidos, como su laberinto, las galerías o los propios jardines Como epicentro está el Museo de Historia Natural, donde encontraremos huesos de dinosaurios, plantas de todos los rincones del mundo, etc. Hay una excelente vista panorámica de 500 metros de largo que se extiende por la Gran Galería (en la place Valhubert) a orillas del Sena. Esta Galería de la Evolución, con más de 7.000 réplicas y animales disecados, introduce al visitante en la historia de la evolución de las especies. Las Galerías de Paleontología y Anatomía, con su extensa colección de fósiles y huesos de animales prehistóricos y extinguidos, y las de Mineralogía y Geología, con sus restos de meteoritos, son otros puntos destacados.

Su escuela botánica ofrece 4500 variedades de plantas y arbustos, e incluye un huerto ecológico y la “Plaza de la perspectiva”, un jardín entre dos hileras de plátanos de indias donde florecen cada año miles de bulbos. Un espectáculo precioso y el paraíso para las mariposas.

La Rosaleda, con sus centenares de especies y subespecies de rosas -170 europeas-, también es digna de ver. Y cuenta con tres invernaderos donde se resguardan plantas tropicales procedentes de México y Australia, así como un jardín de invierno Art Decó.

En lo que respecta a jardines, hay 12 en total, y no nos podemos perder el de rosas y rocas, el de las peonías –en primavera es una auténtica maravilla- y el alpino, con más de 2 mil unidades de plantas de las montañas de los Alpes y los Himalayas.

Qué podemos hacer en el Campo de Marte de París

En la actualidad, el Campo de Marte tiene 780 metros de largo y 220 de ancho, casi un kilómetro de verdor y senderos con formas geométricas que supone un marco único para uno de los mejores monumentos del mundo. Sobre ese espacio, tanto parisinos como turistas disfrutan, fotografían y pasean a su antojo. Es el mayor espacio verde de la capital francesa. Abierto tanto de día como de noche, es testigo a diario de diferentes actividades como picnics, carreras, conciertos, exposiciones o fuegos artificiales.

En él encontramos también encontramos lagunas, fuentes o incluso instalaciones deportivas, como canchas de baloncesto y parques infantiles, lo que lo convierte en una maravillosa  opción si estamos visitando París con niños. Un oasis verde que se contrapone al bello conjunto urbanístico que lo rodea, repleto de esos edificios clásicos parisinos, las boulangerie, cafeterías…

En suma, no hay escapada a París que se precie sin pasar un rato en el Campo de Marte, el lugar perfecto para relajarnos y disfrutar de la paz que también ofrece la ciudad a los pies de la Torre Eiffel. Además, desde el jardín tenemos un paseo muy ameno hasta otra zona más que interesante, la de los Inválidos, donde podemos visitar la tumba de Napoléon.

Qué podemos ver en el Campo de Marte de París

Además del absoluto espectáculo que supone la Torre Eiffel y su entorno durante el recorrido por el Campo de Marte podremos disfrutar también de la Escuela Militar, un edificio neoclásico ubicado en el extremo sureste del Campo de Marte que mandó  construir Luis XV para que sus militares estuvieran bien formados tras la Guerra de Sucesión Austriaca. Seguramente, su alumno más famoso fue Napoleón Bonaparte.

A pocos pasos de esta academia militar, también  se encuentra el controvertido Muro por la paz, un monumento del año 2.000 en forma de pabellón de cristal y acero. Está inspirado en el Muro de las lamentaciones de Jerusalén, y se repite en decenas de idiomas diferentes la palabra paz. Desde su construcción, este monumento es muy visitado por su situación y por las fotografías que se consiguen de la Torre Eiffel desde él.

Ubicación del Campo de Marte

Campo de Marte está en el VII Distrito de París, a los pies de la Torre Eiffel.

Su dirección exacta es: 2 Allée Adrienne Lecouvreur, 75007 Paris, Francia

Cómo llegar al Campo de Marte

  • Metro

    • Línea 6 - Parada "Bir-Hakeim"
    • Líneas 8 - Paradas "École Militaire"
  • RER

    • Línea - Parada "Champ de Mars"
  • Bus

    • Líneas 42, 69, 82 y 87
  • Lugares ceranos

    • El museo Quai Branly
    • El Museo del Alcantarillado
    • El Museo del Ejército
    • Los Inválidos