Francia

Guia de viaje de

Paris

Mont Saint Michel

Seguro que solo con leer su nombre, Mont Saint Michel,  te viene a la cabeza este sitio que parece sacado de un cuento. Seguro que el Mont Saint Michel, es capaz de evocar esas historias y esas vidas marcadas por las mareas, por los castillos, por las abadías.  La la realidad es que podéis visitar el Mont Sant Michel y vosotros mismo podéis levantar el telón de esas historias y de esas leyendas.

Vista aérea del Mont Saint Michel

En Buendía Tour París estamos muy contentos de poder ofreceros la “Excursión al Mont Saint Michel”. Si estáis pasando unos días en París, puede que no queráis perderos esta Maravilla de Occidente. Puede que llevéis tiempo, quizá años, dando vueltas a la opción de recorrer este mágico y único lugar. Puede que ya hace tiempo os ronde la idea de entender, desde sus murallas, como el Mont Saint Michel convive con las mareas. Tanto si la idea de ir al Mont Saint Michel venía ya de antiguo, como si se trata de una idea que acaba de aparecer mientras piensas en tu viaje a París, aquí dejamos la posibilidad de reservar esta excursión al Mont Saint Michel. En Buendía lo tenemos todo preparado… ¿te apuntas?

Como en los cuentos París tiene su propio bosque

Según nos cuenta la leyenda, al entonces obispo de Avranches, Aubert se le aparece en sueños el Arcángel San Miguel varias veces para pedirle un santuario, Aubert obedece y manda clérigos a construirlo en el año 708. En realidad el obispo parece que se resistió a la aparición y también al encargo, pues, nos continúa diciendo la leyenda, a la tercera vez que el Arcángel San Gabriel se aparece, tiene que dejar las huellas de su dedo en el cráneo Aubert. El caso es que, bien por lo irrefutable de la aparición o por el temor de represalias en la cuarta visita, el obispo decide construir el santuario.

En el año 966, una comunidad de monjes benedictinos se establece en el peñón por petición del duque de Normandía. Y esto es uno de los datos y de los hechos más trascendentales, pues esta comunidad benedictina, marcaría en buena parte la esencia de este Mont Saint Michel.

La construcción de la abadía empieza en el siglo X y durará hasta el siglo XVI. No fue fácil, como podréis comprobar durante la visita al Mont Saint Michel, levantar o construir rodeados de las condiciones en las que lo hicieron.

A finales del siglo XI, principios del siglo XII, la abadía se rebela contra los duques de Normandía y hay multitud de derrumbes.

En el siglo XII, se pone al frente de la abadía Robert de Torigni, quien manda construir nuevos edificios como: su residencia, dos torres más para la iglesia, una hospedería para los peregrinos de renombre… es una época gloriosa para el monasterio.

En el siglo XIII, Normandía es reclamada por el inglés Juan sin Tierra, pero finalmente, es Felipe Augusto quien lo recupera y construye un nuevo monasterio gótico, es conocido como “Merveille”, la Maravilla, en español, además de dos espacios góticos como son el claustro y el refectorio.

En el siglo XIV no es bueno para la abadía, la torre norte de la fachada se derrumba, además la peste negra reduce el número de monjes y comienza la Guerra de los Cien años que gracias a construcciones militares de las murallas y las mareas permiten resistir a un asedio que dura treinta años.

En el siglo XV es el momento de reconstruir el coro romántico del Mont Saint Michel, que será de estilo gótico.

En el siglo XVII solamente quedan dieciséis monjes, de la comunidad benedictina, en la abadía.

El Mont Saint Michel se convierte en una prisión en el siglo XIX, hay trabajos forzados para hombres y mujeres y correccional para 80 niños, todas las aberturas cuentan con barrotes y la mayoría de los espacios, incluida la iglesia se transforman en dormitorios o talleres.

El Monte tiene más de 700 prisioneros y de 1820 a 1830, en una década hay más de 400 muertes, principalmente por tuberculosis. Víctor Hugo visita en 1836 el Monte y sale realmente asqueado. Finalmente, Napoleón III cierra la prisión en la que se había convertido en Mont Saint Michel, en el año 1863. En el momento del cierre, por esa cárcel, han pasado unos 14.000 reclusos durante este siglo XIX.

Las restauraciones y las modificaciones del Mont Saint Michel, son constantes. Pero entre todo, aún hay dos momentos de esplendor. En el año 1874 en Mont Saint Michel es declarado Monumento Hitórico. Y casi un siglo después, en el año 1979, al Mont Saint Michel le llega la calificación de Patrimonio Mundial de la Humanidad por la UNESCO.

Toda esta historia, y muchas de sus historias, las podréis descubrir de primera mano, recorriendo las empedradas calles de Mont Saint Michel. Hasta aquí nos acercamos en Buendía Tours con nuestra “Excursión al Mont Saint Michel”, es un lugar único en el mundo, que os invitamos a conocer con nosotros.

El Mont Saint Michel en la actualidad

La abadía de Saint-Michel se divide en dos partes: la iglesia abacial y la “Merveille”, zona donde vivían los monjes.

  • La Abadía de Saint Michel  y las capillas adyacentes:
  • La iglesia, la nueva iglesia tiene tres criptas, la capilla de Trente-Cierges, en la zona norte, la cripta del coro, en la zona este y la Capilla de Saint-Martin en la zona sur.
  • Notre-Dame sous-Terre, fue descubierta durante unas excavaciones a finales del siglo XIX y principios del siglo XX, cuando fue restaurada. Tiene una arquitectura prerrománica.
  • La Merveille: integra el claustro, el refectorio, la sala de trabajo y del capellán. El claustro estaba destinado para la meditación de los monjes, en el centro tiene un jardín medieval del año 1966.

Las mareas de Saint Michel

La bahía del Mont Saint-Michel nos deja el espectáculo de las mareas más grandes de Europa.

Las grandes mareas tienen lugar por la acción de los cuerpos celestes, principalmente el sol y la luna. Si se encuentran en línea con la tierra, la atracción se multiplica y las mareas son más altas. Pero si el sol y la luna forman un ángulo recto, la atracción es menor y las mareas son más bajas.

Las grandes mareas tienen lugar 6 ó 7 veces al año, entre 36 y 48 horas después de las lunas llenas y nuevas, el Mont Saint-Michel se convierte en una isla. ¿Mágico? Quizá esta sea sólo una de las razones para que este lugar de cuento reciba más de dos millones y medio de visitantes al año. ¿Te animas a hacerlo con Buendía?

En este enlace puedes consultar las mareas del Mont Saint Michel. Es uno de los aspectos más importantes y a tener más en cuenta si estáis pensado en hacer una visita al Mont Saint Michel.

Ubicación del Mont Saint Michel

Su dirección exacta es: 50170 Mont Saint-Michel, Francia