Francia

Guia de viaje de

Paris

La Capilla Expiatoria

París es mejor que un sueño. Es cierto, es real. París es mejor que un sueño porque París al despertar, continua intacta,no se disipa ni se desdibuja. De hecho, es después de soñar cuando la dulce sensación del sueño, mejora. ¡Qué hermosa paradoja es París!, que nos reclama con los ojos bien abiertos para poder contemplar el sueño. Uno de los lugares qué ver en Paris.

Interior de la Capilla Expiatoria

Uno de los lugares que tenemos que contemplar con los ojos bien abiertos es la Capilla Expiartoria de Luis XVIII. No, no es que París pida perdón, de hecho estamos bastante seguros que la ciudad no tiene pendiente ningún pecado por expiar. Pero París, la ciudad que se sueña con los ojos abiertos, concede lugares para que las historias se reconcilien, o al menos, para que los personajes traten de reconciliar la historia. Tarea difícil sin duda. De eso va la capilla expiatoria que hoy vamos a visitar, del intento de un personaje, Luis XVIII, de volver a armar el puzzle destrozado, de devolver el lustre a los protagonistas deslucidos, de exigir sitio para los destronados. Así que la visita a la capilla expiatoria, si amais la historia en general, o sois curiosos de la historia y los capítulos más emblemáticos de Francia en particular, es un lugar que no querréis ni podréis dejar pasar. Vamos a otra Francia, vamos a otro tiempo, vamos a entrar en la capilla expiatoria...

Historia de la Capilla Expiatoria

En el año 1793 el rey Luis XVI es ejecutado en el fragor de la Revolución Francesa. Ese mismo año, su mujer, María Antonieta, es puesta a disposición de un Tribunal Revolucionario y llevada a renglón seguido a la prisión de la Conciergerie, el 16 de Octubre de ese año en curso será guillotinada. En aquél momento esto suponía el fin de la monarquía y la implantación de aquellos valores en nombre de los cuales se desató una de las revoluciones que, sin duda, habría de cambiar el mundo. Pero fue el fin en aquel momento, años después el hermano del rey, Luis XVIII vuelve a subir al trono y emprende la tares de devolver el honor a aquellos que, no sólo habían sido asesinados, sino que había sido desposeídos de todo su linaje, de todo su honor, habían, en definitiva muerto sin ser quienen se suponían que debían ser, los reyes de Francia. Luis XVI y María Antonieta no podían caer en el olvido, no si el nuevo rey lo podía evitar. Y así decide levantar la capilla de la expiación, en el lugar en el que el rey había sido enterrado, con las manos atadas, con la cabeza entre las piernas y con los ojos abiertos, en el mismo lugar en el que meses después había sido enterrada su esposa.

De esta manera se restauraba la monarquía y se restauraba en el lugar en el que 3000 victimas de la revolución había recibido sepultura, el cementerio de la Madeleine. El rey lleva a cabo su tarea no solo levantando este monumento, sino llevando los cadaveres de su hermano y de su cuñada a la Basílica de Saint Denise, lugar que se entendía era el reservado a la familia real, ningún cementerio, ninguna fosa común...

Fascinante la historia que se encierra en el lugar. Peor vamos a continuar un poco más... Descubre la historia de la ciudad en nuestro Free Tour Paris.

Arquitectura de la Capilla Expiatoria

Esta capilla es obra del afamado arquitecto Pierre-Francois Leonard Fontaine. Las obras de este edificio se iniciaron en el año 1815 pero no verían el fin hasta el año 1826.

Clasificado como un monumento histórico, es uno de los rastros que el estilo clásico tardío dejó por las calles y las esquinas de París. Esta arquitectura nos recuerda a la manera de una necrópolis grecorromana. En su centro podemos ver una cúpula con rosetones, cúpula que además, es la que permite la entrada de la luz al interior.

Descubre todas actividades que tenemos en París

Ver actividades

En la capilla, formando parte del conjunto arquitectónico, se levanta también un patio de honor, y en este patio de honor podemos apreciar la existencia de unas tumbas (cenotafios, bien llamados) que rinden homenaje a los miembros de la guardia siuza que perdieron la vida en el año 1792, mientras transcurría el secuestro del rey. Luis XVIII decidió así investir de gloria a todo y a todos aquellos que rodearon al final de su hermano.

Interior de la Capilla Expiatoria de París

El conjunto de la capilla, tanto en el interior como en el exterior, es sobrio, sin duda alguna sobrio, y con esa sobriedad solo se atreve a combatir ella historia.

Como no podía ser de otra manera, los protagonistas son los desafortunados habitantes de esta morada son los reyes y a ellos, en forma de estatua, nos encontraremos al entrar al interior de este lugar. La estatua del rey “Luis XVI a quien un ángel muestra el cielo”, es obra de Francois-Joseph Barrio y la de la reina “María Antonieta conformada por la religión” es de Jean-Pierre Cortot. Ambas son de mármol blanco y en ambas está inscrito a los pies el testamento de la pareja.

Otro de los lugares a recorrer es la cripta. A ella descenderemos por unas escaleras colocadas detrás de las referidas estatuas. Las criptas parece que están siempre llamadas a guardar episodios más bien lúgubres, impactantes, casi siempre sangrientas, la cripta de esta capilla...también es de estas!. En altar blanco y negro del lugar marca donde los cadáveres fueron encontrados.

Ubicación de la Capilla Expiatoria de París

La capilla expiatoria se localiza en la plaza Luis XVI. Ubicada en el distrito 8, “Champs-Elysèes/Louvre”

Su dirección exacta es: Chapelle Expiatoire 29, rue Pasquier 75008, París.

  • Horario

    • 10:00 a 12:3013:30 a 17:00 h - Martes, jueves, viernes y sábados
    • El resto de días sólo visitas de grupos con reserva
  • Precio

    • General: 6 €
    • Tarifa reducida: 5 €

Cómo llegar a la Capilla Expiatoria de París

A pesar de que los monumentos no es uno de los más buscados, es bastante sencillos acercarnos a él utilizando el transporte público, siempre que hayamos descartado la opción de acercarnos a pie aprovenchando las jornadas en la ciudad. Las opciones que se

  • Metro

    • Líneas 3, 12, 13 y 14 - Parada “Saint-Lazare
    • Líneas 3 y 13 - Parada “Saint-Agustin
    • Líneas 3 y 9 - Parada “Havre-Caumartin
    • Líneas 8, 12 y 14 - Parada “Madeleine
       
  • Bus

    • Líneas 32, 43, 49, 84 y 94