Países Bajos

Guia de viaje de

Ámsterdam

Mercado Waterlooplein

Los mercados de Ámsterdam son un punto ineludible en cualquier visita a la capital de Holanda. Souvenirs, recuerdos, artesanías, ropa de ayer y de hoy, discos y libros vintage... La oferta es amplia y para todos los gustos.

Si hablamos del mercado de Waterlooplein, en el centro de la ciudad y muy cerca del  Barrio Rojo, entonces hablamos del mercado de pulgas más antiguo y famoso de Ámsterdam, y sin duda uno de los planes de la ciudad que hoy os queremos contar desde Buendía Tours.

La historia del Mercado de Waterlooplein

Puesto en el Mercado Waterlooplein de Ámsterdam

Waterlooplein se creó en 1882 y se denominó así en honor a la Batalla de Waterloo celebrada en 1815. Se convirtió en sede de un mercado una década después de su creación, cuando el gobierno de ciudad decidió que los mercaderes judíos de las cercanas calles de Jodenbreestraat y Sint Antoniebreestraat trasladaran sus puestos a esta plaza. Y es que la actual Waterlooplein fue una vez el centro del antiguo barrio judío de Ámsterdam. Estos judíos que habían llegado en el siglo XVII a la ciudad, no podían tener una tienda, solo podían dedicarse al comercio en la calle.

Así, desde 1893 hasta 1941 fue conocido como un mercado judío y fue el mercado más grande y más importante de toda la urbe holandesa. Sin embargo, en la II Guerra Mundial el mercado se cerró ante el desalojo que sufrió toda esa zona por la invasión nazi. Tras el fin de la guerra, se abrió de nuevo y pasó a ser uno de los mejores mercados de Ámsterdam.

Qué hacer en el Mercado de Waterlooplein

Con más de 100 años a sus espaldas, el de Waterlooplein es el mercado más antiguo de la ciudad y quizá el más visitado por los turistas. Está compuesto por más de 300 puestos y destaca especialmente por sus centenares de objetos, utensilios, etc. antiguos y de segunda mano. Libros antiguos, muebles, baratijas, souvenirs, gafas de sol, discos usados… La lista es infinita y siempre nos acaba sorprendiendo. Su parte textil, con mucha ropa vintage y de segunda mano, es uno de sus fuertes, al igual que las bicicletas y sus accesorios.

Es toda una incitación a rebuscar y rebuscar, con precios para todos los bolsillos, de ahí que este mercadillo de pulgas sea especialmente célebre entre los más jóvenes. A diferencia de otros mercados de Ámsterdam, sus miles de visitantes que pasean entre sus estrechas calles sí pueden intentar negociar el precio.

Tocará buscar bien, porque suele esconder gangas. Podríamos decir que es casi imposible que encuentres cosas como copias firmadas de Hemingway o una guitarra de John Lennon (según la página web oficial del espacio)… pero en estos sitios nunca se sabe.

En este lugar tan histórico como ‘trendy’ en nuestros días también podemos disfrutar de comida y productos locales, pues hay diversiones camiones de patatas fritas y otros puestos griegos, italianos o libaneses. Alrededor, pequeños cafés nos permiten descansar del bullicio de las compras.

Y, eso sí, una advertencia: al ser tan concurrido, pon tus cosas personales a salvo y siempre con un ojo encima. Aunque no es lo habitual, suele haber carteristas esperando la oportunidad.

Ubicación del Mercado Waterlooplein

  • Horario

    • 9:30 a 18:00 h - Lunes a Sábado

Cómo llegar al Mercado Dapper