Países Bajos

Guia de viaje de

Ámsterdam

Qué hacer los días de lluvia en Ámsterdam

Quienes han estado en Países Bajos habrán comprobado que la lluvia es un visitante frecuente de estas tierras. Tan común es que existen decenas de palabras en neerlandés para explicar los distintos tipos de lluvia que existen. Desde las lloviznas más leves hasta las tormentas más fuertes. El viento tampoco es extraño, ya que, como su nombre lo indica, es un área llana.

Esto no es impedimento para disfrutar de su visita a Ámsterdam, ya que es una ciudad que tiene actividades bajo techo suficientes como para salvar una semana. Estas son algunas de nuestras favoritas.

Paseo en Barco

Barco turístico por los canales de Ámsterdam

Un paseo por los canales de Ámsterdam bajo lluvia. ¿Se puede pedir algo más típico? Los paseos en barco suelen durar aproximadamente una hora, y contienen audioguías para ir conociendo la historia de uno de los íconos más reconocidos de la ciudad. Los barcos suelen tener áreas techadas, por lo cual también pueden servir en los días de lluvia.

Cine

Instituto EYE de cine en Ámsterdam

Y no en cualquier cine. El instituto EYE de cine no solo ofrece proyecciones en este ejemplo indiscutible del arte postmoderna, sino que también contiene exposiciones permanentes y temporales relacionadas con la historia y la técnica del séptimo arte. El edificio en sí es impresionante, y el café dispuesto en terrazas (techadas) con una vista privilegiada sobre el río Ij son suficientes para salvar una tarde lluviosa.

De Hallen

Entrada al De Hallen en Ámsterdam

Esta es para los sibaritas y las almas artistas. De Hallen es un paseo de compras que combina boutiques, galerías, un cine, una librería y un espectacular patio de comidas con una oferta que comprende desde salchichas hasta sushi. Localizado dentro de un antiguo depósito de tranvías, De Hallen también ofrece un guiño al pasado industrial de Ámsterdam.

Rijksmuseum

Rijksmuseum en Ámsterdam

Claro que depende de los gustos e intereses de cada uno, pero un favorito de Ámsterdam para los que buscan un paseo por la Era Dorada de los Países Bajos es el Rijksmuseum. No solo porque es el más antiguo y el más grande, sino también porque es el más variado. En un solo lugar podrá ver piezas de Vermeer, Rembrandt y Van Gogh, entre otros gigantes del arte neerlandés. Entre las piezas más veneradas están La Ronda Nocturna de Rembrandt, La lechera de Vermeer y un autorretrato de Van Gogh, entre varias exposiciones temporales.

Bares

Bar de Ámsterdam decorado con luces

Si hay algo que no falta en Ámsterdam son bares. Ya sea para un café o para una cerveza, siempre hay opciones para sentarse y relajarse en alguna terraza techada. En particular las cervezas holandesas destacan por su gran variedad (más allá de las marcas industriales más renombradas), y eso sin mencionar la gran cantidad de cervezas belgas que se pueden encontrar gracias a la cercanía de Países Bajos con Bélgica.