Portugal

Guia de viaje de

Lisboa

Tranvía 28

Si en vuestro viaje a Lisboa solo pudierais hacer una cosa, la solución está muy clara:el recorrido del tranvía 28, que conecta Martim Moniz con Campo Ourique y atraviesa varios de los mejores barrios de Lisboa.

Tranvía 28 de Lisboa

Lisboa es una ciudad pensada, entre otras muchas cosas, para pasearla, para recorrer sus calles y subir sus cuestas una y otra vez dándonos cuenta, en cada trayecto, de todas las buenas razones que hay para ir a Lisboa. El Tranvía 28, el clásico vagón amarillo de la ciudad, es uno de nuestros mejores aliados en la tarea, no solo porque nos muestra algunos de los lugares más importantes de Lisboa sino porque nos permitirá disfrutar de algunas de las mejores vistas de la ciudad.

En Lisboa hay que viajar en Tranvía, en el Tranvía 28

Una de las cosas que hay que hacer en Lisboa es viajar en alguno de sus tranvías, y el 28 es el más famoso y el más querido por los lisboetas. Con el característico color amarillo de su pequeño vagón, estos elegantes y centenarios carricoches remodelados no son solo un medio de transporte coqueto y pintoresco, sino que además prestan un servicio imprescindible a la ciudad, llegando a lugares a los que no llega el metro, por ejemplo, el barrio de Belem.

A los “eléctricos”, como son conocidos en Portugal, los veréis en imanes, azulejos y cualquier souvenir que os podáis imaginar. Hoy, desde Buendía Tours, no solo os queremos animar a un viaje en uno de ellos, os queremos contar lo mejor acerca del Tranvía 28. 

Qué recorrido hace el Tranvía 28

El tranvía 28 de Lisboa completa cada día una trayectoria circular en dos direcciones:

Martim Moniz – Graça – Portas do Sol – Se Cathedral – Rua Conceição (sur de Baixa) – Chiado – Sao Bento – Estrela - Campo Ourique.

El trayecto completo dura unos 40 minutos y va desde el parque Martim Moniz a la estación Campo Ourique. Es decir, desde el Castillo de San Jorge hasta el Barrio Alto. Eso sí, para llegar al famoso castillo hay que subir antes una empinada cuesta.

Qué podemos ver desde el Tranvía 28

Además de por sus famosos barrios, la ruta de este tranvía nos permite ver parte de los monumentos más importantes de Lisboa. Entre ellos:

  • Panteón Nacional
  • La Sé - Catedral
  • Mirador Portas do Sol
  • Castillo de San Jorge
  • Catedral de Sé
  • Mirador de Santa Luzia
  • Plaza del Comercio
  • Iglesias de Santo Antonio, Madalena o Nossa Senhora da Oliveira
  • Plaza Luis de Camoes
  • Palacio y Jardim Sao Bento
  • Basílica y Jardim da Estrela

La Mejor manera de viajar en el Tranvía 28 de Lisboa

Si queréis ir de pie y no ir como una sardina en lata, lo mejor es subirse en Martim Moniz o Campo Ourique, entre las 10:00 y las 18:00 horas o bien a primera y/o última hora del día. Evitar las horas punta, sobre todo en verano y los fines de semana, es primordial.

Es altamente recomendable hacer el recorrido entero que nos permite unas vistas de Lisboa como desde ningún otro sitio.

Eso sí, tan famoso como el tranvía 28 son sus carteristas. Los carteles que alertan y avisan sobre los cuidados en este sentido, son constantes. Por lo que os aconsejamos que no los desatendáis y viajad todo el trayecto con cuidado sobre mochilas, carteras, cámaras y demás objetos.

  • Horario

    • 5:40 a 21:15 h - Lunes a Viernes
    • 5:40 a 22:30 h - Sábado
    • 6:45 a 22:30 h - Domingo y Festivos
  • Precio

    General: 3 €

    Tarjeta 7 Colinas o Lisboa Viva: 0,50 € + 1,50 €/viaje

    Ilimitado*: 6,40 €

    *Incluye Tranvía, Metro, Bus, Elevador de Santa Justa y da Glória