Guia de viaje de

Lisboa

Lisboa

Buendía Tours os presenta vuestro mejor viaje a Lisboa. La visita del Puente da Gama o la excursión a la Torre de Belém son imprescindibles, pero también hay muchas otras cosas que quizás no conocíais. ¿Queréis saber cuáles son?

Con esta guía de Buendía podrás saber todo lo necesario para viajar a Lisboa. Desde sus números de emergencia, por si pasa algo, hasta sitios donde comer o dónde tomar algo. También te recomendaremos las mejores vistas de Lisboa. Pero si además, quieres saber qué ver en Lisboa, tendrás que entrar en nuestra otra guía. ¡Empezamos!

Información Práctica

  • Población: 552.900 habitantes
  • Superficie: 100.05 km²
  • Alcalde: Carlos Moedas
  • Idioma oficial: Portugués
  • Moneda: Euro
  • Patrimonio de la Humanidad: Torre de Belém y el Monasterio de los Jerónimos

Buendía Tours os ayuda para que no tengáis ningún tipo de problema en vuestro viaje a Lisboa con esta Información práctica.

Lisboa Guía viaje Buendía Tours

Transporte

Pese a que Lisboa es una ciudad bastante accesible y a la mayoría de los sitios podemos ir andando, hay muchos sistemas de transporte lisboetas que debemos conocer por si necesitáramos usarlos en nuestro viaje. 

  • Tranvía: lo podremos emplear para llegar a Alfama o a Belém. Su billete cuesta 2,90. 
  • Ferry: Estos ferris cruzan el Tajo. Nos servirán para ir de Belém a Trafaria por solo 1,30 euros. 
  • Elevadores: el más famoso es el de Santa Justa. Luego hay ascensores y funiculares diagonales. 
  • Autobús: serán muy útiles si no nos pilla otro transporte cercano. Cuenta con una red de 88 líneas para poder llegar a casi todos los sitios de Lisboa.
  • Tren: Los trenes en Lisboa son de cercanías y nos servirán para ir a Sintra o Cascais, entre otros. 
  • Metro: cuatro líneas y 56 estaciones. Con la línea roja podremos ir del aeropuerto al centro de Lisboa. La línea verde va por la zona de baixa y la amarilla y la azul andan por las afueras de Lisboa. El billete cuesta 1,50. 

Alojamiento    

El alojamiento en Lisboa se distribuye por barrios y no son pocos. Así que vamos a conocer dónde alojarse en Lisboa:

  • La Baixa es el barrio más céntrico y, por tanto, el más caro. Además, en este barrio se alojan la mayoría de los locales de ocio nocturno por lo que tendréis que tenerlo también en cuenta a la hora de escoger este barrio. La noche media aquí cuesta desde los 80 euros hasta los 100. 
  • El chiado situado al lado de la baixa, es un barrio bohemio que no ha perdido su esencia a pesar de haberse convertido en uno de los más comerciales. En este barrio se encuentra el elevador de Santa Justa aunque su oferta de hoteles no es muy elevada. 
  • El Barrio alto ya se encuentra más alejado del centro, además de noche también hay ocio nocturno. Muy cercano al chiado podremos encontrar hoteles desde los 100 euros la noche.
  • Alfama aunque no está situado en el centro guarda muchos monumentos imprescindibles que visitar como la catedral de Sé o el castillo de San Jorge. Alojarse aquí costará una media de 80 euros la noche.
  • Belém es el barrio más alejado de todo el centro. Sin embargo, aquí podremos visitar la Torre de Belém, el puente vasco da gama y el parque de las naciones. Desde 60 euros ya podemos encontrar algún hotel. 
Lisboa Guía viaje Buendía Tours

Aeropuertos    

El aeropuerto de Lisboa es el mayor de Portugal y uno de los mayores del sur de Europa. Tiene dos terminales, la primera más dedicada a la compañía propia del país: TAP air Portugal y la segunda dedicada a vuelos más comerciales con compañías como EasyJet o Ryanair. 

Tiempo    

En cuanto al tiempo, Lisboa tiene suaves temperaturas en general. Primavera y otoño serán las mejores épocas para conocer la capital de Portugal: ni excesivo calor, ni excesivas lluvias. Invierno si es más lluvioso aunque casi nunca se baja por debajo de los 0º y los veranos son calurosos pero tampoco se suele subir por encima de los 30º. 

Hora    

La hora en Portugal sí cambia. Es una hora menos que en España porque están sumidos al horario de Europa Occidental, al igual que ocurre con Canarias. 

Horarios comerciales    

Cada grupo de establecimientos lleva su propio horario comercial lisboeta, por eso necesitaremos saber qué horarios manejan allí para habituarnos a ellos desde el principio. 

  • En museos, por lo general, cierran los lunes y el resto de la semana abren de 10 h a 18 h. 
  • En restaurantes varía un poco el horario aunque la media está para las comidas de 12:00 a 15:00 y para las cenas de 19:00 a 23:00, también hay bares que cierran a las 00 h de la noche o a las 16 h de la tarde, todo es buscar. 
  • Tiendas: Las tiendas tienen horario ininterrumpido de 10 a 19 h aproximadamente. 
     

Mirador en Lisboa Buendía Tours

Festivos al año

  • Madre de Dios- 1 de enero
  • Martes de carnaval
  • Semana Santa
  • Día de la Libertad: 25 de abril
  • Fiesta del Trabajo: 1 de mayo
  • Día del Corpus Christi
  • Día de Portugal: 10 de junio
  • Día de San Antonio: 13 de junio
  • Asunción de Nuestra Señora: 15 de agosto
  • Implantación de la República: 5 de octubre
  • Todos los Santos: 1 de noviembre
  • Restauración de la independencia: 1 de diciembre
  • Inmaculada Concepción: 8 de diciembre
  • Navidad: 25 de diciembre

Precios

Por lo general, los precios de Lisboa se podrían equiparar a España y son bajos respecto a otras capitales europeas. 

  • Menú del día 10 euros por persona
  • Desayuno 3 euros
  • Cerveza 2 euros
  • Café 1,50
  • Agua 1,50 

Números de emergencia    

  • Policía: 21 358 83 00
  • Bomberos: 21 342 22 22/ 21 392 47 00
  • Número europeo de emergencia: 112
  • Consulado de España: 351 21 322 0500

Historia de Lisboa

La historia no tiene claro si fueron los griegos o los fenicios quien fundaron Lisboa y la llamaron Olissipo. A ellos se les sumaron también los cartaginenses ansiados por alcanzar el poder del comercio marítimo que Lisboa ofrecía.

Tras las guerras púnicas llegaron los romanos e integraron Lisboa dentro de Lusitania. El imperio romano no tardó en caer y fueron los musulmanes quienes los relevaron. De esta época aún encontramos marcas suyas en las calles del barrio de Alfama y en el Castillo de San Jorge. 

Alfonso I de Portugal llegó al poder en 1147 y expulsó a todos los musulmanes. Mandó construir la Catedral Sé debajo del Castillo para rememorar su repulsa al mundo del islam. Ya con Alfonso III y su hijo Dinis, Lisboa vio crecer exponencialmente su comercio y su riqueza, hasta se construyó la primera universidad. Tras esto, Enrique II de Castilla saqueó Lisboa y Fernando I mandó construir una muralla alrededor de la ciudad para evitar más problemas. Sin embargo, la peste negra llegó y con ella el declive de Lisboa. 

Todo se solucionó con la Era de los Descubrimientos y Colón. Lisboa volvía a vivir su etapa dorada y esto se vio reflejado en la construcción de la Torre de Belém y el monasterio de los Jerónimos. Lisboa estaba creciendo tanto que se necesitaban nuevas zonas, y es aquí cuando nació el Barrio Alto. 

Mirador en Lisboa Buendía Tours

No obstante, el esplendor volvió a apagarse en Lisboa cuando llegó la inquisición y las ejecuciones a sus calles. Tras distintas batallas por el poder de Lisboa, la ciudad se convirtió en una capital de provincia que dependía de Madrid. 

Ya en 1640, los portugueses recuperaron el poder sobre Lisboa con el mandato de Juan IV. Con el descubrimiento del oro en Brasil, la difícil situación económica de la ciudad se encauzó, aunque se comenzaron a construir diversos edificios y Lisboa volvió a caer en la ruina, tanto es así que en el siglo XVIII Lisboa llegó a ser una de las ciudades más pobres y sucias de todo Europa. 

La historia no acababa de mejorar para Lisboa, 1755 es conocido como el año de la catástrofe para la ciudad debido al terremoto. Surge entonces la figura del Marqués de Pombal que empieza a reconstruir la ciudad cuando Napoleón invade Portugal. Tras pasar Lisboa a manos de Río de Janeiro y dejar todas las obras a medias, ya en el siglo XX empieza el verdadero renacimiento de Lisboa, aunque con importantes sucesos como la dictadura y la revolución de los claveles. Después de la revolución, Lisboa comenzó a formar parte de la Comunidad Europea y a partir de ahí se convirtió en el ejemplo de ciudad que es hoy para muchas otras.