Portugal

Guia de viaje de

Lisboa

Lisboa

¿Qué os parecería una guía de Lisboa que hablara de lugares y planes, de planes alternativos y de actividades recomendables para los niños? Una guía que no se olvidara de las mejores recomendaciones para disfrutar vuestros días en la ciudad y que tuviera también tiempo y espacio para proponer visitas por los alrededores.

Pues eso, en esencia, es lo que hemos intentado reunir aquí. Hemos pensado en la guía de la ciudad que nos gustaría tener y creemos que, ¡al fin! la tenemos. No sólo reunimos los lugares esenciales de Lisboa, hemos hecho una recopilación de los planes que la ciudad nos ofrece para que la vivamos al mismo tiempo que la vemos.

Viajar a Lisboa

Lisboa es una de esas ciudades que, aunque la hayamos visto solo una vez, no se nos olvidará nunca. Será por la luz que parece tener siempre, o por su alegría desbordante. Serán sus barrios llenos de color, el sonido de su fado o el sabor de su plato estrella: el bacalao.

Hemos querido organizar los días en la ciudad teniendo en cuenta los lugares que hay que ver en Lisboa, las actividades que hay que hacer -¿cómo abandonar la ciudad, por ejemplo, sin subir en uno de sus famosos funiculares?- y los mejores planes, los turísticos y los que disfrutan los lisboetas.

El Mejor viaje a Lisboa

Si vamos a viajar a Lisboa, hay que disfrutar Lisboa. Eso pensaron los expertos locales que elaboraron esta guía de Lisboa y que la mantienen en constante evolución. En una escapada a Lisboa hay que buscar el momento por ejemplo, para disfrutar de las mejores vistas de la ciudad o para encontrar los lugares más autóctonos para disfrutar de alguna de sus deliciosas recetas de bacalao, ¿sabéis que dicen que tienen 365 maneras de prepararlo?

Pues para que no os perdáis nada, aquí podréis encontrar las recomendaciones que os indicarán dónde dormir en Lisboa, las que os permitirán conocer la gastronomía portuguesa y, por supuesto, los lugares que nos os podéis perder. Toda Lisboa a vuestro alcance, eso sí nada iguala la maravilla de perderse por sus calles.