Portugal

Guia de viaje de

Lisboa

Parque de las Naciones

Desde Buendía nos gusta llegar a nuestros viajeros,a nuestros amigos, desde cualquier frente posible y las letras se nos antojan una maravillosa manera de hacerlo, o de intentarlo al menos.

A través de éstas os podemos hablar de la fascinación que sentimos por lo que vemos y recorremos y también gracias a ellas podemos llevar a vuestros hogares pedacitos de rincones como Lisboa. Acotando la fascinación de la que os hablábamos, vamos a centrarnos en los barrios de Lisboa. Unos barrios estos que en la ciudad lusa funcionan como cofres en los que depositar las auténticas joyas a mimar: sus habitantes, sus costumbre y su misma esencia. Los barrios de Lisboa configuraron la capital y son los caminos y rincones por los que transcurre la misma vida. El Parque de las Naciones, que hoy centra nuestra atención y empuja nuestras letras, es uno de los barrios que os queremos presentar, os queremos acercar y queremos animaros a conocer.

Vista aérea del Parque de las Naciones de Lisboa

El Parque de las Naciones rompe con la Lisboa histórica, tradicional y bohemia que pueden ir dibujando otros barrios y enluce la cara moderna, científica, ociosa, innovadora y divertida de la ciudad. Un lugar para pasar en familia y para divertirse en cualquiera de las opcioes que nos brinda. Aquí no hay monumentos ni pasajes históricos cargados de audaces y valerosas hazañas Pero hay vida más allá del pasado y, como ya os dijimos, y probablemente os repitamos, Lisboa es pura vida.

El Parque de las Naciones llegó con la Exposición de 1998, se quedó por aquel entonces y ahora somos nosotros los que podemos rumbo a el...vámonos!

Breve historia del Parque de las Naciones

Algo alejado del centro de la ciudad, pero no os preocupéis, no mucho, es posible que su historia se configure al margen de la ciudad, pues el Parque de las Naciones es uno de los puntos de Lisboa con una escencia única en el origen, en el sentido y en el tiempo. No hay decisiones reales, construcciones históricas entroncadas con la población ni fechas históricas determinantes...no al estilo de la “vieja” Lisboa, pero esto no quiere decir que no haya sobrevolando sobre el barrio capítulos para contar...

La zona de Lisboa que hoy conocemos como Parque de las Naciones fue en los años 90 un área industrial. Fue poco a poco sufriendo una transformación y fue dejando atrás el sentido industrial para centrarse en un concepto más empresarial, más turístico y más de ocio para estos mismos turistas y también para los propios habitantes de la ciudad. Fue, podemos decir, el último barrio en asentarse y fue acogido casi con alivio, pues aparte de todo lo que podía sumar a la oferta ya existente, vino (al más puro estilo del séptimo de caballería) a liberar un poco todo lo que se concentraba en los diferentes lugares. Además enseguida ganó peso en la ciudad pues en el año 1998 fue la sede de la Exposición Mundial. La Expo del 98 recibió al mundo bajo el nombre “Los océanos” y por ello la arquitectura del lugar es de una clara inspiración marítima y marina y, como veremos a continuación , son ambos temas parte esencial del complejo.

Qué ver en el Parque de las Naciones

Los restos de la Expo del 98 aún sigue muy presente en el Parque de las Naciones. Las banderas de los 155 países que en ella participaron, aún ondean y además, son varios los pabellones originales de la Expo que siguen igual y que convivien con otros que se han transformado para dar cobertura a las nuevas funciones y finalidades.

Todo lo que ver en el Parque de las Naciones y todo lo que hacer en el Parque de las Naciones, está en clara dirección a pasar un día en familia pues los más pequeños de la casa encontrarán numerosas actividades que entretendrán su día y su viaje. Entre estas cosas para ver y para hacer destacamos:

Descubre todas nuestros tours por Lisboa

Ver actividades

Desde la Torre Vasco de Gama, desde sus 145 metros de altura, huelga decir que hay unas vistas impresionantes de la ciudad de Lisboa. La levantó, con ocasión de la Exposición, Regino Cruz y le dio la forma de vela que vemos en honor y homenaje de los descubrimientos que en el siglo XV llevaron a cabo los portugueses. En esta Torre hay un mirador de 360º y un teleférico que une la Torre con el Oceanario.

Uno de los lugares más buscados del parque de las naciones, imprenscindible y fundamental si organizamos un viaje a Lisboa con niños, es su Oceanarioel mayor acuario interior de Europa. Podremos difrutar de mas de 450 especies en sus cinco tanques. Abre todos los días desde las 10.00 hasta las 19.00 y en verano abre una hora más, hasta las 20.00.

En el parque de las Naciones también podremos descansar y pasear por sus zonas verdes: el Jardín García de Orta, el Jardín de las Olas y el Parque Tejo. Y podremos disfrutar y descansar igualmente aprovechando la oferta de bares y restaurantes pensados para redondear una jornada perfecta en esta parte de la ciudad.

Ubicación del Parque de las Naciones

Su dirección exacta es: Parque de las Naciones

Cómo llegar al Parque de las Naciones

Al estar algo lejos del centro de la ciudad por donde, previsiblemente, transcurrirá la mayor parte del viaje, las mejores opciones que se nos presentan son utilizar el transporte público. Asi:

  • Metro

    • Línea roja - Parada "Oriente"
  • Bus

    • Líneas 5, 25, 28, 44, 708, 750, 759, 782 y 794