Italia

Guia de viaje de

Roma

Museo Nacional Romano- La Cripta Balbi

Todo lo que hay que ver en Roma, lo más esencial, aquello sin lo que no podemos volver… hace que nos perdamos lugares que, si bien no teníamos como indispensables, son de gran interés. Es el caso de la Cripta Balbi.

Exposición en el interior de la Cripta Balbi de Roma - Takashi Images / Shutterstock.com

Este espacio arqueológico reconvertido en museo permite hacer un recorrido de casi 2.000 años por la historia de la sociedad romana a través de las excavaciones realizadas en sus yacimientos. Esta cripta forma parte además del Museo Nacional Romano, el cual agrupa también el Palacio Altemps, el Palacio Massimo y las Termas de Diocleciano.

El origen de la Cripta Balbi

En su origen, la Cripta Balbi estaba compuesta por un teatro, un bloque de cuatro pisos y un patio.

Se construyó entre el 19 y el 13 a.c bajo el mandato de Lucius Cornelius Balbus. El teatro tenía en sus bajos una cripta que era donde el personal se refrescaba y se relajaba unos minutos durante los descansos de las representaciones. Este gran pórtico anexo al Teatro de Balbo quedó olvidado y sepultado hasta que fue descubierto en 1981. Tras 20 años de restauración, pasó a formar parte del Museo Nacional Romano. Una ocasión única para conocer de primera mano cómo era la vida en Roma.

Qué podemos ver en la Cripta Balbi de Roma

La visita a la colección y las exposiciones de la Cripta Balbi está dividida en tres pisos. Empezando por arriba, en la planta superior se exponen objetos realizados entre la Antigüedad y la Edad Media, explicando la transformación del modo de vida de los ciudadanos romanos entre los siglos V y X. Aquí se exhibe cerámica, objetos de vidrio y metal, monedas, sellos de plomo, marfil, piedras preciosas, herramientas artesanas…

Ya en la planta baja, dedicada a la arqueología e historia del paisaje urbano, encontramos distintas excavaciones y su contexto histórico, así como restos de las excavaciones de la Cripta Balbi y otros yacimientos romanos.

Pero sin duda, la parte más interesante del museo es el sótano. Ahí nos topamos con las excavaciones realizadas junto al Teatro Balbus y sus restos, visitables en un recorrido singular por sus oscuros pasadizos y subterráneos húmedos.

La Cripta Balbi, parte del Museo Nacional Romano

La Cripta Balbi es una de las cuatro ‘patas’ del Museo Nacional Romano. Este conjunto de espacios museísticos, cada uno de ellos en distintas localizaciones en la ciudad, se fundó en 1889 y fue inaugurado en 1890, coincidiendo con la unificación de Italia.

La misión de este museo italiano sigue siendo coleccionar antigüedades, desde el siglo V a.C. al siglo III d.C., y divulgar la historia y el patrimonio artístico-cultural de Roma.

Además de la cripta, el Museo Nacional Romano lo forman otras edificaciones:

  • Palazzo Massimo: Un palacio renacentista, construido entre 1883 y 1886, que en su interior alberga una de las colecciones arqueológicas más importantes del mundo entre esculturas, frescos y mosaicos romanos.
  • Termas de Diocleciano: Los baños romanos más grandes del imperio. Construidas en el año 305 y similares a las Termas de Caracalla. Ocupaban un total de 13 hectáreas con gimnasio, baños fríos, calientes y templados e, incluso, biblioteca.
  • Palacio Altemps: Uno de los ejemplos más interesantes de la arquitectura del Renacimiento en Roma. Alberga una importante colección de esculturas griegas y romanas pertenecientes a varias familias de la nobleza romana de los siglos XVI y XVII.

Ubicación de la Cripta Balbi

Su dirección exacta es: Via delle Botteghe Oscure, 31, 00186 Roma RM, Italia

  • Horario

    • 09:00 a 19:45 h - Martes a Domingo

    Cerrado Lunes, 1 Enero y 25 Diciembre 

  • Precio

    • General: 12 €
    • Entre 18 y 25 años, Residentes de las UE: 2 €
    • Mayores de 65, Menores de 18 años y discapacitados: Gratis

Cómo llegar a la Cripta Balbi

  • Bus

    • Líneas 30, 40, 46, 62, 64, 70, 81, 87, 190F, 492, 628, C3,… - Parada "Via Torre Argentina"
    • Líneas 51, 80, 83, 85,... - Parada "Plaza Venecia"
  • Metro

    • Líneas B, Azul - Parada "Colosseo"
  • Tranvía

    • Línea 8 - Parada "Plaza Venezia"