Guia de viaje de

Roma

Monte Palatino

¿Alguna vez os habéis preguntado dónde y cómo surgió Roma? La ciudad más imperial del mundo guarda millones de secretos que tienes la oportunidad de descubrir. Y nada mejor que arrancar por sus comienzos, que se encuentran en el Monte Palatino. La colina más céntrica de las siete que forman Roma, a unos 40 metros de altura, tiene muchas de las maravillas más preciadas de la capital italiana. Aquí arrancó la legendaria historia de la Ciudad Eterna. ¡Descubre todo lo que allí podrás ver!

Vista del Monte Palatino de Roma - Monte Palatino - Qué ver en Roma - Guía de Viajes Roma - Buendía Tours
Conoce el lugar en el que nació la leyenda de una ciudad única en el mundo

Es cierto que a lo largo de Roma te encontrarás con múltiples joyas a lo largo de toda la ciudad. Pero en ningún otro punto podrás ver lo que el Monte Palatino ofrece a sus visitantes. El por qué es sencillo. Aquí nació Roma, y hay múltiples espacios y reliquias que pueden confirmarlo. En cualquiera de los viajes a la capital italiana, este debe ser uno de los sitios que hay que visitar sí o sí, y no hay mejor modo de hacerlo que con una visita guiada Coliseo, Foros Romanos y Palatino. El modo perfecto de acercarse a la historia de este lugar y conocer todas sus curiosidades.

El Monte Palatino, donde todo empezó

 ¿Qué es el Palatino? Por decirlo claramente, es la razón de ser de Roma. De esta colina nació la Ciudad Eterna. Aquí, emperadores y personajes relevantes como Marco Antonio, Nerón o Cicerón  fijaron su residencia siglos después de que Rómulo y Remo fundaran Roma. Por todo ello, es una de las visitas que hay que hacer en este destino sí o sí. El origen, en definitiva, de la que acabaría siendo la ciudad más poderosa de la historia.

En el Monte Palatino es mundialmente conocido por su leyenda, la que dice que aquí se encuentra la cueva Lupercal, donde la Loba Capitalina amamantó y mantuvo con vida a Rómulo y Remo, los gemelos que levantaron la Ciudad Eterna. Y en el momento en el que subas esta colina de 40 metros, la más céntrica de las siete que forman Roma, podrás descubrirlo todo. No puedes viajar a este destino y no detenerte aquí. Por eso hemos querido destacar este lugar como uno de los favoritos e imprescindibles de toda la ciudad.

Hay muchos modos de sentir el Monte Palatino, pero todos ellos te acaban llevando al mismo sitio. A los restos de las increíbles construcciones en las que residían las clases más altas de la Antigua Roma. Sus majestuosos palacios son una de las mejores vistas de Roma, y en las próximas líneas vamos a comentarte todo lo que podrás descubrir si dedicas unas horas a caminar por el Monte Palatino. ¡Es imperdible!

Qué ver en el Monte Palatino

Este es un lugar si sois amantes de la historia de Roma. La colina palatina ofrece, de primeras, unas increíbles vistas del Foro Romano, teniendo además a su espalda el Coliseo. Pero, además, hay mucho que ver en el Palatino, en sus históricas ruinas, en los palacios que construyeron los emperadores y las altas esferas de la época. La visita al Palatino es un maravilloso recorrido por un museo al aire libre con imponentes vestigios de la antigua Roma. Recorriendo sus espacios encontraremos los siguientes tesoros:

Los palacios imperiales: la Domus Flavia y la Domus Augustiana

Los palacios imperiales estaban orientados hacia el Circo Máximo. El emperador Vespaciano amplió la Domus Augustana  y como resultado nació la Domus Flavia. Y con la llegada del emperador Septimio Severo se construyó la Domus Severiana. Fueron por tanto el hogar de los emperadores romanos desde la época de Augusto hasta la caída del Imperio Occidental en el 476.

Hipódromo de Domiciano

Es una especie de pequeño circo romano que se usaba, aunque no está del todo claro, como jardín y/o para celebrar carreras a pie. Muchas de las esculturas recuperadas durante las excavaciones se encontraron aquí. Hay unas magníficas  vistas del Circo Máximo.

La Casa de Augusto

Octavio Augusto fue el primer emperador de Roma. Tenía una casa contigua a la de su esposa Livia en el Palatino. Desde entonces se convirtió en tradición que los emperadores vivieran en lo alto del monte. En la casa del emperador, que pasó allí 40 años, se puede ver su estudio privado, donde escribirá su autobiografía Los hechos del divino Augusto. Destaca por sus suntuosos y coloridos frescos. Un espacio modesto, ya que a pesar de ser el hombre más poderoso del mundo, era ajeno a la magnificencia.

Vista del Monte Palatino - Monte Palatino - Qué ver en Roma - Guía de Viajes Roma - Buendía Tours
¡Ven a conocer los orígenes de Roma!

La Casa de Livia

Esta casa modesta, construida en el siglo I a.C., es uno de los edificios mejor conservados del Palatino. Aquí todavía podemos apreciar los restos de los mosaicos y frescos que un día dieron alegría a los techos y paredes. Junto a ella observamos los restos de las Cabañas de Rómulo y los Jardines de Farnese.

Los Jardines de Farnese

Están considerados como uno de los primeros jardines botánicos privados de Europa. Se proyectaron a mediados del siglo XVI sobre las ruinas del Palacio de Tiberio, por encargo del Cardenal Alessandro Farnese. Es desde aquí desde donde obtenemos una impresionante vista panorámica del Foro Romano.

El Criptopórtico de Nerón

El Criptopórtico de Nerón se utilizó para la circulación e incluso para el almacenaje, formaba parte de la Domus Aurea, el mayor palacio jamás construido en Roma. La sensación que da pasar bajo sus arcos es algo muy especial.

El Museo Palatino

En este pequeño museo se exponen diferentes hallazgos que han salido a la luz durante las excavaciones llevadas a cabo en el Palatino. Alberga esculturas, frescos, mosaicos y otros objetos pertenecientes a la época de esplendor del Palatino. Como nota curiosa, cabe destacar que este edificio fue residencia del dictador Benito Mussolini antes de la II Guerra Mundial. Es el sitio perfecto si deseas conocer más acerca de la rica historia del Monte Palatino.

Las Cabañas Romulanas y el Templo de Cibeles

En 1949 se descubrieron tres fondos de cabañas de planta rectangular conocidas hoy como Cabañas de Rómulo, aunque se desconoce si llegó a vivir en este mismo lugar. Se cree que es el primer sitio poblado en el Palatino. Desde aquí se obtienen vistas de la cúpula de la Basílica de San Pedro del VaticanoCerca de dichas cabañas encontramos los restos del Templo Magna Mater o de Cibeles, construido durante la Segunda Guerra Púnica para obtener la protección de la diosa de la fertilidad frente al asedio de los cartagineses.

Consejos para visitar el Monte Palatino

El Monte Palatino es una visita obligada para los amantes de la historia de Roma, de su arquitectura y tejido social. La mejor opción para recorrerlo es hacerlo con una visita guiada en español, que suele incluir también el Coliseo y el Foro Romano. Te ahorrará cola y te aclaras mucho mejor a la hora de discernir qué es qué, sin perderte detalle. Pero tanto si decides hacerlo así o por libre, desde Buendía Tours te recomendamos que lleves gorra o sombrero, protector solar y calzado cómodo. Las ruinas están al aire libre y se acaban llevando toda una mañana o todo un día de turismo en Roma.

Restos en el Monte Palatino - Monte Palatino - Qué ver en Roma - Guía de Viajes Roma - Buendía Tours
Las majestuosos palacios de las clases altas romanas aún conservan parte de su estructura

En caso de ir por tu cuenta, es muy conveniente acudir a primera hora, que es cuando más gente está en el Vaticano o en los propios Museos Vaticanos. La visita es larga, por lo que llevar agua también es imprescindible dado que no hay bares ni quioscos donde adquirirla, y si sales no podrás volver a entrar. Eso sí, encontrarás un par de fuentes de agua donde rellenar tu botella.

Ubicación del Monte Palatino

  • Monte Palatino
    • Roma

Detalles

Cómo llegar al Monte Palatino

  • Metro

    • Paradas 'Colosseo'; 'Circo Massimo'
  • Bus

    • Paradas 'S. Gregorio'; 'Celio Vibenna'; 'Cerchi/Porta Capena'
  • Tranvía

    • Parada 'Parco Celio'