España

Guia de viaje de

Sevilla

Iglesia de Santa Ana

Triana, uno de los barrios más famosos de Sevilla, tiene su propia ‘Catedral’. Así se conoce a la Iglesia de Santa Ana de Sevilla, una Real Parroquia con más de 750 años de historia y que es sin duda uno de lugares que hay que visitar en Sevilla. Este santo lugar, con una arquitectura caprichosa que ha mezclado durante siglos diferentes estilos arquitectónicos, es por mérito propio una de los lugares imprescindibles de Sevilla que debemos ver en nuestra visita a la ciudad hispalense.

Iglesia de Santa Ana en Sevilla

Si te quedas con ganas de saber más sobre sus pinturas, capillas, retablos y centenares de años de historia, con la primera Vuelta al Mundo y Elcano formando parte de la misma, en Buendía Tours hacemos una parada obligatoria es esta Iglesia de Santa Ana, durante nuestro Free Tour, en español, por  Triana, una de nuestras visitas guiadas, en español, por Sevilla, a la que más cariño le profesamos, quizá por ser el Barrio de Triana de Sevilla, uno de los lugares que más muestra la esencia y el sentir de Sevilla.

Historia de la Iglesia de Santa Ana de Sevilla

El edificio de la Real Parroquia de Señora Santa Ana, de estilo gótico mudéjar, nace como un encargo personal del rey Alfonso X el Sabio. Fiel a Santa Ana como madre de Nuestra Señora la Virgen María, a la que le rezaba –y según la leyenda intercedió- para que cesara el dolor que le producía el glaucoma, este templo, conocido como ‘La Catedral de Triana’, se comenzó a edificar en 1266 por maestros canteros castellanos y alarifes musulmanes.

Esta Real Parroquia tuvo fue muy activa, pero su gran auge se produce tras el descubrimiento de América. Nobles, soldados, mercaderes, marinos y ricos hombres del barrio construyeron capillas en el contorno original del templo, fundaron capellanías y dejaron sus huellas junto a las de grandes escultores, pintores, arquitectos, orfebres y ceramistas que ejecutaron las magníficas obras que hoy podemos admirar formando parte del edificio o de su patrimonio artístico.

Cabe destacar que es el primer templo cristiano levantado de nueva planta en Sevilla después de ser reconquistada en 1248.

Dos grandes terremotos de Sevilla, en 1355 y 1755, afectaron notablemente a esta iglesia de Santa Ana de Sevila. El del siglo XVIII, conocido como el Terremoto de Lisboa, produjo grandes daños por lo que Pedro de Silva, Maestro Mayor de obras del Arzobispado, lo reconstruyó parcialmente y le dio un aspecto barroco que aún permanece en su exterior.

Las fiestas más destacadas en esta parroquia de Santa Ana de Sevilla, son el Corpus Christi (Corpus Chico), que se celebra con procesión desde el siglo XVI, la novena a Señora Santa Ana del 18 al 26 de julio, festividad de la Santa, los triduos, quinarios, novenas y salidas procesionales y en peregrinación de las hermandades de Penitencia y Gloria de Triana. Si vuestra visita a Sevilla coincide con estas fechas, no dejéis de visitar el Barrio de Triana de Sevilla, pues, a modo de recomendación, desde Buendía Tours, os animamos a que disfrutéis de estas fiestas y de las pasiones y devociones que conllevan. Participar tanto de las unas como de las otras, es una de las cosas que hay que hacer en Sevilla, si se nos presenta la oportunidad.

Arquitectura de la Iglesia de Santa Ana

La Iglesia de Santa Ana de Sevilla, monumento de interés cultural desde 1931, aúna historia, arquitectura y obras de arte en un magnífico legado cultural que se sostiene sobre una planta rectangular, sin crucero y de tres naves desiguales. Las tres naves de la Iglesia de Santa Ana están divididas en cinco tramos cada una y terminan en ábsides poligonales en la cabecera. Se cubre todo el templo con bóvedas de crucería en seis piezas con nervios que se apoyan en pequeñas columnillas sobre ménsulas, y con nervios centrales o espinazos que recorren longitudinalmente cada una de las tres naves. El uso de la piedra sólo queda reservada para los nervios y los arcos de las bóvedas, las columnas, la portada. Todo el resto se realizó en ladrillo.

Esta Iglesia de Santa Ana de Triana,  tuvo que construirse con murallas al encontrarse fuera de la Sevilla amurallada, al otro lado del río, de ahí que conserve sus remates almenados que mantienen las cubiertas de sus terrazas. En el siglo XV, como decíamos, se prosigue con el proceso constructivo, levantándose en la nave de la izquierda, la denominada Capilla del capitán Monte Bernardo constituida por dos tramos cubiertos con bóvedas estrelladas. A mediados del siglo XVI se erigió La Capilla Sacramental, más cercana a la cabecera y de planta cuadrada, y a principios del siglo XVII se acomete la Capilla Bautismal, también de planta cuadrada y cubierta con una bóveda semiesférica, en 1680 se cubre también la capilla Sacramental con una bóveda del mismo tipo.

Qué ver en la Iglesia de Santa Ana de Sevilla

Su enorme calidad artística queda fuera de toda duda. Las leyendas, la espiritualidad, sus cerca de 800 años de historia… todo se conjuga en este majestuoso templo sevillano que es la ‘Catedral’ de Triana. Desde que fuera fundado, el edificio ha sufrido innumerables avatares y reconstrucciones que son el legado vivo del barrio de Triana y de la ciudad hispalense. Aparte de la visita al Barrio de Triana, de la mano de los guías que nos acompañarán durante la visita gratis, en español, por el Barrio de Triana, os podréis acercar de una manera amena y accesible, a todas las muestras y leyendas que, como os contamos, nos esperan en la Iglesia de Santa Ana.

Entre las mejores cosas que ver en la Iglesia de Santa Ana de Sevilla, encontramos las pinturas sobre 15 tablas como las de Pedro de Campaña realizadas hacia el año 1557 en el retablo mayor, obra de los artistas Nufro Ortega y Nicolás Jurate en madera dorada con tres cuerpos y siete calles y ático,  restaurado por última vez en 2010. Este retablo mayor de la Iglesia de Santa Ana de Sevilla, uno de los más importantes de la ciudad, se describe la vida de Santa Ana y la Virgen, con datos tomados de la tradición y los Apócrifos. Y es que el patrimonio de pintura renacentista andaluza más importante se encuentra en esta iglesia

Descubre nuestras actividades por Sevilla

Ver actividades

Al pie de la iglesia hay un cuadro de Alejo Fernández, La Virgen de la rosa, que sobresale por su belleza entre las muchas pinturas que allí se encuentran. Destacan también su impresionante Cripta, reabierta hace unos años,  o las obras de orfebrería, como la Custodia del Corpus Chico, del orfebre Andrés Osorio y de su hijo Antonio Osorio.

Los rincones de la Iglesia de Santa Ana del  Barrio de Triana, todos, son una maravilla, véase la capilla que preside Santa Cecilia, patrona de la música y que alberga un columbario, o la  capilla de la Madre de Dios de la Virgen del Rosario. Brilla con luz propia también una pieza sin igual en la historia del arte y de la cerámica como es la lauda sepulcral de Íñigo López, obra que se ha restaurado con motivo del 750 aniversario por la Real Maestranza.

Otras de las piezas importantes del patrimonio religioso albergado aquí son la talla del Cristo del Socorro, la custodia procesional, que tiene gran importancia en la celebración del Corpus Christi del barrio de Triana y que algunos atribuyen a Andrés de Ocampo, o la insignia profesional de forma cilíndrica y bordada en oro.

Curiosidades de la Iglesia de Santa Ana de Sevilla

La Virgen de la Victoria, en la capilla del mismo nombre, es una talla de la Virgen que fue creada a principios del siglo XVI. Ante ella se hizo el 2 de agosto de 1519 el acto de entrega de banderas a las 5 naves y la toma de juramento a los 234 expedicionarios que salieron de Sevilla el 10 de agosto en la expedición que capitaneó Fernando de Magallanes para la primera vuelta al mundo. Y fue también la primera imagen ante la que se postraron el 9 de septiembre de 1522 Juan Sebastián Elcano y los otros 17 supervivientes que volvieron en la nao Victoria tras completar la gesta.

Esta parroquia es de uso frecuente por los personajes públicos y famosos del país, por su atractivo para bodas y bautizos, motivo por el que, en numerosas ocasiones, la Iglesia de Santa Ana fue el escenario de portadas y noticias. Según su párroco, aquí se han bautizado hijos de personajes del papel cuché como Ana Rosa Quintana, Isabel Pantoja o Chiquetete.

Ubicación de la Iglesia de Santa Ana de Sevilla

La Iglesia de Santa Ana se encuentra en el barrio de Triana en Sevilla. Se encuentra flanqueada por las calles Vázquez de Leca-Párraco Don Eugenio, Pureza, Bernardo Guerra, Pelay Correa y plazuela de Santa Ana.
Su localización, a escasos pasos del casco histórico y de los principales lugares de interés de Sevilla, la convierte en uno de las mejores iglesias que visitar en Sevilla.

Su dirección exacta es: Parroco Don Eugenio, 1, 41010 Sevilla

  • Horario

    • 10:30 a 13:30 h / 16:30 a 19:00 h - Lunes a Jueves
    • 11:00 a 13:30 h / 16:30 a 19:00 h - Viernes
  • Precio

    • Gratutita

Cómo llegar a la Iglesia de Santa Ana de Sevilla

  • Metro

    • Línea 1 - Parada "Plaza de Cuba"
  • Bus

    • Líneas 40 y C3

A esta ‘Catedral de Triana’ en la ciudad hispalense también podemos llegar con nuestros recorridos guiados por Sevilla. En Buendía Tours ofrecemos visitas guiadas y el Free Tour Barrios Sevilla para que no te pierdas detalle de su historia. Además de la visita, recorrer Sevilla a pie, es una fuente inagotable de maravillas por descubrir y la forma de hacer que nuestros días en Sevilla sean todo lo maravillosos que la ciudad reclama.