España

Guia de viaje de

Oviedo

Plaza de la Escandalera

La Plaza de la Escandalera es sin duda, la plaza más conocida de Oviedo. En ella los mayores descansan al sol en sus bancos, es punto de encuentro para jóvenes, y lugar de paso para todos los ovetenses. Enlaza la zona comercial, el casco antiguo y el centro político de la ciudad. Por lo tanto, ni es sorpresa que en Buendía demos inicio en ella a nuestras visitas guiadas, en español, por Oviedo, ni que sea una plaza que muy probablemente cualquier ovetense cruce varias veces al día.

Fuente de la Plaza de la Escandalera de Oviedo

A lo largo de la historia ha recibido diferentes nombres. Aunque solo uno ha perdurado en el tiempo, el del pueblo: La Escandalera. Durante vuestros días en Oviedo no sólo os contamos esta curiosidad, sino muchas otras de éste y de otros lugares emblemáticos.

La Plaza de la Escandalera, el lugar de paso de Oviedo

La Plaza de la Escandalera está rodeada de edificios emblemáticos como: El Edificio del Termómetro, la Caja de Asturias, las Casas de Conde y el Teatro Campoamor. Hoy en día comparte protagonismo con esculturas como la “Maternidad” y la conocida como “Asturcón”.

Vamos hoy a detenernos un poco más en la plaza. En su presencia en la ciudad de Oviedo y también en su encuentro con sus habitantes. ¿Queréis conocer un lugar típico de Oviedo? Pues entonces hay que dirigirse a la Plaza de la Escandalera. ¿Veis los bancos cercanos a la fuente? ¡Pues ahí mismo os estamos esperando!

Cuál es el origen del nombre de la Plaza de la Escandalera

La denominación de Escandalera, no empieza a sonar hasta finales del siglo XIX. Y sobre el origen del nombre, hay varias versiones:

El 27 de marzo de 1880 se produjo una multitudinaria manifestación cívica. Protestaban por el trazado del ferrocarril de Pajares. La prensa que tenía un poder enorme, convocó a toda la gente en la plaza. Vino gente de toda Asturias. Sin embargo la concentración fue cívica, no hubo ningún escándalo que pudiera dar lugar al nombre.

Por las mismas fechas, hubo en el seno de la Corporación Municipal una fuerte polémica (seguida en prensa y a pie de calle)  que acabó degenerando en violentos disturbios,  por la alineación de la primera casa construida en la esquina de las calles San Francisco y Fruela. Y el escándalo de la protesta vecinal acabó por confundirse con la manifestación del 27 de marzo. Con esto, probablemente llegó el escándalo y con él el nombre de la escandalera.

Y la teoría más reciente, relaciona el nombre un supuesto mercado de escanda. Sin embargo, tampoco el origen semántico de la palabra Escandalera está asociado en asturiano al cereal.

Historia de la Plaza de la Escandalera de Oviedo

La Plaza de la Escandalera data del siglo XIX. Hasta entonces, solo era un prado al que se conocía por el nombre de Magdalena del Campo.

Múltiples fueron las obras que fueron modificando su aspecto a través de los años. Hasta 1890 conservó la Escandalera sus árboles, y una fuente con el mitológico nombre de la “Mariblanca”. Dicha fuente fue, muy probablemente, el precedente de la que mucho tiempo después se conocería como “Cañu de la Galera”.

En 1906 el Pleno del Ayuntamiento de Oviedo resolvió trasladar a la Escandalera la “Fuentona del Bombé”, y aunque el acuerdo no se llevó a término, en 1909 se retomó la idea de adornarla con una fuente, en cuyo centro pensó colocarse la desaparecida estatua de Neptuno del Parque San Francisco. Ni este proyecto ni la propuesta de sustituir al dios por un busto del ingeniero Schulz, se llevó a cabo.

En 1911 se decidió pavimentar su suelo creándose un pequeño jardín que desapareció en una reforma realizada en 1955, en la que también se talaron los árboles antiquísimos que la bordeaban y se suprimieron varios kioscos y columnas, además del transformador. En los años 70 tuvo lugar la última gran obra con la construcción de un parking subterráneo. Y es así como la vemos hoy. Por cierto, si estáis buscando un parking en el centro de Oviedo, sabed que el de la Plaza de la Escandalera sigue funcionando, y si bien no se puede decir que sus plazas sean muy grandes, no puede estar mejor ubicado.

Qué se puede hacer en la Plaza de la Escandalera

Realmente no es un lugar en el que se desarrollen actividades. Es una plaza a la que nos podemos dirigir para conocer la escultura de Botero, “La Maternidad”, y ya de paso fotografiar la escultura vecina de unos caballos asturcones.

Los días que las gaitas salen a las calles, sobremanera en los días festivos de Oviedo y los fines de semana, la plaza es una de sus paradas.

Necesariamente, eso sí, hay que pasar por aquí. Podemos descansar unos minutos o podemos continuar nuestra visita desde ella hacia algunos de los lugares imprescindible de Oviedo como, por ejemplo, el Mercado del Fontán o la catedral.

Es un poco la Lola Flores de Oviedo. ¿Recordáis cuando de “La Faraona” se decía aquello de: ni canta ni baila, pero no os la podéis perder? Pues parece que en esta plaza no pasa nada, que nadie se detiene…pero no os la podéis perder.

Ubicación de la Plaza de la Escandalera de Oviedo