Banco en el Campo San Francisco en Oviedo - Parque San Francisco - Qué ver en Oviedo - Guía de Viajes Oviedo - Buendía Tours

Guia de viaje de

Oviedo

Parque San Francisco

Punto de encuentro, símbolo de la ciudad, un oasis relajante en medio del caos, zona de recreo e ideal para hacer deporte, un lugar ideal para los niños... Y podríamos seguir así mucho más tiempo con el fin de presentarte el Parque San Francisco. El pulmón verde de Oviedo, en el que huele a historia y fiestas populares que que sabe a castañas asadas, barquillos o helados. ¿Te apuntas a un paseo por su interior? ¡Vamos a entrar juntos!

Estatua de Mafalda en el Parque San Francisco - Parque San Francisco - Qué ver en Oviedo - Guía de Viajes Oviedo - Buendía Tours
Mafalda es un homenaje a 'Quino', su autor, ganador del Premio Príncipe de Asturias en 2014

El Parque o Campo San Francisco de Oviedo es un gran tesoro en el corazón de la ciudad. Con 90.000 metros cuadrados de superficie, de los cuales 55.000 son zonas verdes, nos invita a disfrutar de la naturaleza, la arquitectura, el arte y la paz a escasos metros del bullicio que muchas veces se forma en las calles de la capital asturiana. Por eso es un lugar único que os invitamos a conocer y que es protagonista principal en muchos de los free tours en Oviedo que tienes a tu disposición. Pero está claro que aquí has venido a 'dar un paseo' por dentro del San Francisco, así que... ¡Empezamos!

Historia del Campo San Francisco de Oviedo

Allá por el siglo XIII, en el espacio que ocupa en la actualidad la Junta General del Principado de Asturias se encontraba un Monasterio Franciscano que, en aquel entonces, era uno de los límites de la ciudad. En dicho convento había un huerto que era conocido como 'campo', y ahí nace toda la historia de la que queremos hablarte. Eso sí, como puedes comprobar, el San Francisco comenzó siendo algo muy diferente a lo que es en la actualidad.

Un conjunto de huertos pertenecientes a distintos propietarios ocupaban el espacio que en la actualidad disfrutan miles de ovetenses y turistas a lo largo del día. Los dueños de estas tierras iban desde el Cabildo hasta distintos Monasterios, pasando también por particulares. En el siglo XVI, todo el espacio se unificó para convertirse en un lugar de uso público que fue recibido con gran entusiasmo por todos los ovetenses. Desde entonces, sería muy complicado entender Oviedo sin el Campo San Francisco.

Pero al igual que todos los espacios de este tipo, el San Francisco no se ve en la actualidad como sí en sus inicios. A lo largo de los siglos, diversas reformas le han acabado de dar el aspecto que vemos en el día a día. Los regidores locales trataron de dar respuesta a las necesidades de cada época y momento, por lo que poco a poco se fue urbanizando y añadiendo nuevos elementos que hicieron de aquella primera mancha boscosa una especie de parque inglés en pleno centro de Oviedo, con fuentes, jardines y esculturas que son la llamada perfecta a pasar allí unas horas.

Qué ver en el Campo de San Francisco de Oviedo

Es muy complicado, por no decir directamente que es imposible, visitar Oviedo y no pasar por el Parque San Francisco. Lo primero por su ubicación, en pleno corazón de la ciudad, y lo segundo por todas las maravillas que encontrarás en su interior. Tal vez en nuestro caminar nos dejemos guiar por los aromas del algodón de azúcar o del chocolate con churros, y así sin darnos cuenta llegaremos al “Paseo de los Álamos” y una vez allí ya no hay excusa, obligatoriamente hemos de pasear por el Campo San Francisco de Oviedo.

¿Qué vamos a ver en el campo San Francisco de Oviedo? Pues muchos metros cuadrados de zonas verdes, en los que disfrutar de alrededor de 951 árboles. Por cierto, cada ejemplar lleva su placa identificativa para ayudarnos a saber más. Datos como su edad -algunos superan los 300 años-, o la altura, alcanzando los 40 metros, te serán muy útiles para comprender el gran valor de este espacio. Y si hablamos de vegetación, ¿quieres saber una curiosidad del San Francisco? En uno de sus extremos inferiores creció el árbol más emblemático de la ciudad: el Carbayón.

Pero además de esto, un paseo por el Parque San Francisco da para mucho más. Por ejemplo, para encontrarse con huidizas o ardillas. O quizás con algún pavo real que nos muestre toda su gama de colores. Tampoco pasarán desapercibidos los patos y cisnes que se encuentran en el estanque y con los que disfrutaréis mucho, sobre todo los más pequeños. 

Ruinas de una Iglesia Romana en el Parque San Francisco - Parque San Francisco - Qué ver en Oviedo - Guía de Viajes Oviedo - Buendía Tours
En medio del San Francisco te encontrarás con las ruinas de una iglesia romana

Por todos es sabido que Oviedo es la ciudad de las esculturas y el campo San Francisco no iba a ser menos: Amor y Dolor, de Victor Hevia; San Francisco de Asís, obra de Enrique del Fresno; La Torera, de Mauro Álvarez y quizá una de las estatuas más queridas y más importantes de Oviedo, Mafalda (de Pablo Irrgand), niña mimada de 'Quino', inaugurada por el genial autor con ocasión de su Premio Príncipe de Asturias de Humanidades y Comunicación en el año 2014.

Como hemos visto, el Campo de San Francisco es un excelente lugar para pasar un rato muy agradable de los tantos que disfrutaréis durante vuestra escapada a Asturias y quizás con un poco de suerte podamos irnos de él con el eco de las notas que desde el quiosco de música nos ofrece la banda municipal. ¿Quién sabe?

Obras y esculturas del Parque San Francisco

Ya te hemos dicho que el Parque San Francisco es la casa de muchas de las esculturas más importantes de Oviedo. Con Mafalda ya comentada, nos centramos en el monumento al Marqués de Santa Cruz. Inaugurado en 1984, es un busto dedicado a Álvaro Navia Osorio, tercer Marqués de Santa Cruz en Marcenado. También hay un recuerdo para el genial dibujante creador de Pinón, Telva y Pinín. Hablamos de Alfonso Iglesias, cuyo busto lleva en Oviedo desde 1986 sobre un pedestal en el que también están esculpidos todos sus personajes.

El General Sabino Fernández Campo también cuenta con su recuerdo en el Campo San Francisco. En 1997 se inauguró la escultura que recuerda al que fuese secretario y jefe de la Casa del Rey desde 1993, y que tras ser nombrado consejero vitalicio entabló una gran relación con Felipe de Borbón y con Asturias. De hecho, fue uno de los principales impulsores de la Fundación Princesa de Asturias.

El monumento a San Francisco de Asís fue erigido en 1949 como homenaje al paso de este por Oviedo mientras completaba el Camino de Santiago. De hecho, fue él el que ordenó construir una pequeña ermita que acabaría convirtiéndose en un convento ubicado donde actualmente se encuentra el parque. Por último, tenemos que hablar de la escultura de Paulino Vicente, pintor muy famoso que cuenta con su busto en el San Francisco desde 1988. Paulino es hijo predilecto de Oviedo desde 1979, y fue él quien donó su propio busto a la ciudad. ¡No hay mejor manera de conocer los detalles de todos estos trabajo que viéndolas en primera persona! ¡Ven al Parque San Francisco de Oviedo!

Ubicación del Campo San Francisco

  • Campo San Francisco
    • El Palomar, 33007 Oviedo
  • Campo San Francisco
    • El Palomar, 33007 Oviedo

Cómo llegar al Parque San Francisco de Oviedo

    Bus

    • Paradas 'Marqués de Santa Cruz', 'Uría Norte'

    Tren

    • Estación de Tren de Oviedo en la Calle Uría

    Coche

    • Parking de 'La Escandalera'