Guia de viaje de

Oviedo

Monasterio de San Pelayo

El Monasterio de San Pelayo es el archivo histórico provincial y se encuentra en el centro de Oviedo. Sin embargo, no siempre ha sido esta su función ni su nombre. Se llamaba Monasterio de San Juan Bautista, sin embargo, cuando se procede a traer los restos de San Pelayo a Oviedo, pasa a llamarse como lo conocemos actualmente. 

Monasterio de San Pelayo Oviedo Buendía Tours

Se trata de un convento de clausura que debido a su antigüedad ha logrado hacerse con un una gran colección de documentos y archivos, de ahí su posterior función de archivo provincial. Sin embargo, este Monasterio, en la actualidad, sigue teniendo muchas otras funciones que veremos a lo largo de este artículo. 

Historia del Monasterio de San Pelayo

La iglesia fue construida a finales del siglo XVI. Aunque el Monasterio cuenta con una historia de más de mil años. Se fundó por orden de Alfonso II de Asturias y fue él quien quiso que, con este monasterio, se conmemorara a San Juan Bautista. Sin embargo, como ya os hemos contado, años después, sus deseos se volvieron en su contra cuando llegó el cuerpo de San Pelayo a Oviedo. 
 
Tanto cambio provocó para el Monasterio que llegara el cuerpo que, las monjas que habitan este lugar pasaron a ser llamadas “las pelayas”
 
Tan grande es su archivo provincial que mantiene fondos de otros monasterios como el de San Bartolomé de Nava o Santa María de Villamayor, además de otros objetos provenientes de estos. 

Arquitectura exterior del Monasterio de San Pelayo

En su fachada podemos admirar la figura de San Pelayo emplazada con un rosetón. Ha sido remodelada en muchas ocasiones, pero sigue teniendo ese encanto prerrománico inicial. Su fachada está sujeta por muros laterales unidos a través de una larga escalinata, con sillares encuadrados y tres puertas con molduras. 

Interior del Monasterio de San Pelayo

Tiene una planta sencilla con una sola nave y carece de capillas. Sin embargo, tiene muchos otros elementos que hace su interior especial. ¿Queréis saber cuáles son? Vamos a verlos. 

  • Iglesia: En la iglesia se encuentran los restos de San Pelayo. Se levantó en el año 1600 con una sola nave y con arcos de medio punto y bóveda de medio cañón. El arquitecto fue Leonardo de la Cajiga, pero la restauración posterior del siglo XX fue llevada a cabo por Juan Vallaure.
  • Coro: El coro es una obra del siglo XVII y es este lugar donde se reúnen para orar. La sillería tiene un estilo clasicista, tallada en madera, que procede del convento de San Vicente. 
  • Claustro Central: es el patio interior del Monasterio de San Pelayo. Es a partir de este punto en el que se divide el hogar de las monjas, la iglesia y otros puntos importantes del monasterio. Este claustro central también se usa para las procesiones. Este claustro data de 1665 y su estilo es austero y clasicista. 
  • Claustrillo: es una obra de 1053 que cuenta con arcos del románico y hasta una pintura grabada al fresco. Es aquí donde se encuentra la torre campanario y una arquería del primer románico asturiano. 

Hospedería del Monasterio de San Pelayo

Además de todo lo que hemos contado, el monasterio tiene también función de hospedería regentada por las monjas. Actualmente, tienen dos sistemas de hospedaje. El primero basado en aquellas personas que buscan la paz mediante el silencio y quieren llegar a dios, y el segundo simplemente como turistas que acuden a pasar unos días a Oviedo. 

Así que si quieres pasar unos días alojado en la capital de Asturias, en un monasterio que data de antes del año 1000, este es tu sitio. 

Ubicación del Monasterio de San Pelayo

Detalles

  • Horario

    • 9:30 a 14:00 y 16:30 a 18:45 de lunes a sábado
    • 9:30 a 10:15, 11:30 a 14:00 y 16:30 a 18:45 los domingos
  • Precio

    • Gratis

Cómo llegar al Monasterio de San Pelayo

  • Bus

    • Parada Jovellanos