Guia de viaje de

Oviedo

Santa María del Naranco

Si estáis pensando en viajar unos días a Asturias, tenéis que incluir Oviedo entre vuestros planes. Pero más aún, a Santa María del Naranco, símbolo del arte prerrománico asturiano. 

Atardecer en la Iglesia de Santa Maria del Naranco en Oviedo

Desde luego, nadie debería irse de la capital sin acercarse a algunas de sus muestras de arte prerrománico. Sin duda, la visita a Santa María del Naranco es una de las cosas que hay que hacer durante nuestros días en Oviedo. Santa María del Naranco es uno de los tesoros más preciados de la arquitectura prerrománica Ovetense y por ende asturiana, siendo declarada como Monumento Nacional en el año 1885 y Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en el 1985.

Orígenes de Santa María del Naranco de Oviedo

Sería en el siglo IX, hace ya más de mil años,  cuando el rey asturiano,  Ramiro l, ordenó la construcción de Santa María del Naranco, en la ladera del Monte Naranco. Concretamente en el año 842 y la mandó construir a las afueras de la ciudad de Oviedo. No se sabe a ciencia cierta cuál fue la primera intención de uso de Santa María del Naranco ¿tal vez un palacio? ¿Un pabellón real? ¿O quizás un aula regia? Pero lo que sí se sabe es que, en sus orígenes, Santa María del Naranco, no era una iglesia, sino un edificio civil.

No fue hasta el siglo XII cuando adoptó el carácter religioso que tiene hoy en día. Independientemente de sus funciones, Santa María del Naranco sigue reinando en la actualidad, en su ladera del Monte Naranco, en un entorno paisajístico incomparable. Aprovechamos el viaje para animaros a conocer el Monte Naranco de Oviedo, señor absoluto de la capital.

Exterior de Santa María del Naranco

El material utilizado para la construcción de Santa María del Naranco es el sillarejo, muy común en el arte asturiano.

Si observamos el exterior de Santa María del Naranco, nos daremos cuenta de su esbeltez, esa verticalidad que la caracteriza. Le viene dada gracias a esas paredes laterales con contrafuertes estriados que corresponden con los arcos fajones interiores; elementos típicos del arte prerrománico, que llegan hasta el mismo techo.

La fachada de Santa María del Naranco posee en su cabecera un arco tripartito superior que simula una falsa cámara del tesoro. Hemos de resaltar la escasa decoración de Santa María del Naranco, así como que carece de representación humana alguna. Si bien es cierto que se pueden observar, entre otros, símbolos del rey, como es el caso de la cruz con el Alfa y el Omega, y una serie de medallones con ornamentación de cuerdas o círculos entrelazados decorados.

La mayor originalidad que observaremos en Santa María del Naranco es sin duda que dispone de dos fachadas que, a su vez, son miradores, y si nos fijamos bien, cuando visitemos su interior y nos asomemos, podremos comprobar que el mirador de la parte este, es el símbolo turístico por excelencia del Principado de Asturias.

Exterior Santa María del Naranco Oviedo Buendía Tours

Interior de Santa María del Naranco

Santa María del Naranco se distribuye en dos plantas, todo él es un canto a la proporción, a la armonía y a la exquisitez estética. Pero vamos a conocer qué elementos destacan de cada planta.

  • La planta superior, perfectamente simétrica respecto a ambos ejes, está dividida en tres cuerpos. Se accede a través de una escalera exterior lateral. En esta planta podemos admirar la bóveda de cañón y, debajo de la misma, todo un catálogo de capiteles corintios y bizantinos. Así como medallones, decorados con bajorrelieves de animales enfrentados, y pilastras sobre los medallones, con caballeros y siluetas monásticas.                                                                                            Nos hallamos ante una decoración magistralmente integrada con la arquitectura y como protagonistas de excepción en este interior de Santa María del Naranco, las columnas sogueadas, tan características del arte asturiano.
  • En la planta inferior, se encuentra la cripta de Santa María del Naranco, a la que se accede por los dos laterales. Esta planta se organiza en una nave central y en dos compartimentos en los extremos, correspondientes a las balconadas de la planta superior. La planta está totalmente abovedada y recorrida por arcos fajones que se posan sobre el muro. A pesar de que la función de esta planta no está muy clara, es probable que simplemente sirviera para dotar de mayor altura al edificio, aunque también pudiera haber sido un oratorio palatino o una cámara regia donde se recibiese audiencia. 

Qué visitar cerca de Santa María del Naranco

Si vais a pasar un día por Santa María del Naranco, necesitaréis saber qué podéis ver a sus alrededores para hacer de un día normal, la jornada perfecta. 

san miguel de lillo oviedo buendia tours
San Miguel de Lillo, junto con Santa María del Naranco, formaban un conjunto palaciego con una ubicación envidiable
  • San Miguel de Lillo se encuentra por encima de Santa María del Naranco y es otro de los principales ejemplos del arte prerrománico asturiano. No hay visita a Santa María del Naranco que no pase por San Miguel de Lillo. Su construcción fue también ordenada por Ramiro I y se suponía que, ambas dos, formarían un conjunto palaciego, en mitad de una ubicación única, teniendo a los pies, todo Oviedo. 
  • El Centro de Recepción e Interpretación del Prerrománico Asturiano se encuentra en el mismo complejo que Santa María del Naranco y San Miguel de Lillo. Es este centro el que explica todos los monumentos de arte prerrománico que hay en Asturias y, además, es este centro el que te enseña el interior de ambas iglesias si así lo queréis. Debéis pasar por este centro si queréis entender mejor la historia de ambos monumentos, así como de la importancia de este arte para el Principado. 

Otros monumentos prerrománicos en Oviedo

Después de ver Santa María del Naranco, ¿os habéis quedado con ganas de más arte prerrománico asturiano? Pues Asturias está repleto de ello, pero os diremos tres monumentos de este arte que os podréis encontrar en el centro de Oviedo.

  • San Julián de los Prados  fue ordenada construir por el Rey Alfonso ll en honor a los mártires San Julián y a su esposa Basilisa. Sufrió una restauración en la década de 1910 que le otorgó el aspecto actual que tiene, aunque sin modificar esa esencia del prerrománico asturiano. 
  • Fuente de Foncalada se encuentra en pleno centro de Oviedo. A menudo, las personas pasan frente a ella, y no la admiran, no saben que es una obra del prerrománico asturiano, por eso, se dice que es la gran desconocida. Además, es el monumento en uso más antiguo de España, pues hasta el siglo XX, tenía función de lavadero.
  • Acueducto de los Pilares ha sido el gran olvidado de este arte prerrománico. Para que llegase hasta nuestros días, se han dejado cinco arcos, pero se han destruido el resto que hacía de él un verdadero acueducto en plena ciudad de Oviedo. Sin embargo, la demanda de construcción manda y se tuvo que acabar con él. 

Esperemos que os haya gustado este pequeño recorrido por el prerrománico de Oviedo. Sin embargo, Oviedo tiene mucho más que ofrecer y ahora, lo podrás descubrir en nuestras visitas guiadas por la capital de Asturias

Ubicación de Santa María del Naranco de Oviedo

  • Monte Naranco
    • 33012, Oviedo, Asturias

Detalles

  • Horario

    1 abril a 30 septiembre

    • 9:30 a 13:00 h / 15:30 a 19:00 h - martes a sábado
    • 9:30 a 13:00 h - domingo y lunes

    1 octubre a 31 marzo

    • 10:00 a 14:30 h - martes a sábado
    • 10:00 a 12:30 h - domingo y lunes
  • Precio

    • General: 3 €
    • Niños entre 8 y 14 años: 2 €
    • Lunes: Gratis

Cómo llegar a Santa María del Naranco

  • Coche

    • Aparcamiento en la base de los monumentos