República Checa

Guia de viaje de

Praga

Iglesia San Cirilo y Metodio Praga

Praga contiene algunas de las iglesias más hermosas que existen y otras, guardan historias que son dignas de conocerse, son pocos los casos en los que uno de estos monumentos acumula las dos cosas pero precisamente eso es lo que ocurre en la pequeña iglesia de Cirilo y Metodio de Praga, esconde una de las historias más llamativas e impactantes del siglo XX. Un evento que ha inspirado cinco películas. Es nada más y nada menos que el asesinato del carnicero de Praga, Reinchard Heydrich. Con todo esto, ya sabréis que si estáis pasando unos días en Praga, la Iglesia de San Cirilo y San Metodio es una de las visitas que no os podéis perder.

Iglesia San Cirilo y Metodio de Praga

Recorreremos la historia de Praga, una de la más dramáticas que aún recuerda la ciudad, con nuestro Free Tour, en español, Praga Contemporánea. No dejéis pasar la oportunidad de reservar aquí vuestras plazas.

Para hacer de vuestra escapada a Praga, unos días lo mejor aprovechados posible, y no perder ninguna de las visitas imprescindibles de Praga, echad un ojo a la oferta que os proponemos de free tours y visitas guiadas, en español, por Praga. La historia del “carnicero de Praga” es una, terrible, pero Praga guarda muchas otras que en Buendía Tours os queremos contar…

Historial de la Iglesia de San Cirilo y San Metodio de Praga

Situada en la esquina de las calles praguenses Ressloy y Na Zderaze, la iglesia de San Cirilo y San Metodio de Praga es una obra barroca, construida en la primera mitad del siglo XVIII, donde sobresale una fachada con amplias pilastras y una pequeña torre central.

La Iglesia de San Cirilo y San Metodio se  edificó en la década de 1730, aunque en un principio fue dedicada a San Carlos Borromeo, y servía como comunidad de sacerdotes jubilados, luego cambió de función. Es en 1786 cuando tanto la iglesia como la residencia de sacerdotes fueron cerradas. A partir de ese momento, el lugar se encontró en un limbo del que salió en la década de los años 30 del siglo XX, momento en el que es restaurada y entregada a la Iglesia Ortodoxa Checa. Está dedicada a San Cirilo y San Metodio, conocidos como los apóstoles eslavos, porque durante el siglo XIX se dedicaron a predicar el cristianismo en Europa Central y Rusia.

Al acabar la Segunda Guerra Mundial, la iglesia fue devuelta a los creyentes ortodoxos, que se pusieron inmediatamente manos a la obra para renovarla. Después de haber sido profanada por el ataque de los nazis, la iglesia fue nuevamente santificada el 5 de julio de 1947.

Pero el momento de oscuridad llega con los nazis…

Los 7 Paracaidistas de Praga

El 18 de junio de 1942 llegó el día negro de la historia de la Iglesia de San Cirilo y San Metodio. Los nazis se enteraron de que siete paracaidistas checos habían cooperado en la realización del atentado al Protector nazi de Bohemia y Moravia Reinhard Heydrich, torturador del pueblo checo. Después del atentado estos se habían escondido en el interior de la iglesia.

Desafortunadamente un contacto de la resistencia les traicionó tras ver que la S.S. estaba haciendo ejecuciones masivas. Su idea era detenerlas, pero lo único que consiguió es que asaltaran la iglesia y el resto de ejecuciones continuara. Más de 800 soldados nazis rodearon la iglesia y se desencadenó un fuerte combate. Los siete paracaidistas, armados solamente con pistolas permanecieron durante largo tiempo defendiéndose de los nazis, equipados con metralletas y granadas. Los paracaidistas lucharon hasta el último momento.

Los alemanes recibieron la orden de capturarlos vivos. No obstante, los paracaidistas se guardaron la última bala para ellos mismos, ya que habían recibido la orden de no caer vivos en las manos del enemigo.

Cuando los nazis entraron en la iglesia, los paracaidistas ya estaban muertos. Las personas que les habían ayudado, al igual que los representantes de la Iglesia Ortodoxa y de la Iglesia de San Cirilo y San Metodio pagaron un alto precio por su heroísmo. Los compañeros de los autores del atentado fueron ejecutados y los sacerdotes, acabaron deportados a los campos de trabajo forzado.

Posteriormente los nazis prohibieron por completo el funcionamiento de la Iglesia Ortodoxa y cerraron la iglesia para convertirla en un almacén.

Como veis en Praga se encuentra una de las historias que, bajo ningún concepto, debe ser olvidada. Una de la mejores maneras de luchar contra el olvido es visitar la Iglesia de San Cirilo y san Metodio de la mano de nuestro guía durante nuestro Free Tour, en español, Praga Contemporánea.

Visita a la Iglesia de San Cirilo y San Metodio de Praga

La Iglesia de San Cirilo y San Metodio de Praga tiene dos puntos de acceso. El que lleva a la entrada principal y otro directo a la cripta, lugar donde está el museo que recuerda a los soldados caídos en esa triste noche.

En la primera sala se puede ver la historia del origen del Protectorado de Bohemia y Moravia, la llegada de Reinhard Heydrich a Praga y las masacres cometidas en el Protectorado. Otra parte de la exhibición muestra los preparativos del atentado al “carnicero de Praga”, conocida como la “operación Anthropoid” y el trágico destino de los paracaidistas y sus compañeros de la resistencia nacional. Asimismo, se colocaron allí unos bustos de los mártires junto con sus biografías. La cripta de la Iglesia de San Cirilo y San Metodio de Praga, es un lugar pensado para el recuerdo y la historia, y su ambiente, aún hoy, está rodeado por aquella barbarie, aquel miedo y aquellas muertes.

No se sabe dónde se hallan los restos mortales de los paracaidistas. No tienen una tumba y por eso, después de un cierto tiempo desde que se puso el Monumento, se decidió devolver sus rostros al lugar donde lucharon y fallecieron.

A día de hoy, las huellas de las balas permanecen en las paredes del inmueble y se puede sentir su atmósfera oscura e imponente.

Ubicación de la Iglesia San Cirilo y San Metodio

Su dirección exacta es: Cl. 40 Sur, Bogotá, Colombia

  • Horario

    • 9:00 a 17:00 h - Todos los días
  • Precio

    • General: 60 CZK
    • Niños: 30 CZK