República Checa

Guia de viaje de

Praga

La Catedral de San Vito Praga

La bella Praga, uno de esos viajes que hay que hacer una vez en la vida, tiene lugares imprescindibles, y la Catedral de San Vito, a la que hoy nos dirigimos, es uno de ellos. Con nuestra visita guiada, en español, por el Castillo de Praga (con entrada incluida), entraremos a ella y conoceremos no solo su historia sino también alguno de sus secretos. Una visita por un complejo palaciego que cautivará a los grandes y a los más pequeños, porque es una suerte de viaje en el tiempo, una visita en la que se verán y se podrá participar de maneras de vivir de antaño.

Catedral de San Vito en Praga

Si estáis pasando unos días en Praga, querréis visitar su Castillo, y la mejor manera de conocer todos lo que se esconde tras sus muros, os la ofrecemos de la mano de guías expertos y entusiastas. Pasa tus vacaciones en la República Checa con Buendía Tours, ¡te estamos esperando!

Historia de la Catedral de San Vito de Praga

La Catedral de San Vito de Praga, es un templo dedicado al culto católico que forma parte del conjunto artístico monumental del Castillo de Praga.

La primera piedra fue colocada el 21 de noviembre de  1344 por el arzobispo de Praga, por orden de Carlos I de Bohemia y  IV de Alemania,  emperador del Sacro Imperio Romano Germánico y rey de Bohemia. Fue erigida sobre las ruinas de un antiguo templo románico, dedicado al mártir San Vito.

La convulsa historia de Praga, con guerras, incendios, saqueos, y la falta de fondos hizo que la Catedral de San Vito de Praga no se diera por finalizada hasta 1929 (casi 600 años después de iniciada su construcción). Por este motivo, en su interior se aprecian estilos distintos, que van desde el gótico hasta el arte moderno. Pese a ser una catedral católica, a lo largo de su historia, ha sido lugar de culto para husitas  y calvinistas.

Desde 1989 está dedicada a San Vito, San Wenceslao y San Adalberto. Ha sido el escenario de la coronación de todos los reyes de Bohemia y en ella se encuentran también enterrados todos los santos obispos y arzobispos y un buen número de reyes. La catedral, aunque católica, es de propiedad estatal desde el inicio de su construcción, en el siglo XIV.

Exterior de la Catedral de San Vito de Praga

Desde el exterior la Catedral de San Vito de Praga impresiona por su belleza, no en vano es una de las catedrales góticas más hermosas de Europa.

Paseando alrededor de la catedral hay que fijarse en las gárgolas que con sus formas fantasiosas esconden ingeniosamente las salidas de agua.

  • Fachada Oeste de la Catedral de San Vito de Praga

De estilo neogótico fue la primera que se terminó. Está decorada con estatuas de catorce santos. En total son tres puertas: en la central se halla representada la construcción de la catedral, en  la derecha la vida de San Adalberto y en la de la izquierda, la vida de San Wenceslao. También cuenta con un rosetón de estilo neogótico y flanqueando la entrada dos torres gemelas de 80 metros de altura. Desde ellas se obtienen unas  estupendas vistas del Castillo de Praga con el casco histórico a sus pies.

  • Fachada sur de la Catedral de San Vito de Praga

Durante cinco siglos fue la entrada principal de la catedral, donde está instalado el campanario de estilo renacentista que alberga la campana más grande de Praga. Junto a él podemos observar la Puerta Dorada, que debe su nombre a  un espectacular mosaico veneciano, fabricado con cristal de Bohemia y en el que se encuentra representado el Juicio Final.

Interior de la Catedral de San Vito de Praga

Aunque el exterior es increíble, la verdadera belleza de la Catedral de Praga se encuentra entre sus paredes. En la visita a la Catedral de San Vito podremos ver:

  • Tumba de San Juan Nepomuceno

Es el patrón de Bohemia, mártir que fue arrojado desde el puente Carlos a las aguas del río Moldava. Su tumba es una bella obra de orfebrería que se construyó en plata en 1736. Fue encargada por Carlos VI y financiada por suscripción popular. Es una de las pocas obras barrocas de la catedral que han quedado intactas hasta hoy.

  • Panteón Real

Fueron varios los reyes de Bohemia coronados en la Catedral de San Vito, en 1566 Maximiliano II de Habsburgo ordenó construir un Panteón Real para todos ellos.

  • Capilla de San Wencesla

Es una de las estancias más importantes de la Catedral de San Vito y obra maestra del arte gótico checo. Construida entre los años 1362 y 1367 por orden de Carlos IV, exactamente en el lugar donde había sido ejecutado el santo patrón de la República Checa. El valor de su decoración es incalculable.

Interior de la Catedral de San Vito en Praga
  • Joyas de la Corona Checa

Desde la capilla de San Wenceslao salen unas escaleras que llevan a la Sala de la Coronación, donde se guardan las  Joyas de la Corona Checa. Se precisan siete llaves diferentes para poder entrar en la estancia que las custodia desde 1791. Muy pocas veces de exponen al público.

Las Joyas de la Corona simbolizan la soberanía de los reyes de Bohemia y el pasado monárquico de la República Checa. La más antigua de las joyas es la Corona de San Wenceslao, confeccionada para la coronación de Carlos IV y Blanca de Valois como reyes de Bohemia. Otra de las joyas, la Cruz de la Coronación, fue traída del Castillo de Karlstein (situado a 30km de Praga). Es de oro y piedras preciosas y además, contiene fragmentos de la corona de Espinas de Jesucristo.

  • Biblioteca capitular

Forma parte del tesoro de la Catedral de San Vito. Consta de 125 manuscritos ilustrados, incluido un fragmento del Evangelio según San Marcos del siglo VI autografiado por Carlos IV y con un misal del obispo de Olomuc, Juan de Nepomuceno.

  • Vitrales

Uno de los elementos más representativos de la Catedral de San Vito son las hermosas vidrieras que decoran sus paredes y llenan de luz el interior del recinto. Fueron financiadas por parte de la burguesía checoslovaca, y a través de ellas, se cuenta la historia de la República Checa, recién independizada del imperio Austrohúngaro.

Se trata de una espectacular obra de arte, hecha por los mejores cristaleros de Bohemia. Entre todas las vidrieras de la catedral, una fue diseñada por Alfons Mucha considerado uno de los máximos exponentes del estilo Art Nouveau. Estas vidrieras son consideradas por muchos expertos como las segundas mejores vidrieras de Europa, por detrás de las de la catedral de León (España).

La Catedral de San Vito es visita obligada en Praga. Y merece la pena contemplarla desde todos sus ángulos, incluso desde las alturas, ya que se puede subir a sus magníficas torres.

Ubicación de la Catedral de San Vito de Praga

La Catedral de San Vito de Praga se encuentra en el interior del Castillo de Praga.

Su dirección exacta es: Hradčany, 119 08 Prague 1, Chequia

  • Horario

    Abril a Octubre

    • 9:00 a 17:00 h - Lunes a Sábado
    • 12:00 a 17:00 h - Domingo

    Noviembre a Marzo

    • 9:00 a 16:00 h - Lunes a Sábado
    • 12:00 a 16:00 h - Domingo
  • Precio

    Entrada para el complejo palaciego*:

    Circuito A

    • General: 350 CZK
    • Entre 6 y 16 años y mayores de 65 años: 175 CZK
    • Menores de 6 años y personas de movilidad reducida: Gratis

    Circuito B

    • General: 250 CZK
    • Entre 6 y 16 años y mayores de 65 años: 125 CZK
    • Menores de 6 años y personas de movilidad reducida: Gratis

*Ambas entradas permiten la visita a la Catedral de San Vito, pero la modalidad A ofrece la posibilidad de entrar en más lugares.

Cómo llegar

  • Metro

    • Línea A - Parada "Malostranská"
  • Tranvía

    • Línea 22 - Parada "Prazský hrad"