España

Guia de viaje de

Bilbao

Casco viejo de Bilbao

El Casco Viejo, también llamado coloquialmente “el casco” es la parte más antigua de Bilbao. Sus sinuosas calles siguen la estructura medieval de sus orígenes y los palacetes de los siglos XV y XVI se mezclan con edificios de finales del XIX. Es el lugar perfecto para ir de compras, de pintxos o a comer en alguno de sus numerosos restaurantes. En origen estaba formado por siete calles: Somera, Artecalle, Tendería, Belosticalle, Carnicería Vieja, Barrencalle y Barrencalle Barrena. A estas se le fueron uniendo algunas más en los siglos posteriores a la fundación de la ciudad, adquiriendo, ya para el siglo XVII, su actual configuración.

Calle del Casco viejo de Bilbao

Durante las guerras carlistas Bilbao sufrió importantes daños debido a los enfrentamientos, siendo destruida la mayor parte de la ciudad medieval. Una vez acabado el conflicto se reconstruyó buena parte de las casas y se configuró la imagen del Casco Viejo actual.

La zona sufrió especialmente las consecuencias de las inundaciones que asolaron Bilbao en 1982 por lo que en muchos puntos de “el casco” hay señalizaciones de hasta donde llegó el nivel de las aguas, en algunos casos casi los dos metros. La reconversión de los años 90 trajo aires nuevos, se restauraron la mayoría de los edificios y monumentos importantes, se abrieron nuevos comercios…todo ello revitalizó el barrio y lo volvió a poner en el mapa.

El Casco Viejo es peatonal desde 1979 por lo que es un lugar ideal para callejear y perderse. También para visitar algunos de sus museos y monumentos más importantes:

Las Siete Calles de Bilbao, qué podemos ver

  • La Calle Somera es la única de las siete calles que tiene un tramo curvo, y se debe a la vuelta que daba la original muralla. En el numero 12 de esta misma calle nació en 1806 el músico Juan Crisóstomo de Arriaga.
  • La Calle Artecalle, era la calle del medio cuando solo había tres calles. En ella se encontraban los  gremios de los plateros, los carpinteros y los zapateros. Como anécdota contar que en esta misma calle había un farol de aceite que alumbraba una hornacina de la Santísima Trinidad. La encargada de recargar el aceite era Dionisia de Onzoña, la cual falleció en 1875 en una epidemia de viruela, y desde entonces el farol se dejo de recargar. Aún a día de hoy, se hace referencia a esta historia en las Bilbaínadas (canciones populares que hacen referencia a la realidad de la villa).

“El farol de  Artecalle,

 no alumbra ya,

Si no le echan aceite,

 se apagará.”

  • En la Calle Tendería, llamada en otros tiempos “de Santiago”, se ubicaban tiendas y pequeños talleres. Según cuentan las crónicas de la época en la entrada de esta calle fue donde juró los fueros Isabel la Católica vestida de baserritarra (traje típico de aldeana). El mismo año que la Reina Isabel juró los fueros, 1483, la ciudad recibió el permiso de demoler la muralla, de la que aún quedan restos visibles en el número 12 de la calle Ronda.
  • La calle Ronda, debe su nombre a que por allí se realizaba la ronda de la Villa cuando estaba amurallada. Es una de las más estrechas y aún así, una de las que más ambiente tiene a día de hoy. En el número 16 se puede ver una placa que recuerda que allí nació Miguel de Unamuno en 1864. El Palacio de Arana, el más antiguo de Bilbao, construido en 1590, se encuentra en el casco Viejo, concretamente en la calle Belosticalle, la más cercana al Mercado de la Ribera, calle antiguamente llena de sardineras y pescaderos.
  • En la Calle Carnicería se estableció y no podía ser de otra manera, en primer matadero de Bilbao hasta que los vecinos, debido a la suciedad que se producía y los malos olores, lograron con sus quejas que se cambiara de emplazamiento. La calle pasó a conocerse entonces como Carnicería Vieja.
  • Las últimas dos calles son la Calle Barrencalle, y la Calle Barrencalle Barrena. En la primera, en otros tiempos partían los botes que trasladaban a la gente de un lado de la ría al otro, y la segunda estaba frecuentada por anguleros y rederas. Siendo esta última la calle a la que más afectan las crecidas de la ría.

Recorrido por las Siete Calles de Bilbao

Para iniciar el recorrido por el Casco Viejo os recomendamos comenzar por  la Ribera, dando un agradable paseo al borde de la Ría de Bilbao. A lo largo del paseo, encontraréis  unos arcos a los que el Ayuntamiento de Bilbao, decoró con pinturas al fresco. Estos arcos a la vez servirán para buscar la sobra y cobijarnos si acaso, durante nuestro paseo, nos acompaña el txirimiri. Los Arcos comienzan en la calle Somera y llegan hasta Carniciería Vieja, por lo que dando este pequeño paseo, completaremos cinco de las siete calles. Además, podremos ver el Mercado de la Ribera, con un premio Guiness al mercado de abastos más completo.

Ubicación del Casco viejo de Bilbao

Su dirección exacta es: Casco viejo de Bilbao

Cómo llegar al Barrio viejo de Bilbao

  • Metro

    • Parada "Casco Viejo"
  • Tranvía

    • Paradas "Arriaga", "Ribera" o "Casco"
  • Lugares cercanos

    • Mercado de la Ribera
    • La Catedral de Santiago
    • La Iglesia de San Antón
    • La Iglesia de San Nicolás
    • Museo Arqueológico