España

Guia de viaje de

Bilbao

Basílica de Nuestra Señora de Begoña

A 15 minutos caminando desde el Casco Viejo de Bilbao, en el centro neurálgico del barrio de Begoña encontrarás La Basílica de Begoña, el orgullo de todos los vizcaínos y patrona de Vizcaya y Bilbao.

Basílica de Nuestra Señora de Begoña en Bilbao

Si buscáis conocer realmente Bilbao y a sus bilbaínos y bilbaínas, necesariamente debéis incluir en vuestros días, una visita a su Amatxu (Mamá). Este es uno de los principales motivos por los que hoy, desde Buendía os traemos su verdadera historia.

Nuestra Señora Begoña en Bilbao, una iglesia de Leyenda

En algún momento de la historia, un pastor que se encontraba en el monte Artagan, descubrió sobre una encina, una talla de madera de la Virgen María.

Los vecinos empezaron a buscar un mejor lugar para construir la iglesia donde venerar la milagrosa imagen, pero cuando intentaron trasladarla la talla estaba enraizada al suelo. Y dicen, que se escuchó una misteriosa voz que exclamaba ¡Bego oina! (quieto al pie) Y así fue como se decidió construir el templo allí mismo. Y partiendo de la leyenda, llegó la historia de esta Basílica a la ciudad.

Un pedacito de historia sobre la Basílica de Begoña

En su origen, la construcción consistía en una pequeña nave de madera y una capilla de piedra que protegía la Virgen. Más adelante lo poco que se sabe del edificio primitivo es que poseía un coro y un pórtico de madera, y tras el altar de corte flamenco se encontraba un retablo compuesto de 14 tablas que narraban la vida de María. Fue a principios del siglo XVI cuando se empezó a construir el edificio actual.

Pero no siempre fue fácil la vida de la iglesia en la ciudad. Vio toda la historia pasar y sufrió varios de sus capítulos. En 1808, las tropas napoleónicas saquean la Basílica de Begoña asesinando al párroco. Durante la guerra carlista la Basílica se convirtió en punto estratégico a manos de Zumalacárregui (militar carlista) debido a su situación desde la que se veía prácticamente toda la villa. Se mantuvo erguida prácticamente toda la guerra, pero para que no fuera utilizada por el bando enemigo, se colocaron minas que destruyeron las bóvedas. Y aún sería invadida una vez más, en esta ocasión por parte del bando de los liberales, que la usaron de fortín y la quemaron hasta sus cimientos.

Es en 1908 cuando Roma otorga al templo rango de basílica y 20 años más tarde la basílica estará reformada por completo, cuya torre fue levantada por el arquitecto José María Basterra.

Cómo es la Basílica de Nuestra Señora de Begoña

La Basílica originalmente era de estilo gótico, pero tras sus diversas restauraciones posee un estilo ecléctico.

Su interior es amplio y diáfano debido a la inexistencia de cruceros, todo se encuentra sustentando por diez pilares.

Lo más asombroso es la imagen de la Virgen, la imagen es una talla románico-gótica de los siglos XIII y XIV. Es de madera policromada pintada de vivos colores y mide 117cm. Así como una serie de lienzos que cuentan su historia a través de las imágenes.

Y otra de las cosas que probablemente llamen nuestra atención son los escudos de la fachada, emblemas de gremios y comerciantes, no de familias nobles. Esto ocurre así porque fueron las limosnas de los fieles, las que costearon las obras de la iglesia.

Qué relación tienen "La Salve" y la Basílica de Begoña de Bilbao

Las historias cuentan que cuando los marineros llegaban de largas jornadas en la mar, lo primero que veían era las torres de la basílica y le rezaban un Salve a la Virgen, en agradecimiento por haberles cuidado en el mar.

Fiestas de la Virgen de Begoña en Bilbao

La “Amatxu” de Begoña como se la conoce popularmente tiene el día 11 de octubre la romería en su honor. Ésta se inicia en la zona del Arenal, recorriendo las calles del Casco Viejo, y finalizando como no podía ser de otra manera en la basílica, donde se da una misa sagrada en nombre de la Madre de Bilbao.

Además, cada 15 de agosto, peregrinos de diferentes puntos de la región llegan a la Basílica después de caminar durante toda la noche para asistir a la misa en honor a la patrona que se celebra esa mañana, siendo ésta una de las tradiciones religiosas más arraigadas en Vizcaya.

Si vuestro viaje a la ciudad, coincide con alguna de estas fechas, no dejéis de acercaros a sus jornadas, pues sin duda son una de las cosas más típicas que se pueden hacer en Bilbao.

Ubicación de la Basílica de Nuestra Señora de Begoña

  • Horario

    • 10:30 a 13:30 / 17:30 a 20:30 h - Lunes a Sábado

    Domingo abierto únicamente entre misas

Cómo llegar a la Basílica de Nuestra Señora de Begoña

  • Metro

    • Parada "Casco Viejo / Santutxu"
  • Bilbobús

    • Líneas 3 y 30