España

Guia de viaje de

Santiago de Compostela

Santiago Apostol

Cuenta la historia de la Biblia que fue el tercero de los apóstoles en seguir a Jesucristo, hijo de Zebedeo y Salomé, abandonó la pesca para seguir las enseñanzas del maestro y propagar su palabra.

Santiago Apostol en la Catedral de Santiago de Compostela

Su figura y presencia es constante en las escrituras de La Biblia, siendo uno de los apóstoles más importantes y jugando un papel destacado en la historia.

Tras el Pentecostés, cuando los discípulos se disgregaron para difundir la palabra, Santiago el Mayor llegó a la península ibérica para recorrerla predicando y convertirla en su hogar. De este hecho se traslada el que Santiago sea el Patrón de España y su santo fiesta patronal en múltiples localidades por toda el país.

De su paso por la península ibérica, se cuenta que estuvo en Tarragona, Zaragoza, la Costa Portuguesa y que acabó sus días en las tierras que hoy conforman la provincia de La Coruña. En aquellos primeros momentos de la fé cristiana, Santiago se dedicó como misión vital a propagar el Santo Evangelio por las en aquel momentos,

La leyenda también nos dice que alrededor del año 813, el Rey asturiano Alfonso II el Casto descubrió su sepulcro y peregrinó para honrar los restos convirtiéndose así en el primer caminante y mandó construir un pequeño templo. Dando origen al mismo tiempo a la Ciudad de Santiago y a la tradición del Camino.

A día de hoy, la figura de Santiago Apóstol es muy querida en España, siendo siempre una figura protectora y dadora de bienes y protección. Tiene también una gran presencia y es adorada su figura en múltiples lugares de América Latina: Perú, Argentina, Chile, México, Panamá....

Como principal patrón del país, en muchas ciudades y pueblos, el 25 de Julio (festividad del santo), se celebran fiestas en su honor. Sin duda las más importantes y conocidas son las de Santiago de Compostela, que son conocidas en todos el país y acogen una gran afluencia de visitantes y peregrinos de todas partes del mundo.

Mito o realidad, la leyenda del Apóstol es conocida en todo el mundo, así que si pasas por La Catedral seas Peregrino o visitante, no olvides pasar detrás del púlpito y saludar al apóstol como se hace desde hace siglos.