España

Guia de viaje de

Santiago de Compostela

Seminario Menor

El Seminario Menor de Santiago de Compostela surge en la década de los 50 del pasado siglo. Dedicado a Nuestra Señora de la Asunción, es la obra soñada del Cardenal Quiroga Palacios para acoger a los cientos de seminaristas que ya no cabían en los muros de San Martín Pinario.

Seminario Menor de Santiago de Compostela, España

Es uno de los sitios de la ciudad que, nuevamente, está relacionado con una de las realidades más viva y más importante de la ciudad: la de sus estudiantes.

Qué es y por qué es el Seminario Menor

Ubicado en Belvís, en el histórico barrio de San Pedro. La etimología popular sugiere que Belvís es una apócope de Bela Vista, y no le falta razón: el Seminario Menor tiene unas magnificas  vistas  de  la zona monumental compostelana.

Con el deseo de que en el seminario menor pudieran también iniciar sus estudios los más jóvenes, pasaron por sus aulas miles de chicos de toda la geografía gallega. Esos jóvenes ocupan hoy diferentes puestos en la Iglesia y fuera de ella. Y es que Santiago, como os enseñaremos en Buendía, es, sobre todo tradición académica.

Historia del Seminario Menor

La idea de los seminarios tal y como se entienden hoy, surge de las deliberaciones del Concilio de Trento, que  anima encarecidamente a las diócesis a crear centros específicos para la formación de futuros sacerdotes.  Siguiendo dichas directrices se funda el Seminario Conciliar de Santiago en el  edificio San Clemente. Se trasladaron luego al antiguo monasterio de San Martiño Pinario, y los estudiantes se instalaron en San Roque. Era imprescindible, por tanto, un edificio para el Seminario Menor.

El Seminario Menor debía de estar muy próximo a los sagrados restos del Apóstol y, por otra parte, situado en un lugar despejado, amplio, soleado y lleno de luz. Después de sopesar todas las posibilidades, apareció como emplazamiento ideal el altozano de Belvís. Se encomiendan los planos del futuro edificio al arquitecto José Mª de la Vega Samper, quien ya había dirigido la construcción de una veintena de Seminarios en toda España.

Casi en tiempo record, el 30 de septiembre de 1955, ingresará en el edificio la primera promoción de alumnos. Fueron 224 jóvenes, con su respectivo equipo de profesores correspondientes a los primeros cursos de Humanidades.

En la actualidad, el Seminario Menor sigue promoviendo esa misma educación entregada y personalizada que siempre le ha caracterizado, acogiendo en sus aulas a algo más de 70 alumnos. Junto  a este fin primero y original, el edificio acoge otra serie de entidades, como el albergue de peregrinos, con más de 300 plazas y  más de dos décadas acogiendo a todos los que llegan a Santiago de Compostela, o el Colegio de Primaria Casa do Neno.

Quienes estudiaron en el Seminario Menor

Por el seminario menor pasaron, durante toda la historia, cientos de alumnos. Entre las personas que adquirieron relevancia al salir de las aulas, entre otros, Monseñor Luis Quinteiro Fiuza, Obispo de Tui-Vigo, y Monseñor Leonardo Lemos, Prelado de Ourense. En el terreno de la política estudiaron en el Seminario Menor Xosé Luis Barreiro Rivas, vicepresidente de la Xunta, Manuel Regueiro Tenreiro, exdirector xeral de Política Lingüística, y en el mundo empresarial estuvo José Montes Pérez, presidente de Feiraco y de la Asociación Galega de Cooperativas Agroalimentarias.

Albergue del Seminario Menor

Junto a la tradición académica que aún mantiene, en este seminario se aúna otra de las esencias de la ciudad, la de los peregrinos. Así este es uno de los lugares más importante a los que acuden los peregrinos que llegan a la ciudad. Sin duda es uno de los albergues más conocidos de la ciudad.

Ubicación del Seminario Menor