España

Guia de viaje de

Santiago de Compostela

Colegio Fonseca

El Colegio de Fonseca es el edificio donde nace la Universidad de Santiago de Compostela en el siglo XVI. Fue mandado construir por el arzobispo Alonso III de Fonseca, adaptando la casa donde él había nacido y que pertenecía a su influyente familia.

Este colegio Fonseca siempre tuvo mucha presencia en la ciudad y tuvo, acorde con los tiempos, diversas funciones. Fue Colegio Mayor, Convento de la nobleza, Hostal para campesinos y comerciantes, Edificio de acogida de los católicos irlandeses, Seminario de Estudos Galegos, Facultad de Medicina, Facultad de Farmacia y Facultad de Económicas.  Después del franquismo el Salón Artesonado de Fonseca fue sede del Parlamento de Galicia. Hoy es la sede de la Biblioteca de la Universidad.

Patio interior del Colegio Fonseca de Santiago de Compostela

A finales del siglo XV Gómez de Marzoa, dirigente de la ciudad, se embarca en el proyecto de la creación de un colegio para estudiantes pobres en Santiago. Es por eso por lo que desde Buendía Tours os recomendamos acercaros a lugares como este porque aúnan parte del pasado que hizo de Santiago de Compostela la ciudad que hoy es.

El Colegio de Santiago Alfeo o Colegio Nuevo se funda el 15 de marzo de 1526. Se amplía el Colegio Viejo de la Rúa Nova con el objetivo de ampliar los estudios de Gramática y Cánones con los de Arte, Teología y Derecho, y ese es el germen de una de las instituciones más reconocidas e importantes de la ciudad: la Universidad de Santiago. Sin duda alguna una de las historias que hay que conocer y una de las cosas que hay que ver si estamos de visita en Santiago de Compostela.

El Colegio Fonseca: el Nacimiento de la Universidad de Santiago

Qué ver en el Colegio Fonseca de Santiago de Compostela

El propio edificio del colegio, El Pazo de Fonseca, es una de las primeras cosas que podemos ver. Es de estilo renacentista, pero con elementos platerescos propios de Compostela. La fachada, de 1688 es obra del famoso arquitecto que dio vida a la Compostela del siglo XVII, Diego de  Romay. Destaca su puerta principal con una exagerada decoración de simbología cristiana, sobre la cual hay un friso donde se representa el escudo con las cinco estrellas de los Fonseca, rodeado de las figuras de San Gregorio el Grande, San Ambrosio, San Agustín y San Gerónimo, los cuatro doctores de la Iglesia Latina. Las figuras inferiores del marco corresponden a Santiago Alfeo y la Virgen de los Placeres; las que coronan la composición son San Pedro, Santa Catalina, San Ildefonso y San Paulo. El resto de la ornamentación se trata de unos pintorescos dragones que algunos autores identifican con imágenes de inspiración maya.

Otro de los elementos a destacar en la visita es el claustro del Colegio de Fonseca que tiene una estatua dedicada a Alonso III de Fonseca por ser un gran impulsor de la Universidad compostelana y fundador del Colegio de Fonseca.

En 1844 se creó junto al edificio, en el lugar dedicado a las huertas del Colegio de Fonseca, el Jardín Botánico de la Universidad de Santiago de Compostela, que serviría como complemento de investigación y docencia botánica a las facultades de Medicina, Ciencias y Farmacia y que es otro de los lugares de obligada visita. El jardín llegó a tener 1000 especies cultivadas. Hoy, apenas queda de él un reducido espacio con dos ejemplares de Ginkgo Biloba pertenecientes al catálogo de árboles singulares de Galicia, un olivo y un alerce.

No podemos abandonar esta visita sin dirigirnos a uno de los laterales del Palacio de Fonseca donde se  encuentra el llamado árbol de las ciencias. Realizado en hierro, de cada una de sus ramas nacen diferentes papeles, que semejan pergaminos, donde están escritas diversa carreras en latín tales como Matemáticas, Física, Química, Teología, Geografía… por motivos de conservación el árbol se encuentra dentro de un cristal. Cuenta la leyenda que todo estudiante que no sabía qué carrera escoger, acudía al Árbol de las Ciencias. La persona se colocaba delante del mismo y daba tres vueltas, seguidamente se acercaba al árbol de espaldas, y estiraba su brazo para tocar sin mirar el cristal. Así, el dedo se posaría en una de las distintas carreras mostrando al indeciso estudiante qué carrera realizar.

Ubicación del Colegio de Fonseca

  • Horario

    • 9:00 a 21:00 h - Claustro - Lunes a Viernes
    • 11:00 a 14:00 h 17:00 a 20:30 h - Salón artesonado y capilla gótica - Martes a Sábado