Guia de viaje de

Venecia

Qué ver en Venecia

Venecia, la ciudad de los canales. La exótica capital del véneto. Muchas personas os dirán que Venecia tiene poco que ver y que todo lo encontraréis mientras paseáis, sin embargo, Buendía Tours os va a exponer uno por uno, todos los monumentos que podréis ver en la ciudad italiana. 

Venecia que ver guía Buendía Tours

¿Quieres saber qué visitar en tu viaje a Venecia? En este artículo qué ver en Venecia, hablaremos de los principales monumentos y lugares que no te puedes perder, así como los museos y galerías más interesantes de la ciudad. Conoce y disfruta de la denominada Reina del Adriático con la guía de viajes de Buendía.

Historia de Venecia

El origen de Venecia se remonta al año 421, cuando ciudadanos del Véneto se establecieron en esta ciudad como consecuencia de las invasiones bárbaras.

Venecia posee una localización estratégica desde el punto de vista comercial, estableciéndose como centro neurálgico del comercio entre Oriente y Occidente en la Edad Media. De esta época seguramente conoceréis al comerciante y viajero más famoso: Marco Polo.

Así, Venecia formó parte del Imperio Bizantino y llegó a controlar gran parte del noroeste de Italia. Sin embargo, como consecuencia de las numerosas guerras en territorio europeo, Venecia perdió mucho poder, pasando a formar parte, en el año 1866, del Reino de Italia hasta nuestros días.

Monumentos principales

A continuación, os mostramos los puntos de interés que hay que ver y no os podéis perder en vuestro viaje a Venecia. Igualmente, os dejaremos los enlaces a cada monumento, donde podréis encontrar toda la información necesaria. ¿Preparados para disfrutar del mejor viaje por Venecia?

Un gondolero en un atardecer en Venecia, qué ver venecia, Buendía Tours

Para haceros más sencillo la tarea de visualizar todos los monumentos, tendréis un pequeño resumen y después podréis acceder a ellos más fácilmente. Ya sabéis que Buendía Tours hace lo difícil, fácil, para todos sus lectores. 

Plaza de San Marcos

La importancia de la Plaza de San Marcos para Venecia es tal que podemos decir que no hay Venecia sin San Marcos. Es la genuina plaza de la ciudad: desde su construcción se convirtió en el centro de la ciudad. Así, podemos afirmar sin miedo a equivocarnos que la Plaza de San Marcos es uno de los sitios imprescindibles que ver en Venecia. 

Hoy emblema de Venecia, en el siglo IX era una explanada en la que había un faro, un huerto y dos iglesias. San Marcos comienza a ser el corazón de la ciudad cuando se levanta la Basílica y el Palacio Ducal. 

Palacio Ducal de Venecia

Desde su construcción en el siglo IX, el Palacio Ducal de Venecia, de estilo gótico principalmente, ha sido el símbolo del poder, de la gloria, de la fuerza de esta ciudad. Comenzó como palacio fortificado, pero en el siglo XII, se llevó a cabo una reforma que eliminó el aspecto rudo originario. Así, el Palacio Ducal se convierte en el centro de la ciudad y el lugar de residencia de los sucesivos dux que gobernarán Venecia, así como el Palacio de Justicia.

En el exterior, el elemento más destacable es la Porta della Carta, que data del siglo XV y que se conoce así porque allí se fijaban los decretos que el Gobierno de la ciudad emitía. Sobre la puerta veréis el majestuoso león alado de San Marcos, símbolo de la ciudad.

Una vez dentro del Palacio Ducal, además de sus cuatro fachadas, la escalera de los gigantes será el rincón que más llame vuestra atención. Su nombre se debe por los dos “gigantes”: Marte y Neptuno, obras de Sansovino.

El Campanile de San Marcos

El Campanile de la plaza de San Marcos es el estandarte de la ciudad, construido en ladrillo rojo y destacando con 100 metros de altitud desde todos los puntos de la ciudad. Su función originaria era la de faro de cuantos navegaban por la laguna. Posteriormente, desde el Campanile se hacían sonar cinco campanas diferentes, que alertaban a los venecianos y venecianas con sus sonidos. Estas eran: La Marangola, La None, La Mezza Terza, La Trottiera y La Maléfica. 

No os perdáis la vista panorámica desde lo alto del Campanile. Os prometemos que no olvidaréis la Venecia que desde aquí se observa de una manera tan poco conocida. Además, desde este lugar fue donde se llevaron a cabo las pruebas con el primer telescopio del mundo presentado por Galileo Galilei.

Basílica de San Marcos

La basílica San Marcos: la embajadora y dueña de Venecia, la catedral de la ciudad, una de las obras de arquitectura bizantina, que una y mil veces os sorprenderá. En palabras de Charles Dickens “es solemne, irreal, increíble y fantástica”.

Difícil no asombrarse con su imponente fachada, pero aún más difícil es no contemplar los caballos de San Marcos. En su interior, sus 8000 metros cuadrados no dejan a nadie indiferente, sobre todo por los cientos de murales que decoran sus paredes revestidas de pan de oro y La Pala D’Oro (retablo de oro), extraordinaria obra de orfebrería bizantina. En su interior se alberga el tesoro de San Marcos, formado por 283 objetos litúrgicos de diversos materiales preciosos.

Biblioteca San Marcos

Biblioteca San Marcos es uno de los sitios obligatorios que ver en Venecia. Una de las más antiguas del país, almacén de reconocidos textos clásicos. Ubicada en el corazón de Venecia: la Plaza San Marcos.

El tesoro de esta biblioteca se fue conformando a partir de sucesivas donaciones y convirtiéndose así en el templo de la literatura de la ciudad. Hoy da cobijo a 13.000 manuscritos, cerca de 3000 incunables y 24.000 libros que fueron impresos entre los años 1500 y 1600.

Escuela Grande de San Marcos

La Escuela Grande de San Marcos  fue, en sus inicios, una de las seis escuelas por excelencia de Venecia. En aquella época las escuelas eran una especie de cofradías: asociaciones benéficas que tenían diversas funciones, como repartir limosna u organizar procesiones, bodas o entierros.

Bajo el mando de Napoleón, deja de funcionar como una "scuola" y pasa a ser un hospital. Hoy en día, la Escuela Grande de San Marcos es el Hospital Civil de Venecia. En vuestra visita a Venecia, reservad un hueco para admirar este maravilloso edificio, que constituye una de las obras más destacables del Renacimiento veneciano.

Puente de los Suspiros

El Puente de los Suspiros es obra del arquitecto Antonio Contin. Se levanta para unir las dependencias legales del Palacio Ducal con las estrechas celdas de la Nueva Prisión de la Serenísima. Como el puente era transitado por prisioneros, este se decidió construir cerrado por los flancos para evitar la fuga de prisioneros. El puente, de estilo barroco, cuenta con 11 metros de longitud y está construido con piedra Istria. 

Puente de Rialto

El Puente de Rialto es el más antiguo sobre el Gran Canal de Venecia, con más de 400 años de existencia. El Puente que hoy podemos observar se construyó entre 1588 y 1591 con piedra Istria y fue un proyecto de Antonio da Ponte. Hoy luce su mejor cara gracias a la remodelación de los años 2015 y 2017. Seis mil pilares de madera a cada lado sostienen esta estructura.

Gran Canal de Venecia

El gran canal de Venecia es símbolo de la capital del Véneto. Muchos lo podrían confundir con un mar, lago o río, pero en verdad es un canal que divide Venecia, pero no la separa. Se dice que tiene tan cuidadas sus dimensiones que al dividir la ciudad, dejó tres barrios a un lado y tres al otro. Podrás y deberás, navegar por este gran canal en góndola o en las pequeñas embarcaciones que te llevan de un lado al otro. Pero sobre todo, no dejes de visitarlo porque Venecia no sería igual sin su gran canal. 

Basílica de San Giorgio Maggiore

La Basílica San Giorgio Maggiore es de obligada visita, ya que se trata de referente en la ciudad. Su arquitectura es de estilo renacentista proyecto de Andrea Palladio. Destacamos la fachada de mármol, la imponente cúpula y la luz que en su interior se abre paso y adorna su interior como si fuera una obra de arte más.

Basílica dei Santi Giovanni e Paolo

La Basílica dei Santi Giovanni e Paolo es el monumento religioso más grande de la ciudad y uno de los mayores panteones de la república, donde descansan personajes como Tomaso Mocenigo o Nicolo Marcello.

Además de su pórtico atribuido a Bartolomeo Bon y su rosetón adornado con cristal de murano, el templo cuenta con grupos escultóricos y obras pictóricas de autores tan reconocidos como Giovanni Bellini o Paolo Verones.

Basílica Santa Maria Gloriosa Dei Frari

Santa María del Frari es la iglesia más grande de Venecia. Los franciscanos llegaron a Venecia en 1225. Desde ese momento, su labor fue la de ayudar a los más necesitados. Sin embargo, los propios franciscanos eran tan desfavorecidos que no tenían donde alojarse. Por este motivo, construyeron la Basílica Santa María del Frari, de ahí su estilo gótico franciscano. En su interior el altar mayor parece apoderarse de todo, y sobre él encontramos una de las grandes obras del maestro de Véneto: “La Anunciación” de Tiziano

Iglesia Santa Maria dei Miracoli

En la Venecia del siglo XV eran numerosas las imágenes de vírgenes que se colocaban en las esquinas de las calles de la ciudad. Esta figura comenzó a ser objeto de peregrinación gracias a los milagros que realizaba.

De esta manera, comenzó la recaudación de dinero para levantar la Iglesia y dedicársela a la virgen. De estilo renacentista y una obra del Quatrocento para la posteridad, la Iglesia Santa María dei Miracoli es un imprescindible que ver en Venecia.

Iglesia San Pantaleón

Su nombre deriva de un médico llamado San Pantaleón que fue decapitado por profesar la religión católica. La genuina belleza de la Iglesia San Pantaleón se encuentra en su interior, pues su fachada inconclusa es de ladrillo rojo. Gian Antonio Ferriani autor del “Martirio de San Pantaleón” tardó 24 años en realizar la pintura sobre tela más grande del mundo. 

Iglesia de Santa Maria della Salute

La iglesia Santa Maria della Salute se levantó como símbolo de supervivencia de los venecianos a la peste y su triunfo sobre la muerte. La iglesia es una de las grandes obras del barroco del país. Inundada de luz natural, cubierta de piezas de mármol rojizo, blanco y negro, resalta no solo por el conjunto arquitectónico sino también por las pinturas que la adornan de artistas tan reconocidos como Tiziano o Tintoretto.

Iglesia de San Francesco della Vigna

La Iglesia de San Francesco della Vigna es una de las más representativas de la ciudad. El artífice fue Jacopo Sansovino, quien le otorgó su origen gótico. No os podéis perder la fachada, que data del siglo XVI y fue primera obra de Andrea Palladio en la ciudad. En el interior de la iglesia cabe destacar las capillas funerarias dedicadas a familias que contribuyeron a la construcción de la iglesia. Imposible no pararse a admirar el altar y la Capella Santa. Si no sabéis que ver en Venecia, esta es vuestra iglesia.

Iglesia Madonna dell Orto

Una de las más bellas estampas que nos deja el gótico veneciano es ahora el lugar donde descansa el inmortal Tintoretto, pues esta fue la iglesia de su barrio y de su vida. La capilla de Mauro alberga la Virgen del Huerto o Virgen del Orto que da nombre a la iglesia, aunque fue construida en honor a San Cristóbal, descubre más sobre Iglesia della Madonna dell’Orto.

Iglesia del Redentor

La Iglesia del Redentor de Venecia se levanta como símbolo de victoria de tantas veces que Venecia tuvo que vivir los estragos de la peste y, sin embargo, volvió a resurgir. Esta obra se enmarca dentro del movimiento del Renacimiento Italiano y se sitúa en la isla de Giudecca. 

Scuola Grande di San Rocco 

Otra de las escuelas más relevantes de Venecia. Y os preguntaréis, ¿quién es San Roque? Por eso y porque desde Buendía Tours no queremos que os perdáis ni un detalle de este personaje tan célebre a medio camino entre la historia y la leyenda os dejamos con el artículo de nuestra guía de Venecia sobre la Escuela Grande de San Roque de Venecia.

Campo San Polo

La Plaza San Polo es uno de esos lugares que sin ser muy turísticos son esenciales si deseáis conocer Venecia desde los ojos de un veneciano. Desde el año 1979, el Campo San Polo es uno de los centros más importantes en la celebración del famoso Carnaval de Venecia y es, además, escenario desde donde se proyectan películas durante el prestigioso Festival del Cine de Venecia.

Museos de Venecia

Venecia es una ciudad fascinante por conocer: no sólo recorriendo sus calles y canales sino también visitando sus magníficos museos. En ellos podrás disfrutar de reconocidas obras pertenecientes a artistas como Mariano Fortuny, Picasso o Dalí, objetos pertenecientes al genio Leonardo Da Vinci y juguetes de la infancia, entre otros.

Mercados de Venecia

¿Quieres conocer los mercados más auténticos de Venecia? Una opción para comprar objetos de segunda mano, alimentos frescos, productos típicos o simplemente para dar un paseo y sentir el verdadero ambiente de la ciudad. Si quieres sentirte como auténtico veneciano un día, tendrás que visitar sus mercados. 

mercado de venecia buendia tours

Mercado de Rialto

En este mercado podrás encontrar a los locales comprando, porque sí, aunque nosotros veamos Venecia como un destino muy turístico, aún son muchos los locales que habitan estas tierras. En el Mercado de Rialto tendrás que visitar la pescheria, la auténtica lonja de pescado como aquí la conocemos. En este mercado te encontrarás frutas, verduras, carne, pescado y muchos más productos frescos

Mercado de Río Terá San Leonardo

Este mercado se encuentra al aire libre y se extiende durante un kilómetro. Esta calle donde se sitúa el Mercado de Río Terá San Leonardo es un canal soterrado que hoy acoge todo tipo de productos: desde frescos como la comida, hasta tiendas de souvenir, de ropa o incluso, pieles de cuero. 

Mercado del Agricultor

El Mercado del Agricultor, como su propio nombre indica, comercializa en la calle Longhi todos los productos traídos de la misma tierra. Es este espacio, por tanto, el que escogen los mismos agricultores para vender sus productos.