Italia

Guia de viaje de

Venecia

Iglesia del Redentor de Venecia

Es curioso como a veces de la más absoluta desolación, las marcas que quedan para la historia, no son cicatrices, sino estampas de gloria, de fiesta y de alegría. Esto es en Venecia, más que una teoría, una realidad. A medio camino entre la necesidad de recordar y la obligación de seguir viviendo, Venecia supo soportar los envites de la desolación y portar las cicatrices que, esta vez si, ésta dejó en la ciudad.

Iglesia del Redentor de Venecia
Fachada de la Iglesia del Redentor de Venecia

Fueron varias las veces que Venecia sufrió la peste. Por varias veces esta peste tuvo fácil hacer presa a la ciudad. Puede que su apertura al mar fuera en esta ocasión su condena, puede que el tráfico de personas se alineara como agente de la terrible enfermedad, el caso es que la peste quiso, fieramente acabar con la ciudad. Pero no fue así. No acabo con ella y lejos de amedrentarse por el dolor, volvió al mundo decidida a recordar que la única manera que la muerte no sabe enfrentar es la que se viste de luz y la que se adorna de sonora carcajada. De los estragos de la muerte con un recordatorio, por ejemplo, las Iglesias de San Giovanni e Paolo de Venecia y la Iglesia del Redentor de Venecia, de la lucha de aquellas épocas quedaron como testigos sus máscaras, antes símbolo de la muerte, hoy símbolo de carnaval. Así desterró Venecia a la oscuridad. El viaje entre las sombras de lo que un día fue Venecia, puede hacerse de varias maneras, hay aún el la Serenissíma muchas muestras y muchos lugares que recuerdan las épocas que todos quieren olvidar, nuestras visitas guiadas intentan no olvidar y, en concreto, nuestro Free Tour, en español, Venecia Alternativo, hace un recordatorio especial a este momento, a terrible momento de la peste en Venecia.

Esta Iglesia del Redentor de Venecia que hoy vamos a empezar a descubrir, es el reflejo de una época aciaga, pero sobre todo vuelve a ser, una vez más en la ciudad, una construcción indiscutible de victoria.
 

Arquitectura de la Iglesia del Redentor de Venecia

La Iglesia del Redentor de Venecia es obra del veneciano Andrea Palladio. A este arquitecto se le llegó a calificar como “el arquitecto de los arquitectos”,pues bien, posiblemente sea esta Iglesia su obra maestra, o al menos una de ellas. A la muerte de Palladio iba a cumpplir fielmente las líneas proyectadas el proto Antonio de la Ponte.

Es una Iglesia que podemos encuadrar dentro del movimiento del Renacimiento Italiano y va a llamar la atención por su belleza y por la magnificencia que de ella emana. En la fachada lo que más llama la atención es su frontón de templo romano, ocupando de esta manera, esta fachada casi toda la importancia del exterior. En esta fachada se entremezclan varios triángulos y diversas columnas y pilastres empotrados.

A la espaldas de esta fachada, se articula el resto del cuerpo de la Iglesia del Rodentor, en concreto su nave central con una cubierta a dos aguas y una gran cúpula. La cúpula bulbosa mantiene un dibuja un inconfundible estilo bizantino-veneciano y podremos verla sin grandes dificultades, pues sobresale ampliamente sobre todo el edificio. Esta cúpula está flanqueada de dos campanarios “encerrados” éstos en unas torres circulares con forma de minarete.
 

Historia de la Iglesia del Redentor

Entre los años 1575 y 1577, la peste hizo de Europa su particular patio de recreo. Fueron numerosos los focos en el viejo continente e incontables las víctimas y Venecia volvería a sufrir ( y aún no habría de ser esta la última vez) la peste de estos años. Casi un tercio de la población  de Venecia, sucumbe a la enfermedad. Para narrar, y sobre todo para entender la historia de la Iglesia del Redentor, debemos de tener en cuenta que a la enfermedad, lejos de buscarle orígenes orgánicos, físicos o incluso de salubridad, se la considera un castigo bajado del mismísimo cielo, por lo que la salvación había que buscarla del mismo modo mirando al mismísimo cielo. Y así es, como buscando el indulto para la Sereníssima, Alvise Mocenigo que era por aquel entonces el doge de la ciudad, pidió a Dios el fin de la terrible enfermedad. A cambio prometió levantar un templo en el que no solo se iba a recordar sino que se iba a agradecer por siempre, la intervención divina.

El tercer domingo de julio, se declara que la peste ha concluido. Solo quince años después (muy poco tiempo para la época en la que transitamos) la Iglesia del Redentor se terminó de construir en la isla de Giudecca, se decició este emplazamiento para que el templo pudiera ser visible desde cualquier punto de la isla principal. De esta manera, Venecia daba por cumplida su promesa.
 

Interior de la Iglesia del Redentor de Venecia

El interior de la Iglesia del Redentor de Venecia, que ahora estamos a punto de empezar a recorrer, tiene planta de cruz latina y unos brazo semicilíndricos en el crucero, además tiene varias capillas a lo largo de la nave. Una de las cosas que más va a llamar la atención dentro de la Iglesia, aparte de poseer como posee una de las figuras más originales de la ciudad de Venecia, será la luz que, a raudales entra, casi insolente e irreverente por la cúpula que el templo muestra en su interior.

Uno de los puntos de la Iglesia, en la que vale la pena todo el recorrido, se considera de más valor, es la Sacristía.

Encontraremos la Sacristía de la Iglesia del Redentor de Venecia sin apenas dificultad a la derecha del altar mayor. Pues bien, una vez alcanzada, en ella podremos admirar el famoso cuadro del Veronés ,“El Bautismo de Cristo”, considerada por los críticos uno de los mejores ejemplos de la pintura veneciana.
 

Obras de arte de la Iglesia del Redentor

La visita a la Iglesia del Redentor, a lo largo de nuestros días en Venecia, es recomendable, sin ningún lugar a dudas, por el disfrute del templo en si y de las obras de arte que en él podemos encontrar. Y eso sólo entre otras muchas razones.

Algunos ejemplo de las obras de arte de la Iglesia del Redentor que nos están esperando son:

  • estatuas procedentes del taller de Josse le Court
  • la famosa tabla con el Niño y los ángeles, de Alvise Vivarini
  • obras de Jacoppo Robustti detto il Tintoretto; “la Flagelación de Cristo”
  • obras de Palma el Joven; “Traslado de Cristo al Sepulcro”
  • obras de Francesco Bassaro; “Nacimiento de Cristo”
  • obras de Paolo Piazza; “El voto de Venecia por la liberación de la peste”
  • obras de Domenico Robusti; “Ascensión de Cristo”
  • obras de Lazzaro Bastiani; “Virgen que adora al Niño”...
     

Ubicación de la Iglesia del Redentor

“Il Redentore”, que es como de manera coloquial se conoce a la “Chiesa del Santíssimo Redentor”, se ubica en el sestiere del Dorsoduro, como ya hemos tenido ocasión de comentar, está en la isla de Giudecca

Su dirección exacta es: Redentore, Sestiere Giudecca, 30133, Venezia.
 

  • Horario

    • 10:30 a 16:00 h - Lunes
    • 10:30 a 16:30 h - Martes a Sábado