Italia

Guia de viaje de

Venecia

Iglesia de Santa Maria della Salute

La visita a la ciudad de Venecia va precedida de su pasado brillante, plagado de esplendor y orgullo. Va guiada por los recuerdos y por los momentos de ayer que aún hoy la convierten en la ciudad gloriosa e independiente que fue, que es. Pero la historia de la ciudad se niega a abandonar sus cauces y una de las estampas más conocidas y más buscadas de la misma, la estampa de la Iglesia de Santa Maria della Salute, nos recuerda los capítulos más aciagos de la misma.

 

Exterior de la Iglesia de Santa Maria della Salute de Venecia
Exterior de la Iglesia de Santa Maria della Salute de Venecia

Santa María della Salute se levanta en Venecia como muestra de todo lo que nunca deseó ser. Y es que, efectivamente un día Venecia dejó de brillar. Sus canales no permitían la entrada de nada nuevo y mucho menos permitían la salida. Hubo un momento en que de Venecia no se podía escapar y la ciudad de las máscaras, la ciudad que encontró su lugar bajo la aquiscencia del mismo mar, solo fue silencio, oscuridad, ausencia, vacío, muerte. Santa María della Salute está levantada en la ciudad de manera esplendorosa, parece levantada con la fuerza del que sobrevive. La Basílica es la esperanza de la luz que iba a volver aún cuando durante muchos días y muchas noches, la más absoluta negrura se creyera dueña de Venecia. Santa María della Salute es el triunfo sobre la muerte, a un precio muy alto, altísimo. Es la vuelta de la vida. Y por eso se alza sobre toda Venecia, y por eso todos los venecianos la buscan,por eso todos la pronuncian. La peste casi acaba con la vida de la ciudad, pero al realidad fue que la peste se fue y dejó a Venecia, si bien diezmada, aún viva.
Henry James la comparó con “...una gran señora en el umbral de su salón...”. Quizá porque efectivamente está en las puertas de la misma ciudad, quizá porque tiene el porte de una gran señora y la bondad de una madre al rescate de sus cachorros. Quizá por todo ello y sobre todo por el recuerdo de la vida, Santa María della Salute nos flanquea el paso, nos deja pasar. Sólo hay que agradecer la invitación y, llegado el momento, sacarla a bailar. El resto es producto de los nuevos brillos de Venecia....

Historia de la Iglesia de Santa Maria della Salute de Venecia

La historia de la Iglesia de Santa Maria della Salute de Venecia es una historia de agradecimientos y de supervivencia de la ciudad de Venecia, a partes iguales. El agradecimiento al fin de la peste que asoló Venecia, y la supervivencia, al fin, de la ciudad, a esta peste.
A Venecia la peste la trajo el conde de Mantua. No puede la historia escribir que la ciudad fuera lenta ante la llegada de la enfermedad, pues rápidamente el conde fue internado en la isla Lazzaretto Vecchio, pero el simple contacto con un carpintero fue suficiente para hacer posible la peor de las pesadillas y la más fiera de las bestias. La ciudad aún lo desconocía, pero la peste habría de ser implacable. Las cifras sería atronadoras: más de 80000 venecianos no volvería a ver las luces de la Sereníssima. Y de esta manera, en el siglo XVII, se apagó Venecia.
Cuando algo es asolado de manera tan exagerada, todas las ayudas son necesarias y se sale al reclutamiento de cualquier fuerza. Fue por esto por lo que el 22 de Marzo de 1630, Giovanni Tiepolo, patriarca de la ciudad, prometió levantar una Iglesia a gloria de la Virgen Santísima, una Iglesia que prometió llamar Santa María della Salute. Sólo cuatro días más tarde, el 26 de Marzo, el clero y el pueblo, todos aquellos que en aquellos días aún tenían fuerzas para soñar con días mejores, se reunieron bajo la mano del dogo Nicolás Contarini. Ni el patriarca ni el dogo sobrevivirían a la peste.
La construcción de la Iglesia de Santa María della Salute de Venecia,se inició el 28 de Noviembre de 1631 y 50 años más tarde, en 1687, fue finalmente bendecida por el patriarca Alvuse Sagredi.
El 21 de Noviembre Venecia recuerda aquellos años de y celebra la fiesta de “Santa María della Salute” y procesiona desde San Marcos hasta la Basílica en agradecimiento por los días devueltos.
Nuestro Free Tour Venecia Alternativo: secretos, en español, aborda esta época oscura y temible de Venecia, de la misma manera que adorna su vuelta a la vida y el perenne recordatorio de su fiesta. Para conocer todo esto y mucho más, de la mano de nuestros guías, os dejemos aquí el enlace para podáis reservar vuestra plaza y no quedar fuera de una de las historias más necesarias de Venecia.
 

Arquitectura de la Iglesia de Santa Maria della Salute de Venecia

Al concurso que se convocó, en lucha desesperada contra aquella peste inmisericorde, concurrieron 11 proyectos y el ganador fue el defendido por Baldassare Longhena. Para alzarse vencedor el proyecto arquitectónico fue capaz de cumplir con todo lo pedido:

  • costaba menos de 50000 ducados,
  • estaba perfectamente ubicado en la isal dÓrso Duro
  • iba a estar preparado para poner la primera piedra el día de Pentecostés, y
  • el proyecto tenía perfectamente prevista la luz del interior.

El arquitecto no lo habría de ver acabado pues la muerte lo sorprendió antes, pero estaba a punto de iniciar una de las grandes obras del barroco veneciano e incluso del barroco italiano. Sin duda uno de los edificios religiosos más importantes de la ciudad.
La planta de la iglesia es octogonal y se compone de tres espacios: una nave central coronada con una imponente cúpula, el antipresbiterio y el coro.
Está construida en piedra istria y marmorino (ladrillos cubiertos de polvo de mármol). Para podero construirla fue necesario demoler la iglesia que había allí ubicada y colocar 1156650 postes que permitieron ganarle un importante terreno al mar.
 

Exterior de la Iglesia de Santa Maria della Salute de Venecia

Uno de los puntos de mayor atractivo de la Iglesia de Santa María della Salute de Venecia es su exterior, su fachada profusamente decorada y la vista “adelantada” de partes de la misma.
En su fachada principal reciben al visitante las estatuas de los cuatro evangelistas y de la Virgen María. Son fachadas ricamente decoradas que hacen que en cada pasada de las mismas, por muchas que éstas seas, encontremos un nuevo elemento en el que recrearnos. Igual de llamativa que la decoración de la fachada son las volutas que también podremos descubrir y sobre las que parece descansar todo el peso de la cúpula.
Visibles con también las seis capillas adosadas. De estas seis, las más decoradas a base de nichos y esculturas son las dos que están a los lados de su imponente arco triunfal. Y así enlazamos y descubrimos uno de los elementos más característicos de la Basílica Santa María della Salute de Venecia, el arco del triunfo que nos flanqueará la entrada al interior de la misma.
Es una fachada y un conjunto exterior hecho para ser mirado una y otra vez y pensado para ser admirado, tanto por la calidad arquitectónica, escultórica y artística como por su suntuosidad y su magnificencia.
 

Las cupulas de Santa Maria della Salute en Venecia

Dos son las cúpulas visibles del templo y estas dos cúpulas no solo son inseparables de la Basílica, son más. Ambas recortan contra el horizonte una de las visiones más características de la ciudad de Venecia. Gracias a ambas Santa Maria della Salute es visible no solo desde el Puente de la Academia, también desde San Marcos, desde San Giorgio o desde la orilla de la Sindecca (unas islas separadas de Venecia por el canal del mismo nombre). Visión imborrable será el impoluto blanco de las cúpulas rumbo al cielo de Venecia.

Interior de Santa Maria della Salute en Venecia

El magnífico exterior es, en este caso, el preludio de un magnífico paseo por el interior de la Basílica de Santa María della Salute. Fijemos al entrar, si acaso nos pareciera circular, volvamos a fijar la vista es octogonal. Además de circular quizá nos pareciera sobria, pero de nuevo nos volvería la vista a jugar una mala pasada, pues son muchos los tesoros que se esconden en este templo prometido a la Virgen.
Longhena tenía prevista la luz y esta luz natural va a inundar el interior de la Iglesia a través de los 16 ventanales ubicados en el tambor de la cúpula central.
Una de las maravillas que es probable nos susurre un poco de atención es su suelo. Este está formado de miles de piezas de mármol rojizo, blanco y negro dispuestos en un esquema desde el centro del templo hasta su exterior, formando en este viaje una flor a la que parecen adornar cientos de pétalos.
Recorriendo Santa María della Salute daremos con su altar mayor. Sin duda el presbiterio y este altar son los auténticos señores de este interior y sobre ellos recae la tarea de espantar de la Iglesia la pátina de sobriedad que a veces parece querer apropiarse del espacio. La escultura de la Virgen con el niño es de Giusto Le Corte y es la representación de la defensa de Venecia a la que acude la Virgen.Esta obra llegó a la ciudad desde la isla de Creta con el dogo Francesco Marosini.
También veremos en el recorrido otro altar, en este caso el altar dorado que perteneció al Papa Pío X y así reza en el mismo “ Pio X Pont Max”, aunque este punto de interés deberemos verlo desde una cierta distancia pues se encuentra protegido en el interior de una urna de cristal.
Junto a estas obras en el interior de Santa Maria della Salute disfrutaremos saliendo al encuentro de esculturas de autores tales como Bartolomeo Bon, Tullio Lombardo o Gianmaria Morlaiter.
 

Las pinturas de de Santa Maria della Salute en Venecia

Otra de las maravillas de “La Salute” son las pinturas que la adornan, pinturas de autores tan reconocidos y tan reconocibles como Tiziano o Tintoretto.
En la sacristía podemos ver “El sacrificio de Isaac”, obra de Tiziano en la que se plasma, con toda la fuerza y con toda la intensidad que el pintor sabía dejar en sus lienzos, el famoso pasaje de la Biblia en la que Abraham consiente en sacrificar a su hijo para agradar a su Dios. La pintura plasma el momento redentor en el que la mano del ángel frena la del patriarca. Junto a este pasaje también pintó “Muerte de Abel” y “David y Goliat”.
“Pentecostés” el momento de la aparición del Espíritu Santo o “San Marcos entronizado rodeado de santos” son pinturas del mismo autor igualmente ubicado en la sacristía.
Tintoretto es otro de los afamados autores, y aquí está una de sus más afamadas obras “Las bodas de Caná”.
Luca Giordano comparte con los sus dos famosos compañeros espacio y tiempo de espera ante nuestra visita. Suyas son las obras “La presentación de María en el templo”, “La Asunción” y el “Nacimiento de la Virgen”.
 

Ubicación de la Iglesia de Santa Maria della Salute

En el Dorsoduro nos espera este templo pensado en tiempos de la peste.

Su dirección concreta es: Dorsoduro 1, 30123 Venecia

  • Horario

    Basílica 

    • 9:30 a 12:00 / 15:00 a 17:30 - Todos los días

    Sacristía

    • 10:00 a 12:00 / 15:00 a 17:00 - Lunes a Sábado
    • 15:00 a 17:00 h - Domingo
  • Precio

    Basílica

    • Gratis

    Sacristía

    • General: 4 €
    • Reducida: 2 €
    • Menores de 10 años: Gratis

Cómo llegar a la Iglesia de Santa Maria della Salute

  • Vaporetto

    • Línea 1 - Parada "Salute"