Guia de viaje de

Madrid

Puerta del Sol

No puede haber visita a Madrid que no pase por La Puerta del Sol, el mismo centro del país, kilómetro cero y el punto inicial también de momentos históricos, muchos de los cuales afectaron a todo el país. Una plaza que se llama “puerta” debido la antigua entrada de la muralla en la que había dibujado un sol.

El Oso y el Madroño-Puerta del Sol-Que ver en Madrid-Guia Viaje-Buendía Tours
El Oso y el Madroño en la Puerta del Sol representa las armas heráldicas de la villa

Estamos ante uno de los lugares históricos  y más conocidos de toda la ciudad y tal vez del país, pues la cantidad de eventos históricos que tuvieron lugar en ella, es interminable. La Puerta del Sol es memoria viva de la villa de Madrid por ser punto de paso y centro urbanístico privilegiado de reunión, hasta el punto de que ha sido llamada por Machado “el foro de España”. Una de las visitas imprescindibles de Madrid, un rincón de la capital de España que recorreréis muchísimas veces en vuestros días en Madrid. Recepciones de reyes, rebeliones populares, manifestaciones, magnicidios, atentados, celebraciones… Casi TODO ha sucedido aquí.

Preparar una escapada a Madrid es impensable sin incluir en los itinerarios la Puerta del Sol, pero para aportar a la organización de vuestro viaje alguno de nuestros Free Tour en Madrid en español. No solo incluyen la visita y la historia de este icónico lugar de la capital de España, sino a otros muchos monumentos y lugares igual de imprescindibles.

Historia de la Puerta del Sol

Originalmente, la Puerta del Sol de Madrid era una de las entradas de la muralla que rodeaba Madrid en el siglo XV. Una de las teorías más aceptadas sobre el origen de su nombre, dice que en el año 1520, con motivo de la rebelión de los Comuneros, los madrileños sublevados contra el rey Carlos I deciden construir una fortaleza en la muralla para defender la villa de quien consideraban un rey extranjero. En esta fortificación, se abría una puerta que miraba al este, por donde sale el sol.

Esta teoría es puesta en duda por otra mucho más sencilla, que achaca el nombre al hecho de que un pintor desconocido tuvo la idea de hacer un dibujo de un sol en su arco. Pese a que la fortaleza se derriba 1570 para  ensanchar la salida de Madrid y el espacio cobra así su aspecto de área rectangular, el nombre popular de Puerta del Sol permaneció. Y sin duda el recorrido por la Puerta del sol,  es el mejor recorrido por su historia que os podemos ofrecer.

Acontecimientos históricos en la Puerta del Sol 

La Puerta del Sol fue escenario central de numerosos hechos históricos trascendentales para todo el país. No se puede recorrer la Puerta del Sol, o al menos no se debe, sin saber o intuir parte de lo que allí ocurrió.  Ya era en el siglo XVIII un icono reivindicativo de la vida política del país y por su situación a medio camino entre el Palacio de las Cortes y el Palacio Real, además de su cercanía con la Plaza Mayor, y nada le fue ajeno. En ella se vivieron múltiples episodios: 

  • Motín de Esquilache
  • La resistencia contra las tropas de Napoleón el 2 de mayo de 1808, que dio inicio a la guerra de Independencia y fue representada por el pintor Goya en su famoso cuadro “La carga de los mamelucos en la Puerta del Sol. 
  • La elección de Pablo Iglesias como primer presidente del Partido Socialista Obrero Español, de forma clandestina, el 2 de mayo de 1879. 
  • El asesinato a tiros del senador José Canalejas cuando se dirigía al Senado. 
  • El 13 de septiembre de 1923 se proclamó en la Puerta del Sol y en otros lugares de Madrid la ley marcial que dio comienzo al periodo de la dictadura de Primo de Rivera.
  • El 14 de abril de 1931 se produjo la proclamación de la Segunda República Española y la Puerta del Sol de Madrid fue testigo de las celebraciones populares. 
  • Durante la Guerra Civil, la plaza no se libró de los bombardeos y sufrió parte de la destrucción de su adoquinado y de algunas casas circundantes. El año 1936 se despidió con el bombardeo de la plaza, en el que los artilleros asediantes lanzaron, durante las campanadas de medianoche en Nochevieja, doce proyectiles sobre la Puerta del Sol. 
  • ​Durante el franquismo el edificio de Correos (luego Gobernación), es empleado como jefatura de policía y Dirección General de Seguridad del Estado y sus sótanos se llenan de presos políticos, convertidos en cárcel
  • El 13 de septiembre de 1974 el terrorismo de ETA comete un terrible atentado en la vía adyacente al edificio de Gobernación: una bomba colocada en la cafetería Rolando y causa doce muertos y más de setenta heridos. 
  • El 15 de mayo de 2011 sucede una de las últimas referencias históricas reseñables, decenas de manifestantes deciden quedarse acampados en la plaza, era Movimiento 15M y durará casi tres meses. 

¿Quieres descubrir Madrid?

Free tours por Madrid

Mercadillos en la Puerta del Sol 

Debido a que era un lugar de paso importante y gran centro de reunión, fue un lugar idóneo para los negocios y el mercadeo. Surgió así un mercadillo al aire libre de alimentación de aquellos comerciantes que no querían entrar en la ciudad para no pagar tributos: fruteros, panaderos y verduleros, junto a vendedores ambulantes de diversas baratijas, por lo que a dichos mercadillos se les denominaba “baratillos”. Se vendía ropa vieja, peluquines, gorras, perrillos.

En verano había puestos de melones y sandías. Estos puestos de venta se denominaban "cajones" por su construcción de madera. A partir del siglo XVII se establecieron negocios libreros, como la Librería San Martín, a cuya puerta fue asesinado el senador Canalejas. En torno a este mercadillo ya se levantaban algunas edificaciones, pero aún no la podríamos considerar como la plaza que llegó a ser.

Primeras construcciones en la Puerta del Sol

De esta época son 3 edificios que ya no existen porque fueron derruidos durante la desamortización de Mendizábal. Vamos a hacer un poco de historia sobre ellos, pues aunque hace tiempo que no están en la ciudad, recorrer Madrid es también recorrer su historia.

  • Iglesia del Buen Suceso:de 1529, fue el primer gran monumento de la Puerta del Sol. Tuvo en su fachada durante siglos el reloj de la Puerta del Sol, hasta que a mediados del siglo XIX fue llevado a la Casa de Correos. Cuando en 2009 se hacen las últimas obras de transformación de la Puerta del Sol, se encuentran restos de sus cimientos, y ahora puedes verlos en los accesos a la Estación de Cercanías de Sol. 
  • Convento de San Felipe El Real: Fundado en 1546 por fray Alonso de Madrid como convento de agustinos descalzos y fue durante siglos uno de los “mentideros” de Madrid, el más famoso del Siglo del Oro, denominado popularmente "Gradas de San Felipe". Cuando no había periódicos, esa era la manera de informarse, el llamado “periodismo oral” o el chismorrreo, si lo prefieres. También se le llamó “mentidero de los soldados o de los tercios españoles”, pues allí se solían reunir soldados que contaban sus hazañas en Flandes o Italia. Hoy su espacio lo ocupa la actual Casa Cordero. 
  • Convento de Nuestra  Señora de las Victorias de la orden de San Francisco de Paula de los Mínimos, llamado también Convento de Mínimos de San Francisco de Paula, se terminó 1561 y era de arquitectura neoclásica.

Los Grandes Hoteles de la Puerta del Sol

Se produce en esta década la llegada de los hoteles. Entre ellos, la Fonda de los Príncipes (llamada luego Hotel de los Príncipes), de 1861, el Gran Hotel de Oriente (1855) y el Hotel de la Paz. En 1864 se inauguró el que será uno de los hoteles más antiguos de Madrid: el Grand Hotel de París, el primero que tenía cuarto de baño en todas sus habitaciones Finalmente, el Hotel del Universo, el más tardío, inaugurado en 1870.

Casa de Correos

El origen definitivo de la Puerta del Sol, tal y como la conocemos, lo marca la construcción de la Real Casa de Correos, entre 1766 y 1768. Fue obra del arquitecto francés Jaime Marquet, lo que no gustó mucho al pueblo de Madrid. Esto dio origen a una leyenda negra sobre la Puerta del Sol de Madrid (y en Buendía nada nos gusta más que una leyenda…) en la que algunos albañiles aseguraban que el mismo diablo se aparecía y les advertía de que el edificio estaba maldito y pertenecía al Infierno y todo aquel que trabajara en él sería condenado a sus llamas para la eternidad y que el motivo no era otro que el tener un arquitecto francés en lugar de uno español.

Puerta del Sol - Qué ver en Madrid - Guía de viaje Madrid - Buendía Tours
Vista aérea de la Puerta del Sol de Madrid

Marquet demostró ser más astuto que el diablo y en lugar de reírse del asunto, tranquilizó a sus obreros y contrató a un sacerdote, el Padre López, que mantendría a raya al demonio con sus oraciones. De esta forma, cesaron las apariciones demoníacas y pudieron concluirse las obras. La veracidad de la historia la prueba el hecho de que el Padre López figuraba en la lista de las personas que participaron en la construcción del edificio. Se trata del edificio más importante y el más antiguo de la puerta del Sol. En su fachada puedes buscar uno de sus elementos más llamativos: dos placas conmemorativas de sendos eventos históricos: una rinde homenaje a los caídos en el levantamiento del 2 de mayo de 1808 frente a las tropas napoleónicas y otra a las víctimas de los atentados del 11 de marzo de 2004 y a quienes colaboraron el día de la catástrofe. 

El Tranvía y el Metro

En 1871 se inaugura la primera línea de tranvía, Sol-Salamanca, posteriormente electrificada y ampliada en 1898. Pero en la década de los 30 la Puerta del Sol estaba colapsada de tranvías (¿los primeros atascos?), por lo que se empieza a pensar en el autobús como solución. Poco a poco los tranvías van abandonando Sol hasta que en 1949 circuló el último por la plaza. En cuanto al metro, la Estación de Sol fue una de las primeras estaciones del Metro de Madrid.

Las Tertulias de los Cafés

En el siglo XIX aparecieron numerosos cafés en los alrededores de la Puerta del Sol. Su apogeo coincide con el momento histórico llamado trienio liberal (1820-1822), en el que estos locales servían de lugares de reunión de liberales exaltados por la situación política del momento. Algunos de ellos fueron: el Café de las Columnas (Luego Café Puerto Rico), el Café Universal (conocido como el café de los espejos), Café de Levanteel Café de CorreosCafé Lisboa, el Imperial (luego Café de la Montaña, donde Ramón del Valle-Inclán perdió un brazo en una pelea), Café Oriental, el Café Colonial del que era asiduo Rubén Darío...

  • La Mallorquina 

Esta pastelería, fundada en 1894, ¿podemos considerarla también un monumento? En ese caso, lo sería a la repostería. Es también salón de té y suele estar abarrotada desde por la mañana hasta que cierra. Se trata sin duda del establecimiento más popular entre los que permanecen en la Puerta del Sol desde hace más de un siglo, siendo el único local del siglo XIX que permanece en la actualidad en la plaza y en su función original. Son muy recomendables sus napolitanas de chocolate, entre otras delicias.

Estatua Carlos III y Casa de Correos - Puerta del Sol - Qué ver en Madrid - Guía de viaje Madrid - Buendía Tours
Estatua de Carlos III frente a la Casa de Correos en la Puerta del Sol

La Casa Cordero

La Casa Cordero o casa del Maragato, en el número 1 al comienzo de la calle Mayor, debe su nombre a su promotor y primer propietario, Santiago Alonso Cordero, un maragato de Astorga (León) del que cuentan las leyendas que adquirió el solar tras ganar el Gordo de la lotería de Navidad, el origen de su fortuna. Se considera la obra civil más representativa del Madrid del periodo central del siglo XIX. Antes su espacio lo ocupó el convento de San Felipe el Real y la casa actual fue obra del arquitecto Juan José Sánchez Pescador en 1842.

En sus bajos abrió la Fonda de la Vizcaína (1846) uno de los primeros establecimientos madrileños en ofrecer una gastronomía de "corte más europea", con menos ajo y aceite. En ella se alojó el famoso escritor de cuentos de hadas Hans Christian Andersen en 1865, hecho que se recuerda en una placa en la fachada. Más tarde la primera planta fue ocupada por el Gran Bazar de la Unión, hasta 1954, y en la planta baja estuvo desde 1875 el Café de Lisboa (antes Café Comercio). 

El Reloj de la Puerta del Sol de Madrid

En la Casa de Correos, sin duda lo más popular es el reloj de la torre, conocido en toda España porque cada 31 de diciembre marca las doce campanadas del Año Nuevo. Al derribarse la Iglesia del Buen Suceso en 1854 (que poseía un reloj de torre),​ se mandó construir en la fachada superior del edificio de Gobernación una torre donde se instaló un reloj, que era muy inexacto y dio pie a muchos chistes, trazando paralelismos entre su mal funcionamiento y el del gobierno que había debajo. En 1866 el relojero español Losada instaló uno nuevo con una precisión desconocida hasta entonces, inaugurado por Isabel II con motivo de su cumpleaños. Desde entonces el reloj ha funcionado perfectamente de tal modo que en 1941 Radio Nacional de España proporciona las señales horarias con el sonido sus campanadas. En 1962 se televisó por primera vez y hoy se hace en muchos canales de televisión.

La Puerta del Sol en los siglos XX y XXI

En 1924 nace la Compañía Telefónica Nacional de España y la primera torre de telégrafos fue instalada en la Casa Cordero. Comienzan proliferar los grandes almacenes: el Bazar de la Unión (el primero de los grandes almacenes), Almacenes Arias, Galerías Preciados, etc., hasta que el Corte Inglés a finales de siglo se expande desde la calle Preciados a Sol. También en la misma época aparecen los populares vendedores de lotería, los quioscos, los limpiabotas…

En 1950 el arquitecto municipal Herrero de Palacios emprende una reforma con la que renueva el mobiliario urbano de la plaza. Se desmantelan algunas líneas de tranvía y se coloca frente al Edificio de Gobernación la famosa placa del Kilómetro 0. De la misma época data la medida de 635,50 metros de altitud sobre el nivel medio del mar en Alicante (se usa para trazar las modificaciones del metro). Se incorporan en el centro de la plaza una zona ajardinada y dos fuentes gemelas, denominadas popularmente como «El dos de oros» o «Los ceniceros».

Casa de Correos - Puerta del Sol - Qué ver en Madrid - Guía de viaje Madrid - Buendía Tours
Casa de Correos y el Reloj de la Puerta del Sol

En el año 1951 los trolebuses sustituyen a los tranvías eléctricos en la Puerta del Sol, aunque estos últimos aún seguirán circulando por Madrid hasta los años sesenta, año en el que se pone de moda colocar un gran árbol de Navidad iluminado en el centro de la plaza. Poco a poco van desapareciendo los grandes hoteles del siglo pasado, sustituidos por centros comerciales, pensiones y oficinas, apenas viviendas. Los abundantes anuncios que rodeaban los balcones y que fueron tan populares durante la postguerra, también van siendo eliminados progresivamente y solo sobrevivirá el de «Tío Pepe». En el año 1967 se coloca la estatua del Oso y el Madroño.

En 1986, en una nueva reforma, los arquitectos Antonio Riviere, Javier Ortega y Antón Capitel conceden mayor importancia la zona peatonal y a ellos debemos el gran espacio peatonalizado. Desaparecen las fuentes gemelas de la reforma de 1950, que se trasladan a Vallecas y se sustituyen por otras. Además, la estatua de la Mariblanca regresa a la Puerta del Sol. Se cierran algunas calles al tráfico rodado. En 1994 se coloca la Estatua ecuestre de Carlos III. En 2006 el Hotel París cierra definitivamente.

Pero será en 2009, la última gran reforma transformadora, cuando se construye eintercambiador de transportes, que cambia nuevamente la fisonomía de la plaza y acerca la red ferroviaria de cercanías a la estación subterránea de Sol. Esta es la estación más grande del mundo, con 28 m de profundidad, 207 m de longitud y 20 m de ancho. Su vestíbulo tiene 7500 m². De este modo, Puerta del Sol se conecta directamente a las estaciones de Atocha y Chamartín. Como resultado aparece una nueva boca de metro en la superficie: un templete diseñado por el arquitecto Antonio Fernández Alba que recibe el nombre popular de iglú de cristal. Esta última trasformación incrementa la zona peatonal, reduce el tráfico rodado y completa la peatonalización de las calles de Arenal y Montera, conecta con el Metro y suprime las paradas de la EMT.

La Puerta del Sol congrega ahora tiendas de informática y telecomunicaciones, como la de Apple en el edificio del antiguo Hotel París. Incluso Vodafone ubica una tienda en la Plaza y logró que la estación Metro se denomine "Vodafone Sol" durante un periodo de 3 años.

Qué ver en la Puerta del Sol de Madrid: imprescindibles

Estatua del Oso y el Madroño

Quizás la más popular estatua es la del Oso y el Madroño, que ahora puedes ver en el lado este de la plaza, en la entrada desde la calle de Alcalá y debajo del famoso anuncio de Tío Pepe. La estatua representa los símbolos del escudo de Madrid, que data del siglo XIII: un oso y un madroño, y simboliza un acuerdo para repartir los pastos y los árboles de los campos madrileños. Pero lo que igual no sabes es que en realidad se trata de una osa y el árbol no es un madroño. La escultura es obra de Antonio Navarro Santafé de 1967 en piedra y bronce, mide 4 metros y supone uno de los puntos de encuentro más populares de la ciudad, por lo que suele estar rodeada de gente esperando a gente. 

El Kilómetro Cero

La placa del kilómetro 0 representa el punto donde comienzan las carreteras radiales españolas. No hay turista que no se haga una foto sobre ella. Se encuentra frente a la puerta de la Casa de Correos. Es sin duda uno de los motivos por los que más se conoce la Puerta del Sol. Si te acercas, puedes ver el mapa de España con sus carreteras radiales como hilos de oro. También ves su Km.0, el lema ‘Origen de las carreteras radiales’, el escudo antiguo de Madrid y el emblema de los Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos, con un puente, un canal en sección y un ancla bordeado por dos ramas enlazadas.

Kilómetro Cero - Puerta del Sol - Qué ver en Madrid - Guía de viaje Madrid - Buendía Tours
Placa del Kilómetro 0 en la Puerta del Sol

Estatua de la Mariblanca

Aparece por primera vez en 1630, traída desde Italia, rematando una fuente llamada Fuente de la Fe. La Mariblanca es una diosa Venus con atuendo clásico. Su nombre lo pusieron los aguadores de la Villa (que aquella época solían ser de origen asturiano o gallego) como alusión castiza a la blancura del mármol de que estaba hecha. A la fuente se acercaban aguadores y criados de casas nobles que llenaban sus cántaros de agua en esa fuente hasta que llegaron las​ canalizaciones del Canal de Isabel II en el siglo XIX.

Su popularidad fue tal que incluso corría por Madrid el dicho “más popular que la Mariblanca”, dicho que luego se dijo de la Cibeles. Actualmente desprovista de la fuente, se recolocó durante la reforma de 1986 una réplica de la antigua Mariblanca sobre un pedestal cilíndrico a la entrada de la calle del Arenal. La estatua original se puede ver en la Casa de la Villa.

Tío Pepe

Este popular cartel publicitario de neón de los vinos Tío Pepe fue creado por Luis Pérez Solero y es el último superviviente de los numerosos anuncios que en otros tiempos tuvo la Puerta del Sol. ​El cartel se colocó en 1936 sobre el tejado del Grand Hotel de París y su símbolo es una botella de fino de Jerez de la Frontera, con guitarra, chaquetilla y sombrero cordobés, que representa un pedazo de Andalucía en Madrid. Aquel primer anuncio no utilizó ese logotipo, sino una copa apoyada en la G de González Byass (la bodega que comercializó la marca Tío Pepe), hasta que años después se cambió al diseño actual. En 1975 se quiso suprimir todos los anuncios de la plaza, pero este cartel siempre ha sobrevivido por considerarse parte del paisaje de la Puerta de Sol.

La primera razón fue el gran coste que suponía entonces su retirada, pero luego fue también indultado por el cariño que le tenían los madrileños y ha pasado a tener nivel de protección patrimonial histórica. Junto con el luminoso de Schweppes del Edificio Carrión en la Gran Vía, han sido salvados por votación popular. Como otros monumentos de la Puerta del Sol, ha sufrido algún cambio de ubicación. Hoy el cartel está en el edificio que se encuentra frente a la Casa de Correos (el número 11).

Tío Pepe - Puerta del Sol - Qué ver en Madrid - Guía de viaje Madrid - Buendía Tours
El cartel del Tío Pepe es un emblema de la Puerta del Sol

Estatua Ecuestre de Carlos III

Este monumento, aunque no lo parezca, es muy reciente, pues fue inaugurado en 1994. Su ubicación definitiva en el centro de la plaza fue el resultado de una votación popular que tuvo lugar en la misma Puerta del Sol en 1995. Mide 9 metros de altura y tiene una inscripción en espiral que rodea el pedestal y que describe brevemente la historia del reinado de Carlos III, el llamado “mejor alcalde de Madrid” debido a sus esfuerzos por modernizar la capital. Es obra  de los escultores Eduardo Zancada y Miguel Ángel Rodríguez. Los autores reproducen aquí el busto de Carlos III de Juan Pascual de Mena.

El "Iglú"

Este sería el último y más nuevo elemento arquitectónico urbano de la Puerta del Sol. Se trata del acceso al intercambiador de transportes (Cercanías y Metro), elaborado en cristal sobre una estructura metálica, que aporta un toque de modernidad al entorno.

Ubicación la Puerta del Sol

  • Puerta del Sol
    • Madrid

Como llegar a la Puerta de Sol

  • Metro

    • Parada: Estación Sol

     

  • Autobús

    • Paradas: Plaza Mayor, Canalejas y Gran Vía - Callao