España

Guia de viaje de

Madrid

La Puerta de Alcalá

La Puerta de Alcalá es una de las antiguas puertas reales que daban acceso a la ciudad de Madrid. Está junto a la entrada del Retiro y muy cerca de la plaza y fuente de Cibeles, en el mismo centro de la ciudad y punto de paso en tu visita a Madrid junto a otros muchos monumentos y lugares de interés que puedes conocer en un recorrido por Madrid junto a muchos otros monumentos y lugares de interés que Buendía Tours os ofrece en nuestros free tours y en nuestras visitas y excursiones guiadas.

Puerta de Alcalá de Madrid con el Sol detrás

Su entorno ha sufrido varios cambios a lo largo de su historia, pasando de ser una puerta en la muralla de la ciudad, a encontrarse actualmente el centro de una rotonda, siendo un lugar turístico de paso obligado y uno de los monumentos más representativos de Madrid y escenario de todo tipo de manifestaciones políticas, artísticas y de numerosos hechos históricos.

Historia de la Puerta de Alcalá de Madrid

Madrid tenía desde su origen medieval una muralla con varias puertas de acceso que además de función defensiva, tenían la de control fiscal de mercancías, eran pequeñas aduanas. Con la llegada de Felipe II en 1561 y la instauración de la Corte en Madrid, crece la población y el con ella el perímetro de la cerca, por lo que se hace necesario un mayor número de puertas. Y así nace la primitiva puerta de Alcalá. Madrid tenía ya 5 puertas reales o de registro (aquellas en las que se pagaban los impuestos): la de Segovia, Guadalajara, Toledo, Atocha y la de Bilbao​ y 14 portillos de menor importancia  o de segundo orden.. Esta primera puerta de Alcalá servía además de cañada real (la cañada real Galiana, que discurre aún hoy entre La Rioja y Ciudad Real), y por ella pasaban los rebaños de ovejas trashumantes. Todavía existen sendos mojones a ambos lados de la calle que indican su categoría de vía pecuaria. Se trata de dos monolitos colocados en época medieval de Alfonso X el Sabio para regular el paso de los rebaños.

Esta era la puerta que había antes de la actual Puerta de Alcalá, que sufre varias modificaciones y derribos hasta que en 1599 se diseña de nuevo para celebrar la entrada en la ciudad de la reina Margarita de Austria, esposa del rey Felipe III. Era la entrada natural a la ciudad que daba la bienvenida a quienes venían desde la zona noreste y su nombre procede, al igual que la calle de Alcalá, del camino que iba dirección a Alcalá de Henares. Precisamente en Alcalá de Henares se puede ver una puerta similar, llamada Puerta de Madrid. Y así seguirá hasta que la Puerta de Alcalá se derriba definitivamente en torno a 1770, al ampliarse la calle de Alcalá con terrenos tomados al Retiro. Y es entonces cuando hace su aparición uno de los protagonistas principales de esta Puerta de Alcalá…

Carlos III y la Puerta de Alcalá

El 9 de diciembre de 1759, Carlos III entró en Madrid procedente de Nápoles para tomar posesión del trono e ingresó por la antigua Puerta de Alcalá, que no le debió gustar demasiado, puesto que decidió derribarla para erigir una nueva. Este proyecto se enmarcaba dentro de sus planes de mejora de la ciudad. En general al monarca no le gustó el estado de Madrid, por lo que se propuso hacerle un intenso lavado de cara a toda la ciudad, lo que a la larga le haría ganar el sobrenombre de “el mejor alcalde de Madrid”,por la cantidad de reformas urbanas que le hizo. Decimos pues que este monumento está hecho para conmemorar la entrada de Carlos III en Madrid. Para realizar la construcción se convocó un concurso, al que se presentaron dos arquitectos españoles, Ventura Rodríguez y José de Hermosilla, y uno italiano, Francesco Sabatini, que fue quien finalmente ganó el concurso. Y entonces se produce una de las grandes anécdotas de la Puerta de Alcalá: se dice que el rey, posiblemente ignorándolo, escogió personalmente los diseños de las dos fachadas, pero cada uno ellos pertenecía a un proyecto diferente. Se dice que Sabatini no se atrevió a corregir la opinión del rey, por lo que las cosas se dejaron así. Este diseño combinado empieza a construirse hacia 1770.

Arquitectura de la Puerta de Alcalá

Se trata de un arco de triunfo de granito de estilo neoclásico, que a diferencia de otros, cuenta con cinco vanos en lugar de los tres habituales. Se emplearon dos tipos de materiales: sillería de piedra berroqueña y planchas de plomo. La Dirección General del Instituto Geográfico ha colocado una placa indicando que la altura sobre el nivel medio del mar Mediterráneo en Alicante, es de 658.6 metros. Las dimensiones de la Puerta de Alcalá son, casi 20 metros de alto por 43 de ancho. Cabe destacar para algunos estudiosos del arco, la ausencia del busto de Carlos III, ni de ninguna mención a algún hecho destacable de su reinado ni en inscripciones ni en grabados, aunque sobre el vano central, en los áticos de ambas fachadas, figura en el frontón una inscripción en latín con el lema en tres líneas: “REGE CAROLO III – ANNO MDCCLXXVIII” (siendo rey Carlos III, en el año 1778).

Para describir el monumento con cierto orden lo podemos hacer según varias maneras: por sus vanos o puertas, o por sus fachadas. Respecto a sus arcos, cabe decir que el monumento se basa en tres cuerpos, los dos laterales que tienen dos puertas cada uno, son más bajos que el central, que solo tiene una puerta. Entre todos suman 5 vanos: los tres centrales con arco de medio punto y los dos laterales con arcos adintelados. En los tiempos que se construyó esta puerta, los vanos exteriores más pequeños estaban destinados el paso de peatones, y los interiores más grandes, al de carros y animales. 

Descubre nuestros tours por Madrid

Ver actividades

Si la describimos por sus fachadas la Puerta de Alcalá viene ser y significar así:

Fachada Este de la Puerta de Alcalá

Presenta 10 columnas de granito de Segovia adosadas, todas lisas y sin estrías. Los elementos decorativos del exterior fueron realizados por el escultor español Francisco Gutiérrez. Los arcos centrales están adornados con mascarones en forma de sátiros y los laterales con tarjetones de motivos florales en forma de guirnaldas. Sobre la inscripción de “Rege Carolo III” de esta fachada figura un escudo de armas real sostenido por la Fama y ayudado por el Genio en forma de niño. Lo más destacado de esta fachada es que sobre sus arcos laterales, figuran las 4 virtudes cardinales:

  • La Prudencia, representada por un niño sujetando un espejo.
  • La Justicia se representa de tal forma que en la mano izquierda pende una balanza, mientras que en la derecha lleva una espada desenvainada.
  • La Fortaleza se suele representar alegóricamente con una columna, en este caso con sus armas correspondientes, una lanza.
  • La Templanza suele representarse con un vaso en la mano, pero en este caso el niño lleva un estribo (un freno de caballo) en el regazo. ​

Fachada oeste de la Puerta de Alcalá

En la interior, más sencilla y sobria que la exterior, se sustituyen las seis columnas exteriores por pilastras y sólo dos pares junto al arco central siguen siendo columnas. Los capiteles son de orden jónico y sobre ellos se apoya una cornisa. Son del mismo diseño que hizo Miguel Ángel para el Capitolio en Roma. ​Sus decoraciones se deben al francés Roberto Michel. Los arcos centrales están adornados con mascarones en forma de cabeza de león y los arcos laterales los adornan relieves de cornucopias cruzadas. Sobre la inscripción en latín de este lado se representan trofeos de guerra, como diversas armas y penachos, cascos, banderolas o estandartes desordenados, que se entiende que pertenecen a enemigos vencidos, representaciones del poder absoluto de Carlos III. A la misma altura que las virtudes pero en este lado, en vez de niños encontramos trofeos militares de estilo romano.

Restauraciones y balazos en la Puerta de Alcalá

Varias fueron las restauraciones realizadas en la Puerta de Alcalá, y en todas ellas, un dato curioso es que se trató de mantener los impactos de bala que recibiera en distintos momentos históricos. El origen de estos impactos de bala que se pueden ver en la Puerta de Alcalá de Madrid tiene su debate, pues algunos los atribuyen a la resistencia de los madrileños a la entrada de las tropas francesas en 1808 , mientras que otros expertos creen que se deben a la entrada de los Cien Mil Hijos de San Luis. También pudiera haber impactos de bala en el lateral norte debidos al atentado el 8 de marzo de 1921 de Eduardo Dato así como impactos de carro debido a un combate en la Guerra Civil.

Curiosidades de la Puerta de Alcalá de Madrid

En 1986 los cantantes Ana Belén y Víctor Manuel, popularizaron una canción que tenía como protagonista este monumento histórico y se  convierte en gran éxito popular. Se trataba de una versión de un tema compuesta por el grupo de Vallecas Suburbano, que se convirtió en himno popular y un auténtico muestrario de referencias históricas: Carlos III, monarcas de otras tierras, fanfarrones que llegan inventando la guerra, milicias que resisten bajo el “no pasarán”, tiranos que se abrazan como hermanos, las revueltas estudiantiles de los años 60 del pasado siglo, las tribus urbanas de la época de la movida madrileña,… un buen repaso histórico de lo que ha sucedido, en torno a la puerta y a la ciudad de Madrid. Pero no menciona todos los eventos, algunos se han quedado fuera y por eso te contamos algunos de estos eventos que ocurrieron en la Puerta de Alcalá

  • En 1823 sufrió el impacto de varios proyectiles durante invasión de los Cien Mil Hijos de San Luis en apoyo de Fernando VII, que acabaron con el periodo llamado Trienio Liberal y aún pueden apreciarse en su fachada.
  • El 5 de enero de 1920 una comitiva funeraria despide en la Puerta el féretro de Benito Pérez Galdós, unos 20 000 madrileños acompañaron su ataúd hacia el cementerio de la Almudena.
  • En 1921, junto a la Puerta de Alcalá, el Presidente del Consejo de Ministros y Alcalde de Madrid, Eduardo Dato, muere en un atentado al ser tiroteado desde una motocicleta con sidecar cuando venía del Senado en su coche.
  • Durante la Guerra Civil  Española la Puerta de Alcalá de Madrid era un espacio ideal para la propaganda, y en ella se colgaron carteles con los retratos de diversos líderes de la Unión Soviética (que estaban ayudando a la defensa de Madrid) y con motivo del 20 aniversario de la revolución de octubre, colgaron carteles de “viva la U.R.S.S”. 
  • En 1976 se le declara un Monumento Histórico-Artístico de carácter nacional. 
  • En 1992 durante una reforma, la Puerta de Alcalá es cubierta con escenografías de diversas escenas de Madrid, obra del humorista gráfico Antonio Mingote. El dibujo original puede contemplarse actualmente en el Museo de la Ciudad.
  • En 2001 se cubrió con 45.000 ejemplares de libros por un proyecto de la UNESCO de donación de libros para Centroamérica.
  • En 2004, con motivo de la boda del príncipe Felipe, tuvo una iluminación especial realizada por el interiorista Pascual Ortega.
  • En 2006, durante La Noche en Blanco, es utilizada como fondo para la proyección en la que cientos de personas se deslizaban sobre la fachada (por el artista Daniel Canogar). 
  • En 2010 se celebran en la Puerta de Alcalá,  los conciertos de la Europe Music Awards de la MTV.
  • Fue el escenario elegido en 2011 para dar la bienvenida al Papa Benedicto XVI, durante su viaje a España, por motivo de la XXVI Jornada Mundial de la Juventud.

Qué ver alrededor de la Puerta de Alcalá

La Puerta de Alcalá es uno de los 3 monumentos más simbólicos de Madrid, junto con la Fuente de Cibeles, que está a unos 350 metros y El oso y el madroño. Sin duda uno de los lugares imprescindibles de Madrid y el lugar por el que pasar las veces que haga falta mientras recorramos la ciudad. A su lado, la entrada al Parque del Retiro. El color de la hierba y las flores parece que la protegen del constante tráfico rodado. La Puerta de Alcalá es el punto de partida perfecto para un día de turismo en Madrid, pues alrededor de la Plaza de la Independencia se encuentran lugares tan emblemáticos como el Parque del Retiro, la Plaza de Cibeles con su famosa fuente, el Palacio de Cibeles y un buen inicio para un recorrido por las calles comerciales más exclusivas de Madrid. En su inmediaciones también puedes visitar algunos centros con mucho arte, como el Casón del Buen Retiro o el Museo de Artes Decorativas, aún no masificados de turistas, así como, poco más allá, el Museo Naval. La Puerta de Alcalá es también un punto de partida excelente para recorrer las calles y edificios más señoriales de Madrid.

Ubicación de la Puerta de Alcalá

Su dirección exacta es: Plaza de la Independencia, s/n 28001

Cómo llegar a la Puerta de Alcalá

  • Metro

    • Línea L2 - Paradas "Banco de España" y "Retiro"
  • Bus

    • Lineas 1, 2, 9, 15, 19, 20, 28, 51, 52, 74, 146, N2, N3, N5, N6, N7, N8
  • Alquiler de bicis (BiciMAD)

    • Estaciones 60, 107