Guia de viaje de

Nueva York

Museo Judío de Nueva York

La comunidad judía en Estados Unidos tiene una larga y compleja historia. Su trabajo es reconocido por muchos como uno de los pilares de la evolución de muchas de sus ciudades. Por ello, es interesante conocer el origen, las hazañas, los trabajos y el estilo de vida de los judíos dentro del país. De este modo, descubrirás cómo ha sido el paso de los siglos para ellos. Y no hay mejor sitio que el Museo Judío de Nueva York para hacer. ¡No te lo puedes perder!

Visitante Museo - Museo Judío de Nueva York - Museos de Nueva York - Qué ver en Nueva York - Guía de Viajes Nueva York - Buendía Tours
Descubre todo lo relativo a la cultura, historia y tradición judía

En plena Quinta Avenida se encuentra uno de los museos más importantes de Nueva York. Hablamos del Museo Judío, el más grande y relevante de esta comunidad dentro de los Estados Unidos. Un centro abierto al público desde el año 1904 que expone los detalles e historias más increíbles de la comunidad judía en el país. Os aseguramos que esta es una de las visitas imprescindibles de vuestro viaje, ya que es el mejor modo para acercaros a la cultura, historia y tradición de los judíos en territorio estadounidense. ¡Ven y descúbrelo todo!

Historia de la comunidad judía en Nueva York

La historia de los judíos en Nueva York, y en los Estados Unidos en general, se remonta a los años de la colonización. Desde un primer momento, se instalaron varias comunidades a lo largo del país, siendo las sefardíes las más características. Es decir, judíos provenientes de la Península Ibérica. Con el paso de los siglos, la comunidad judía en Nueva York y el resto del país aumentó notablemente, sobre todo a finales del siglo XIX y principios del XX, momento del auge de la inmigración

Los dos conflictos bélicos mundiales del siglo XX también hicieron crecer la comunidad judía. La Primera Guerra Mundial atrajo a un buen número, sobre todo procedentes de los países en los que se centraba el conflicto. Durante y tras la Segunda Guerra Mundial, millones de refugiados se trasladaron al país, asentándose en importantes comunidades. En Nueva York en concreto, la historia es muy similar.

Judío en Nueva York - Museo Judío de Nueva York - Museos de Nueva York - Qué ver en Nueva York - Guía de Viajes Nueva York - Buendía Tours
La comunidad judía en Nueva York se remonta a la época colonial

La comunidad judía en la Gran Manzana se instaló, mayoritariamente, en el barrio de Williamsburg en el siglo XVII. Una zona que se acabaría convirtiendo en una comunidad independiente tras la Guerra de la Independencia. Desde ese momento, el peso de los judíos en Nueva York creció. El barrio se amplió, y la industrialización hizo que buena parte del poder se trasladase a esta zona, donde pasaron a residir muchos de los principales empresarios de la Gran Manzana

La construcción del Puente de Williamsburg en 1903, provocó que el número de judíos aumentase considerablemente. De hecho, durante los años 80 y 90 del pasado siglo, Williamsburg fue testigo de la llegada de muchos inmigrantes, en su mayoría judíos ortodoxos. Todos se instalaron en la parte sur de este barrio, donde han creado una comunidad alternativa que se rige por sus estrictas normas religiosas. 

Os va a sorprender mucho todo lo que se puede ver en el Barrio Judío de Williamsburg, donde se encuentra esta comunidad dentro de Nueva York. Un lugar en el que se vive con sus normas y donde el que debe adaptarse eres tú. Eso sí, te aseguramos que un paseo por allí merece la pena, y mucho. Y toda esta historia la encontrarás a lo largo del Museo Judío de Nueva York, en el que nos centramos en las próximas líneas.

Qué ver en el Museo Judío de Nueva York

La historia del Museo Judío de Nueva York se remonta a los primeros años del pasado siglo XX. En concreto, a 1904. En enero de ese año, el museo recibió una generosa donación por parte de 26 judíos, que depositaron en este centro objetos personales y libros donados al Seminario Teológico. En estos primeros años, otras personalidades del mundo judío en la Gran Manzana, como Hadji Efraín, también donaron multitud de objetos, que ayudaron al centro a crecer

La década de los años sesenta del siglo XX fue especialmente importante para la evolución del museo. Se expusieron muchas de las obras más representativas del arte minimalista en Nueva York, las cuales lograron atraer a multitud de personas. Esto hizo que en 1963 se ampliase el edificio del Museo Judío. Una obra a cargo del conocido arquitecto Kevin Roche, que le acabó dando su forma actual.

Estrella de David - Museo Judío de Nueva York - Museos de Nueva York - Qué ver en Nueva York - Guía de Viajes Nueva York - Buendía Tours
Descubre las obras más impresionantes de la cultura judía en Nueva York

Otra de las paradas en las que hay que detenerse está en 1992, cuando el Museo Judío y la Sociedad Cinematográfica Lincoln Center llegaron a un acuerdo para que el museo emitiese cortos cinematográficos y documentales de mucho éxito en los que se trataba el origen de la comunidad judía. Algo que dio un plus al museo y que hace que a día de hoy sea uno de los más interesantes de Nueva York.

La colección permanente del Museo Judío de Nueva York se compone de más de 26.000 objetos de origen judío, entre los que destacan obras de arte, piezas de la arqueología y otros objetos históricos y de uso cotidiano. Entre los trabajos más representativos que se exponen a lo largo de sus salas, destacan las firmas de Eleanor Antin, Deborah Kass o George Segal, entre otros. 

Además, no puedes perderte la impresionante exposición permanente titulada ‘Cultura y Continuidad: El Viaje Judío’. Se trata de la obra más representativa de este centro cultural, que muestra a los visitantes la evolución e historia de la comunidad judía, así como sus costumbres y tradiciones. Y lo hace tanto en Estados Unidos como en el resto del mundo. Un viaje en el tiempo que os encantará y del que seguro no querréis salir.

Obra Andy Warhol - Museo Judío de Nueva York - Museos de Nueva York - Qué ver en Nueva York - Guía de Viajes Nueva York - Buendía Tours
Contempla algunas de las obras más increíbles de Andy Warhol

Obras y artistas más destacados del Museo Judío de Nueva York

Al margen de la exposición permanente de la que os acabamos de hablar, a lo largo del Museo Judío de Nueva York hay muchas más obras que no te puedes perder. Todas ellas llevan la firma de conocidos artistas, por lo que son capaces de atraparos y teneros viéndolas durante varios minutos. A continuación, vamos a hacer un pequeño recorrido por las piezas que no os podéis perder en vuestra visita al centro.

  • Retrato con la cámara, Man Ray. Man Ray es el seudónimo de Emmanuel Radnitzky, el hijo de dos inmigrantes de origen judío que se trasladaron a Estados Unidos en la segunda mitad del siglo XIX. Nacido en 1890, fue uno de los mayores genios de la fotografía, esta obra que se expone en el Museo Judío de Nueva York demuestra que se trata del primer vanguardista de origen judío de la historia. Esta obra, de 1930, es un buen ejemplo de ello.
  • Diez retratos de los Judíos del siglo XX, Andy Warhol. Esta obra del conocido artista data de 1980, y en ella pretende mostrar los retratos de personajes judíos de todos los ámbitos del mundo de la cultura. Entre ellos, se puede ver a personalidades de la talla de Albert Einstein, Sarah Bernhardt o Franz Kafka, entre otros. El artista pretenda ensalzar los logros de todas estas personas de origen judío a través de una serie de retratos que te impresionarán.
  • Sin título, Eva Hesse. Pese a su corta vida, la artista dejó para el recuerdo multitud de obras y proyectos que son hoy en día obras de arte muy apreciadas en todo el mundo. Sin título es uno de los mejores ejemplos del estilo postminimalista de sus obras. Una obra realizada con la técnica de óleo sobre lienzo que creó en el año 1960, con gruesos trazos expresivos que representan un rostro humano. 
  • Double Red Yentl, Split, de mi serie Elvis, Deborah Kass. La obra data del año 1953, y en ella, la artista se vale del cuerpo entero de Elvis Presley, una de las obras de Andy Warhol, pare representar a Barbara Streisand. De este modo, la artista sustituye la figura de la actriz por la imagen de Elvis, en una representación de la fría virilidad en Estados Unidos.
  • Adán y Eva expulsados del Paraíso, James Tissot. Es una de las obras más conocidas del mundo y que, por supuesto, pasó por las salas del Museo Judío de Nueva York. En ella se muestra la expulsión de Adán y Va del Paraíso. James Tissot finalizó esta obra en 1902. La adquisición de la misma por parte del Museo Judío de Nueva York dio un plus a sus salas, ya que se trata de una pieza única de un valor artístico incalculable.
  • Proveedores Goldfish, Reuven Rubin. Este artista fue uno de los más más famosos dentro de la cultura judía. No es de extrañar, por tanto, que una de sus obras más características, la de Proveedores Golfish, se encuentre aquí. Se representa a una persona que sostiene un recipiente lleno de agua y peces, teniendo precisamente un pez en la mano y el mar de fondo. La pintura trata de representar la vitalidad de los jóvenes. 

Ubicación del Museo Judío de Nueva York

  • Museo Judío de Nueva York
    • 1109 5th Ave &, E 92nd St

Detalles

  • Horario

    • Sábado a martes: 11:00 a 17:45
    • Jueves: 11:00 a 18:00
    • Viernes 11:00 a 16:00
    • Miércoles: Cerrado
  • Precio

    • Adultos (13-64): 11,84€
    • Mayores de 65 años: 9,86€
    • Estudiantes: 7,40€
    • Menores de 12 años: Gratis
  • Lugares cercanos

    • Central Park
    • Quinta Avenida
    • Museo Guggenheim

Cómo llegar al Museo Judío de Nueva York

  • Metro

    • Parada '96 Street Station'
  • Bus

    • Paradas 'Madison Av/E 89 St'; 'Madison Av/E 93 St'; 'Madison Av/E 91 St'