Guia de viaje de

Nueva York

Nueva York

Sentaros tranquilamente, coged papel y boli y apuntar muy bien los consejos y detalles que os vamos a contar en esta guía sobre Nueva York. Todo lo que necesitas saber para que tu viaje a la Gran Manzana sea perfecto y sin sobresaltos se encuentra aquí. Conoce todos sus sitios al detalle y sé un experto de esta ciudad incluso antes de haber aterrizado. ¿Estás listo? ¡Vamos a conocer Nueva York a golpe de vista!

Queremos que tu viaje a Nueva York sea pan comido desde antes de coger el avión. Está claro que pasar unos días en la ciudad que nunca duerme es una experiencia de ensueño. Pese a ello, también hemos de advertirte que es necesario que conozcas una serie de consejos y pautas para que todo sea mucho más sencillo. Y estas comienzan incluso antes de despegar. A lo largo de las próximas líneas te contaremos todo lo necesario para que tu viaje sea lo más fácil posible. Consejos, que por qué no decirlo, nos hubiese gustado saber a nosotros antes de ir. ¡Creemos que te serán de mucha utilidad, así que sigue leyendo para conocerlos todos!

Información práctica de Nueva York

Aeropuerto

Son muchas las cosas que debes tener claras antes de despegar hacia Nueva York. La mayor parte de vuelos salen con destino al JFK, que es el aeropuerto más conocido. Eso sí, los precios de los vuelos no son nada asequibles. Es más, sería raro encontrar alguno que no alcance los 300€. Te recomendamos que busques una compañía low cost e, incluso, que busques aviones que lleguen a Newark, mucho más económico y desde donde se pueden encontrar también conexiones muy buenas con el centro de la ciudad.

Antes de despegar, debes tener a mano tu pasaporte y también la ESTA. Y ahora puede que te estés preguntando: ¿Qué es eso de ESTA? Se trata de una exención de visado para entrar en Estados Unidos teniendo el pasaporte español. De hecho, es imprescindible estar en posesión del pasaporte para poder solicitarla. Lo mejor, y lo que te recomendamos encarecidamente, es que seas tú mismo quien la solicite en su web oficial para solicitar el ESTA. ¿Por qué insistimos en que seas tú quien lo haga? Ya sabes que hoy en día, Internet te soluciona la vida tan rápido como te la puede complicar. Y hay supuestas empresas que te ofrecen su ‘ayuda’ para sacarte este visado, cobrándote una alta comisión sin resolverte después nada.

Los pasos para la obtención de ESTA son muy sencillos y están muy bien explicados en la web, por lo que no tendrás problema. Una vez solicitada, las autoridades tardarán unas horas en aprobarlo previo pago de unos 15 dólares. Eso sí, si en el pasado has visitado un país considerado peligroso o enemigo por Estados Unidos, debes ir a la embajada del país norteamericano a solicitar el visado.

Además de esto, otro de los consejos que te recomendamos antes de coger el avión es el de haber contratado un seguro de viaje. La sanidad en Estados Unidos cuesta mucho dinero, por lo que mejor viajar siempre con la garantía de que si pasa algo, estás cubierto. Estas cosas son tan importantes, o más que lo que te vamos a contar ahora: cómo ir de los aeropuertos al centro de Nueva York.

Siendo una ciudad tan grande, está claro que las comunicaciones deben ser excelentes. Por ello, tienes varias opciones para ir desde una de las terminales hasta Manhattan o el distrito en el que te alojes. Vamos a comenzar con las conexiones desde el aeropuerto JFK. La opción más rápida siempre es la de reservar un traslado junto a un chófer privado que te lleve donde quieras sin ningún inconveniente. Pero también cuentas con otra alternativa más barata.

El AirTrain une todas las terminales del JFK con estaciones de metro, desde donde coger uno de los trenes hacia el punto en el que te alojes. También tienes otra opción muy económica en lo referente al transporte público, aunque mucho más pesada. Los autobuses, cuya frecuencia entre el aeropuerto y Manhattan es de 30 minutos, paran antes en el barrio de Queens, por lo que el viaje se hace pesado

Respecto a los traslados entre Newark y Manhattan, las opciones son muy parecidas. Lo más rápido es contratar un transporte privado o un traslado, aunque la opción más barata vuelve a ser el AirTrain y desde allí coger el metro que se dirija a la zona de la ciudad que más cerca se quede de tu alojamiento. En el caso del bus, existe un transporte llamado Newark Airport Express, que hace tres paradas entre la terminal y el centro de Nueva York.

Lo ‘malo’ de la opción del autobús público es que, dependiendo del tráfico, el viaje puede prolongarse hasta dos horas. En cuanto a las maletas, cada persona podrá llevar dos y un bolso sin recargos. Además, viajes al aeropuerto que viajes, debes tener en cuenta algo muy importante. Puede que a tu llegada se te pregunte por los motivos por los que has decidido viajar, y nada mejor que llevar impresas tus reservas para justificar que vas a hacer turismo. Puede parecer que no, pero te aseguramos que esto es muy importante.

Taxis en Nueva York - HOME Nueva York - Guía de Viajes Nueva York - Buendía Tours
Muévete por Nueva York sin problemas y disfruta al máximo de la ciudad

Transporte

Al igual que en cualquier gran ciudad a la que viajes, el bloque de transporte se divide en dos tipos, el público y el privado. En cuanto a la primera de las opciones que te hemos propuesto, cuentas con excelentes líneas de metro y bus. Si decides viajar bajo tierra, los metros de Nueva York se dividen en dos tipos de líneas, así que debes estar atento para saber cuál es la mejor opción para coger. Por un lado se encuentran las express y por otro las locales.

Cuando te subas a una de las líneas locales, debes saber que el metro irá algo más lento porque para en todas las estaciones. En el caso de las líneas express, estas son mucho más rápidas porque solo se detienen en las paradas más relevantes, saltándose muchas otras. Por tanto, ten claro dónde debes bajarte para evitar que el metro que cojas se salte esa parada. Lo que sí es común en ambas opciones es que las primeras veces en el metro de Nueva York pueden ser estresantes.

Hay mucha gente en cada vagón, no todos tienen un listado de paradas y muchas veces, la megafonía apenas se escucha por la cantidad de gente que hay. ¿Qué es lo mejor para estos estos? Llevar contigo un mapa de las paradas, así nunca te equivocarás en el sitio en el que te tienes que bajar. Dejando el metro y subiendo a la carretera, los autobuses públicos conectan toda la ciudad. 

Viajar en autobús puede ser también una odisea si no tienes contigo un mapa de las paradas y las diferentes líneas. En cualquier caso, elijas lo que elijas, tienes a tu disposición una tarjeta MetroCard, con la que os subiréis a cualquier metro o autobús las veces que queráis entre 7 y 30 días. Te recomendamos que, si puedes, te hagas con ella, ya que vas a coger bastante el transporte público. Los billetes sueltos suelen estar entre 2 y 3 dólares por viaje.

Dejamos el transporte público y pasamos a hablar del privado. Vamos a comenzar por las opciones de taxis. Un paseo por las calles de Nueva York te permitirá ver dos tipos de taxis. Por un lado están los clásicos de color amarillo que se mueven por los cinco distritos día y noche. Además de estos, también tienes los verdes, que se mueven por Brooklyn, Queens, Staten Island, el Bronx y Upper Manhattan, pero no por el centro de la Gran Manzana. Existe una app llamada Curb ideal para pedir taxis.

En el caso de los taxis, lo que más te importa son los precios. Este se cierra al final del trayecto, con varios suplementos que dependen de la hora del día, la bajada de bandera o la zona de la ciudad. Además, si hay algún peaje, es el viajero el que debe pagarlo. Además, en Nueva York casi obligatorio dejar propinas, te lo contaremos más adelante, y en un taxi se suele dejar el 15% del total. ¿Alternativas a los taxis? Cabify, Uber y Lyft. 

En cualquiera de los casos, la mejor opción es descargarte la app de estas empresas, en la que se reserva el coche y donde los precios, que son cerrados, los calcula la propia aplicación. Aquí, la propina no es obligatoria, y existe la opción de compartir el viaje con otras personas que están cerca de ti para que el trayecto sea más barato. Al hacerlo todo por el móvil, es mucho más sencillo tener esta opción.

Tiempo

Nueva York tiene un clima templado que suele seguir los parámetros del típico clima continental. Es decir, veranos calurosos y húmedos e inviernos muy fríos en los que la nieve se deja ver frecuentemente. Durante el otoño y la primavera, las precipitaciones suelen ser frecuentes, con muchas nubes sobre el cielo de la ciudad. 

De este modo, si viajas durante los meses de invierno, te recomendamos que lleves ropa de abrigo. Las temperaturas medias se sitúan alrededor de los 0ºC, llegando a los -10ºC en muchos días. Como os hemos comentado, al margen de esto, la nieve es protagonista durante los meses de invierno, especialmente al inicio de año

En verano, Nueva York es todo lo contrario. El calor es intenso. Y esto, unido a la humedad, hará que vayas en manga corta todo el día. La temperatura media ronda los 25ºC, con días de mucho calor en los que se hace difícil caminar por las calles. Durante la primavera y el otoño, las temperaturas son mucho más agradables. El cielo, la mayor parte de los días, se encuentra nublado, y las precipitaciones son habituales.

Nueva York - HOME Nueva York - Guía de Viajes Nueva York - Buendía Tours
Descubre los sitios más icónicos de Nueva York. ¡Todos tienen un encanto especial!

Horarios comerciales

A diferencia de lo que sucede en las grandes ciudades europeas, los comercios en Nueva York abren durante mucho más tiempo. La apertura suele ser en torno a las nueve de la mañana, cerrando los negocios alrededor de las ocho de la tarde. Además, muchas de las tiendas de comida o productos básicos, cuelgan el cartel de abierto durante todo el día y los siete días de la semana.

Muchos locales comerciales, como las tiendas de las cadenas de ropa, también abren los domingos, aunque el horario suele ser algo más reducido que el resto de la semana. Los restaurantes y cafeterías suelen permanecer abiertos hasta las 23:00. La hora de comer más común es entre las 12:00 y las 13:00, mientras que las cenas son entre las 19:00 y las 20:00.

Precios

Llega uno de los momentos más importantes del viaje. ¿Qué hacer con el dinero? Lo primero que debes saber es que hay que estar muy atento en lo referente a las comisiones, ya que son altísimas. Si quieres sacar dinero de un cajero, hazlo siempre en el de un banco. Como lo hagas en un cajero de los que se encuentran en medio de cualquier calle, la comisión va a ser muy elevada. No obstante, tienes la posibilidad de hacer un pago con otra moneda distinta al Euro y sin comisiones gracias a la tarjeta N26.

La tarjeta N26 actúa como si fuese un banco online para garantizar que tu dinero está seguro. Puedes solicitarla en cualquiera de los bancos antes de viajar. Salvo excepciones, suelen ser gratuitas. Antes de viajar, estimas lo que puedes gastar y lo metes en la tarjeta N26. ¿Que al volver te ha sobrado dinero? ¡No te preocupes! Lo que aún tengas lo pasas de la tarjeta N26 a tu cuenta personal de forma gratuita y problema resuelto.

En lo referente a estas tarjetas, existen la N26 Estándar, la N26 Smart, la N26 You y la N26 Metal. Nosotros te recomendamos la N26 Estándar que no tiene comisiones ni contrato de permanencia. El único gasto con el que cuenta es el envío a casa, que son 10€. Con esta tarjeta N26 Estándar sacarás dinero sin comisiones en la Zona Euro 3 veces al mes, podrás pagar con otra moneda distinta al Euro sin comisiones de ningún tiempo y hacer transferencias a cualquier banco gratis.

Otra de las tarjetas para sacar dinero del cajero sin comisiones es Revolut. Es una tarjeta de prepago y débito para pagar en cualquier país del mundo. No da problemas y permite realizar operaciones con más de 130 divisas sin comisiones. En términos de dinero, seguro que también quieres saber cuánto te costará el Internet del móvil en Nueva York. En este sentido, las tarjetas eSIM de Holafly son una de las mejores opciones.

 En este caso, no necesitarás una SIM física, sino que se envía un código QR al Mail. Sobre ese código, configuras la tarjeta y el momento en el que quieres comenzar a utilizarla, y cuando llegues a Estados Unidos ya cuentas con Internet en el móvil. La activación de la tarjeta es sencillo y viene perfectamente explicado, pudiendo solicitarla para un periodo de entre 5 y 90 días.

Otro tema importante respecto a los precios, es que en Nueva York siempre se deja propina. Ya te lo hemos contado en lo referente a los taxis, pero la propina se suele dejar también en restaurantes u otros servicios. Es una tradición dentro de la ciudad. Con base en la propina que dejes, se ‘puntuará’ el servicio. Las menores propinas son de un 10% sobre el precio final si el servicio ha sido malo. En caso de ser bueno o muy bueno, las propinas suelen rondar el 15% o el 20%.

Descubre la Gran Manzana

Free Tour Nueva York

Alojamiento

Llegamos a otro de los puntos más importantes del viaje. ¿Dónde te puedes quedar encontrando la mejor relación calidad-precio? Seguro que la primera de las opciones que se te vienen a la cabeza es Manhattan. ¡Y a quién no! Allí te encontrarás con los imprescindibles de Nueva York, por lo que ahorrarás tiempo en los desplazamientos. Eso sí, tocará rascarse el bolsillo mucho más que en otros sitios de la Gran Manzana.

Alojarse en Nueva York es mucho más caro que en otras grandes ciudades del mundo. Planificar tu viaje con tiempo es imprescindible, y dentro de esta hoja de ruta, el reservar con tiempo el sitio en el que vas a quedarte también es un aspecto muy importante. El Midtown con Times Square es una de las mejores zonas por ubicación. En términos económicos, la zona de Wall Street es una de las mejores elecciones dentro de Manhattan.

Nueva York - HOME Nueva York - Guía de Viajes Nueva York - Buendía Tours
Descubre los mejores alojamientos en Nueva York

Dentro de Manhattan, la zona del SoHo es otra de las zonas con más encanto, que cuenta además con precios para todos los bolsillos, aunque no debes esperar nada similar a otras grandes ciudades, ya que te insistimos en que Nueva York es bastante caro. Otra de las opciones más recomendadas es el barrio de Chelsea, repleto de galerías y museos. Puede, eso sí, que esta sea una de las zonas más caras de Nueva York

Y de lo más caro, a una de las más baratas. Es probable que Chinatown no esté en tu lista de prioridades para dormir en Nueva York, pero a su bajo precio comparado con otras zonas de la ciudad se une también ese espíritu multicultural que seguro te va a encantar. Y si lo que quieres es estar cerca de la zona de fiesta, tu elección es el Greenwich Village, con los mejores clubs y restaurantes de la ciudad. Siguiendo con opciones más económicas, salir de Manhattan puede ser una buena opción, aunque está claro que te obligará a desplazarte durante el día. Queens y Brooklyn son las mejores opciones si te alejas de Manhattan.

¿Qué más tienes que saber? El cómo son los enchufes dentro de estos alojamientos. Puede parecerte una tontería, pero en Estados Unidos, la electricidad funciona con 120V, mientras que en España es a 230V. Por ello, antes de meter cualquier máquina en la maleta, asegura que en relación con el enchufe ponga 120V-230V. Sino, no funcionará.

Historia de Nueva York

El 17 de abril de 1524, el navegante italiano Giovanni da Verrazzano descubrió la ciudad de Nueva York, que desde ese momento comenzó a ganar en importancia, tamaño y población dentro del mundo. Pero mucho antes de esos, los llamados Nativos Americanos ya se habían asentado en lo que hoy en día es Manhattan. Otro de los grandes exploradores de la historia que llegó a la Gran Manzana fue Hudson, que en la actualidad da nombre al río. 

Nueva York fue una de las ciudades más importantes de Estados Unidos desde su descubrimiento. Por ello, a lo largo del siglo XVIII, los colonos y las diferentes tribus locales mantuvieron innumerables conflictos por el control de esta tierra. Durante la Guerra de la Independencia, la ciudad jugó un papel determinante, siendo clave en la Declaración de Independencia. Eso sí, la Constitución por la que se rige la ciudad no llegó hasta 1788.

Nueva York - HOME Nueva York - Guía de Viajes Nueva York - Buendía Tours
¡No te pierdas nada de la ciudad que nunca duerme!

Un año después, Nueva York vio cómo el Congreso nombraba presidente de los Estados Unidos a George Washington, pasando a ser la ciudad capital federal durante un año, hasta su traslado a Washington D.C. En el siglo XIX, la inmigración propició que Nueva York se convirtiese en la ciudad más grande y poblada de Estados Unidos. En 1898, solo Manhattan formaba la localidad, pero poco después se fueron uniendo otros distritos como Brooklyn o Queens.

A lo largo del siglo XX, el crecimiento de Nueva York se multiplicó conforme pasaban los años. Tras la Segunda Guerra Mundial, Wall Street fue el centro financiero más potente del mundo. Ya en el siglo XXI, la Gran Manzana sufrió uno de los peores ataques en territorio estadounidense. El 11 de septiembre de 2001, el mundo cambiaba para siempre con los ataques a las Torres Gemelas. Desde entonces, la seguridad de la ciudad y el planeta en general, ha sufrido una importante modificación.