Guia de viaje de

Nueva York

Grand Central Terminal

Si hay una estación conocida en la ciudad de Nueva York, esa es la Grand Central Terminal. Una joya de la arquitectura moderna construida sobre la antigua Gran Central Station. Aunque a lo largo de su vida ha pasado por momentos críticos, hoy en día sigue siendo uno de los símbolos de la Gran Manzana, por el que pasan más de medio millón de personas a lo largo del día. Por todo ello, es uno de los indispensables que no te puedes perder.

Grand Central Terminal con rascacielos MetLife detrás - Grand Central Terminal - Qué ver en Nueva York - Guía de Viajes Nueva York - Buendía Tours
El rascacielos MetLife custodia la preciosa fachada de la Grand Central Terminal

La Grand Central Terminal fue inaugurada en el año 1913, convirtiéndose en la principal estación de Nueva York. En pleno corazón de Park Avenue, una de las calles más largas de la Gran Manzana, tanto esta construcción como el rascacielos MetLife Building que se encuentra justo en frente, dividen la avenida en dos partes: el norte y el sur. La terminal se encuentra a la altura de la Calle 42, en el Midtown Manhattan. ¿Quieres descubrirlo todo acerca de ella? ¡Sigue leyendo!

Historia de la Grand Central Terminal

Aunque su nacimiento data de 1913, hay que remontarse hasta el año 1871 para conocer los orígenes de la Grand Central Terminal. Por aquel entonces, las autoridades de la ciudad decidieron construir en pleno corazón del Midtown Manhattan una estación que fuese un emblema para la Gran Manzana. De este modo nacía la Grand Central Depot, conocida poco después como la Grand Central Station.

Conforme pasaban los años, la Grand Central Station ganó relevancia e importancia para los trayectos dentro de la ciudad. Por ello, Nueva York se vio obligada a aumentarla y construir una estación más grande que abarcase más servicios. Por ello, en 1913, sobre los restos de esta antigua terminal se construyó una estación innovadora, dejando atrás la época del vapor. Un proyecto muy ambicioso que fue acogido de la mejor forma posible por los ciudadanos.

Vestíbulo de la Grand Central Terminal - Grand Central Terminal - Qué ver en Nueva York - Guía de Viajes Nueva York - Buendía Tours
Alucinarás con el vestíbulo de la Grand Central Terminal, por el que pasan miles de personas

Aunque durante sus primeros años de vida fue el lugar que escogieron la mayor parte de los neoyorkinos para desplazarse, la estación perdió importancia en las décadas centrales del pasado siglo XX. Una crisis especialmente relevante en los años 50. En ese momento, la llegada del automóvil hizo que muchas personas optasen por este medio para moverse. Además, la innovación que se produjo en 1913 ya había quedado algo anticuada.

Se pusieron remedios para evitar su cierre, pero el más importante de todos fue la venta de parte del terreno de la estación para la construcción del rascacielos MetLife Building, cuyos trabajos finalizaron en 1963. A finales de esa década, en 1968, la Grand Central Terminal volvió a vivir un momento crítico. Pese a ello, volvió a recuperarse tras ser nombrada como Edificio Histórico Emblemático de Nueva York

Una nueva y profunda remodelación en 1998 provocó que la estación duplicase su belleza, ya que se añadieron nuevos elementos respetando su arquitectura tradicional. De este modo, la Grand Central Terminal ha acabado adquiriendo el aspecto que conocemos hoy en día. Un espacio que maravilla a todos los turistas, atraídos por ser uno de los puntos más importantes de la ciudad, que ve a más de medio millón de personas cada día.

Qué ver en la Grand Central Terminal

Ya sabes que Nueva York no deja de sorprenderte. Que muchos de los edificios o lugares que allí se encuentran son mucho más de lo que piensas en un primer momento. La Grand Central Terminal no iba a ser menos. Es mucho más que una simple estación. Por ello, dentro de la misma existen lugares, tiendas y salas que no te puedes perder. ¡Sigue leyendo para conocerlo todo!

Bóveda del vestíbulo principal

Nada más entrar en la estación, lo primero que va a llamar tu atención es su espectacular vestíbulo. Una zona inmensa conocida como Main Concourse, acogiendo el grueso de personas que pasan cada día por la estación. Por todo ello, no pararás de ver a gente y maletas pasar ante ti. Sus ventanales tan característicos dejan pasar la luz natural hacia el reloj, del que luego hablaremos. Tampoco pasarán desapercibidos los palcos desde los que se ve todo el espacio. En uno de ellos, cuelga una gran bandera de Estados Unidos, colocada tras el 11-S.

Pero, sin duda, uno de los elementos más sensacionales que encontrarás en el vestíbulo de la Grand Central Terminal es su bóveda. Si miras al techo, verás el gran distintivo de esta estación. Un enorme mosaico en color azul sobre el que se representan todas las constelaciones del zodíaco. Eso sí, debes saber que no están del todo bien dibujadas. ¿Error de los pintores o hecho con esa intención? ¡Solo lo descubrirás cuando vengas!

Bóveda del Vestíbulo de la Grand Central Terminal - Grand Central Terminal - Qué ver en Nueva York - Guía de Viajes Nueva York - Buendía Tours
¡La bóveda del vestíbulo de la Grand Central Terminal te impresionará!

Reloj del quisco de información

Ya lo hemos nombrado en el punto anterior. Y es que parece que el lugar escogido para el icono más distintivo de la Grand Central Terminal está ubicado en un lugar inmejorable. En pleno centro del vestíbulo te encontrarás con los paneles informativos de la estación. Justo encima, absorbiendo toda la luz natural que entra a través de los ventanales, se encuentra el famoso reloj de esta terminal

El reloj tiene cuatro caras y un valor altísimo. Ni el paso del tiempo, ni el tránsito de personas ni los acontecimientos vividos han logrado deteriorar su perfecto estado. La estación más grande del mundo tenía que tener un reloj acorde a ello. En la cima de una pequeña estructura de bronce, este reloj tiene en su parte superior una especie de bellota, que representa el símbolo de los Vanderbilt, precursores y creadores de la actual Grand Central Terminal.

Galería de los susurros

Es una de las zonas más curiosas de esta estación. El sonido de los 48 andenes que la forman no llegan a esta Whispering Gallery. Se trata de un espacio que posee una bóveda en dos direcciones. Puedes ubicarte en uno de los lados y hablar con alguien que está en el otro lado sin ningún problema. Esto no parece una novedad, pero sí lo es el hecho de que esa conversación no será escuchada por quien se encuentre en el medio de ambos. Cosas que da la arquitectura

Muchos edificios a lo largo del mundo están construidos de esta forma. En su día, se hizo así para poder escuchar conversaciones privadas. La Galería de los susurros se encuentra justo al lado del conocido Oyster Bar. Te será sencillo encontrarla, ya que verás a muchas personas tratando de escuchar conversaciones aprovechando esta peculiar forma arquitectónica. ¡Es impresionante!

Grand Central Market

Ya te hemos dicho que la Grand Central Terminal es mucho más que una estación. Hasta el momento te hemos mencionado algunos de sus espacios y monumentos más significativos, pero también debes saber que tiene zonas que no te puedes perder. Y el Grand Central Market es uno de ellos. El punto perfecto para degustar y comprar los productos más exquisitos de la ciudad de Nueva York.

Galería de los susurros de la Grand Central Terminal - Grand Central Terminal - Qué ver en Nueva York - Guía de Viajes Nueva York - Buendía Tours
Conoce la Galería de los susurros y entérate de todos los secretos

Con entrada por Lexington Avenue, el Grand Central Market es un mercado en el que te encontrarás con varios puestos gourmet. Allí se venden todo tipo de alimentos, de máxima calidad para que los puedas disfrutar al máximo. Podrás sentarte allí a degustarlos o llevártelos a tu alojamiento o como recuerdo del viaje. Lo que está claro es que es una de esas zonas que dan un carácter único a la estación. Que no te extrañe ver a cientos de personas hacer sus compras allí.

The New York Transit Museum

El Museo de Tránsito de Nueva York se encuentra en la antigua estación de metro de Court Street, en pleno centro de Brooklyn. Allí podrás ver transportes históricos, tanto subterráneos como los que encuentras a pie de calle. Un recorrido por los medios que ha tenido la ciudad de Nueva York para desplazar a todos sus ciudadanos y visitantes. Y una de las tiendas que tiene el museo, fuera de su centro original, se encuentra en la Grand Central Terminal. 

The New York Transit Museum es el lugar perfecto para llevarte algún recuerdo de tu viaje a la Gran Manzana. Posee objetos únicos y salas en las que se realizan varias exposiciones temporales. Una de las más conocidas es la que se pone a la vista en la época de Navidad. En ese momento, se recrea una pequeña maqueta de la ciudad de Nueva York en la que los trenes son protagonistas.

La vía 61

Muchos la conocen como la estación secreta de Nueva York. De hecho, a diferencia de lo que muchos creen, que es que está abandonada, se dice que es la vía que utilizan los presidentes que visitan Nueva York. Uno de los que más la usó fue Roosevelt durante su mandato. Se ubica debajo del hotel Waldorf-Astoria, siendo parte del Ferrocarril Central de Nueva York y no del metro. 

En la actualidad, allí se encuentra un antiguo vagón de tren, y pese a su estado, que parece que está abandonada, aún es una importante parada para los presidentes de Estados Unidos. Al margen del ya mencionado Roosevelt, se dice que por aquí marchaba sin ser visto George W. Bush tras sus reuniones en el Hotel Waldorf. Un tramo de vía empleado por muchas personalidades, o eso es al menos lo que se cuenta.

Reloj de Tiffany y el Park Avenue

Saliendo de la Grand Central Terminal por la calle 42 podrás ver el famoso Reloj de Tiffany. Una estructura de más de cuatro metros de diámetro y 15 de alto que supone la construcción de vidrio más grande del mundo hecha por Tiffany. Te asombrará lo espectacular de la fachada en la que se encuentra, ya que justo encima podrás ver a Mercurio, Hércules y Minerva. Los dioses griegos que representan, respectivamente, la velocidad, la fuerza y el intelecto. Virtudes, todas ellas, que se relacionan y relacionaban con el ferrocarril.

Reloj de Tiffany con esculturas de los dioses griegos Mercurio, Hércules y Minerva en la Grand Central Terminal - Grand Central Terminal - Qué ver en Nueva York - Guía de Viajes Nueva York - Buendía Tours
El reloj de Tiffany está coronado por las esculturas de tres dioses griegos

Justo en frente de la Grand Central Terminal se puede ver el viaducto de Park Avenue, iluminado todo el año con focos de distintos colores, que van cambiando según el momento o las festividades que hay en el calendario. Se dice que estas luces funcionan a modo de faro para los ciudadanos y turistas que quieren visitar la Grand Central Terminal, guiándoles desde cualquier punto de la calle 42 hasta el interior de la estación.

The Campbell Bar

No nos cansaremos de decirte que la Gran Central Terminal os va a sorprender por todo. Y uno de sus aspectos más significativos es The Campbell Bar. Aquí se encontraba la oficina de John Williams Campbell, multimillonario dedicado al mundo del ferrocarril. Desde hace varios años, aquí disfrutas con uno de los bares más exclusivos de Nueva York. Alucinarás con sus bebidas de alta gama y su espectacular decoración, que hace las delicias de todo el que lo visita.

El bar cuenta con tres zonas. La principal la preside una sensacional chimenea de piedra, con acabados de madera y una barra sacada de película. The Campbell Palm Court es un pequeño espacio en el que poder sentarte bajo techo a tomar algo. Lo haces, además, en un ambiente agradable y distendido. Y por último, tienes la terraza exterior con vistas a la ciudad. Ideal para días de calor.

Vanderbilt Tennis Club

Y tenemos que despedir este artículo hablando de deporte. En concreto, el que puedes hacer en una de las canchas de tenis que se encuentran en la Grand Central Terminal. Una pista con todos los lujos que puedas imaginar en la que han jugado las personalidades más importantes de Estados Unidos. Fue Donald Trump quien creó este espacio en 1984, en un principio exclusivo para celebridades.

Desde el año 2011, la Vanderbilt Tennis Club se encuentra en el cuarto piso de la Grand Central Terminal. En ese momento, se construyeron también nuevas canchas en las que hoy en día puedes jugar algún partido y pasar un rato agradable y divertido con quien tú quieras. Como puedes ver, a la Grand Central Terminal no solo se viene a coger el tren. ¡No te la pierdas!

Ubicación de la Grand Central Terminal

  • Grand Central Terminal
    • 89 E 42nd St, NY 10017

Detalles

  • Horario

    • Todos los días de 05:30 am a 02:00 am
  • Lugares cercanos

    • Rockefeller Center
    • Catedral de San Patricio
    • Museo de Arte Moderno de Nueva York

Cómo llegar a la Grand Central Terminal

  • Metro

    • Parada 'Grand Central - 42 St'
  • Bus

    • Paradas 'Grand Central Terminal'; 'E 42 St/Madison Ave'; '42 Street & Lexington Avenue'; 'Lexington Ave/E 41 St'; '42 St & Lexington Av & 3 Av'; 'Newark Airport Express Stop Grand Central'
  • Tren

    • Parada 'Grand Central Terminal'