Guia de viaje de

Nueva York

Puente de Manhattan

El East River, a su paso por Nueva York, es atravesado por tres monumentales puentes colgantes. Todos ellos son conocidos a nivel mundial por las características de su construcción y su belleza. Pero si hay uno que se debe destacar, ese es el Puente de Manhattan. Transitado por miles de personas cada día, es ya uno de los símbolos de la Gran Manzana. ¿Quieres descubrirlo más a fondo? ¡Te lo contamos todo!

Vista del Puente de Manhattan - Puente de Manhattan - Qué ver en Nueva York - Guía de Viajes Nueva York - Buendía Tours
El Puente de Manhattan es uno de los más monumentales de Nueva York

Ralph Modjeski, un ingeniero de puentes polaco de lo más destacado, fue el encargado de poner en pie el Puente de Manhattan. Lo hizo en los primeros años del pasado siglo XX, en un acontecimiento que congregó a miles de personas y que sorprendió a todo el mundo, debido a su majestuosidad

Cuatro carriles para vehículos en el nivel superior y tres en el inferior, le convierten en uno de los puentes más transitados de la ciudad. Pero ahí no acaba todo. En ese nivel inferior también te encontrarás con cuatro vías de metro, una acera peatonal y un carril bici. Por todo ello, esta es la mejor forma de llegar desde el bajo Manhattan hasta Brooklyn o viceversa. ¡Vamos a acercarnos un poco más a la historia del puente!

Historia y arquitectura del Puente de Manhattan

El Puente de Manhattan es el último de los tres puentes construidos sobre el East River. Se trata de una construcción que conecta el Bajo Manhattan y la zona de Brooklyn. Precisamente, el puente que lleva este último nombre, el de Brooklyn, puede que sea el más conocido de la ciudad para los turistas, pero os aseguramos que el paso del que os estamos hablando, merece la pena visitarlo y cruzarlo

El Puente de Manhattan se construyó en los primeros años del siglo XX, finalizando las obras de forma oficial el 31 de diciembre de 1909. Años antes, la Gran Manzana había visto como el Puente de Brooklyn fue recibido a las mil maravillas por la población. Terminó de construirse en 1883. No tardó en mostrar problemas con el tráfico, por lo que hubo necesidad de idear la construcción de un tercer puente que permitiese dar un respiro al de Brooklyn.

Noche en el Puente de Manhattan - Puente de Manhattan - Qué ver en Nueva York - Guía de Viajes Nueva York - Buendía Tours
Por las noches, el Puente Manhattan duplica su belleza

De hecho, esa fue la principal causa por la que arrancó la construcción del Puente de Manhattan. El ingeniero polaco Ralph Modjeski fue el encargado ponerlo en pie. Lo hizo respondiendo a un nuevo concepto que se estaba dando en aquella época y que respondía a la teoría de la desviación, gracias a la que se ahorraba en costes de materiales y se recortaban los tiempos. En su parte superior, se levantaron dos torres que alcanzan los 102 metros de altura y que sirven de pilar para este puente colgante.

Tras ocho años de trabajos, el último día del año 1909, los 2098 metros de largo del Puente de Manhattan fueron inaugurados. De este modo, el de Brooklyn pasó a ser el segundo puente más largo de la ciudad. El diseño de este puente se divide en dos niveles, algo que también se debe destacar en cuanto a arquitectura. 

El nivel superior está destinado al paso de vehículos. Tiene cuatro carriles, dos en cada sentido. Eso sí, debes saber que en sus inicios, el nivel superior del Puente de Manhattan, era utilizado para tranvías. En la parte inferior, la circulación de vehículos se hace a lo largo de tres carriles de un solo sentido, a los que acompañan también cuatro vías de metro, un carril bici y una acera peatonal.

Detalle del Puente de Manhattan - Puente de Manhattan - Qué ver en Nueva York - Guía de Viajes Nueva York - Buendía Tours
Detalle de la parte inferior del Puente de Manhattan

Desde su apertura, el Puente de Manhattan ha tenido una importancia capital para los habitantes de la ciudad. Es uno de los flujos de comunicación más usados en Nueva York, sobre todo por los habitantes locales. Y es que los turistas aún prefieren irse al Puente de Brooklyn para cruzar el East River. Pese a ello, se estima que son unas 450.000 las personas que cada día cruzan el Puente de Manhattan, entre quienes lo hacen a pie, en metro o en un vehículo.

Además, para concluir este primer punto, debes saber que el Puente de Manhattan está construido en un lugar estratégico. Cuando lo cruces, tendrás unas vistas perfectas del Puente de Brooklyn y también de la Estatua de la Libertad. Por la noche, este puente, al igual que muchos otros iconos de la ciudad, coge un color especial. Sobre todo la entrada del extremo de Manhattan, donde un precioso portal de piedra os espera.

Cruzar el Puente de Manhattan

Coincidiendo con su centenario, en el año 2009, la Sociedad Americana de Ingenieros Civiles declaró al Puente de Manhattan Patrimonio Histórico Nacional de Ingeniería. Puedes ver la placa de bronce de su extremo sur para comprobarlo. Y tienes la opción de hacerlo, por ejemplo, después de haberlo cruzado. Hay varias posibilidades, ya os lo hemos contado. Andando, en bici, en metro, en tu vehículo particular, a través del transporte público… ¡Como quieras! En los próximos puntos te las vamos a contar todas.

Cruzar el puente desde Manhattan

Quieras hacerlo desde un lado u otro del río, fue en el año 2001 cuando se pudo volver a cruzar a pie el Puente de Manhattan. Lo harás acompañado, además, de unas vistas impresionantes del Bajo Manhattan, el Puente de Brooklyn y la Estatua de la Libertad. Precisamente, será al Bajo Manhattan donde debas dirigirte si lo quieres cruzar desde esta zona de la Gran Manzana.

Vista del Puente de Manhattan - Puente de Manhattan - Qué ver en Nueva York - Guía de Viajes Nueva York - Buendía Tours
¡Cruza el Puente de Manhattan y alucina con sus vistas!

Pese al gran tránsito de vehículos y personas que lo cruzan cada día, el Puente de Manhattan es mucho más tranquilo que el de Brooklyn. Puede que el sonido del metro rompa, en ocasiones, esta tranquilidad, pero os aseguramos que cruzarlo supone un relajante paseo por uno de los espacios más emblemáticos de la ciudad

Desde Manhattan, el paseo para cruzar el puente arranca en el famoso barrio de Chinatown. Esta es una de las zonas más animadas y comerciales de la ciudad, muy popular entre los turistas. En concreto, el recorrido comienza en la esquina noreste del City Hall Park, donde la calle se junta con la que llega desde Center Street. Un punto desde el que se puede acceder en coche, en transporte público, en bici o a pie. Si quieres hacerlo en metro, aquí se encuentra la parada Brooklyn Bridge-City Hall.

Cruzar el puente desde Brooklyn

Nos vamos ahora a la otra punta del Puente de Manhattan. Es decir, al barrio de Brooklyn. No hace falta contaros que esta es una de las zonas más animadas y con más posibilidades de toda la Gran Manzana. Por ello, y también por las vistas, son muchos los que desean cruzar el puente en esta dirección. Vayas por un lado u otro, vas a alucinar con todos los encantos que verás y la sensacional panorámica que tendrás de los monumentos de la ciudad.

Vista del Puente de Manhattan - Puente de Manhattan - Qué ver en Nueva York - Guía de Viajes Nueva York - Buendía Tours
El Puente de Manhattan es el más largo de Nueva York

Son muchos los planes que tienes para hacer en Brooklyn, pero uno de los más interesantes es, sin duda, cruzar el Puente de Manhattan. Para hacerlo debes dirigirte al cruce de la Calle Tillary y Boerum Place. En este punto se encuentra la entrada a pie, en bici, en transporte público o en un vehículo particular. La opción del metro se encuentra en parada High Street. Precisamente, en el próximo punto, vamos a hablar en detalle acerca de cómo cruzar el Puente de Manhattan en una de las líneas de metro.

Cruzar el puente en metro

Como venimos contando, son muchas las posibilidades que tienes para cruzar el Puente de Manhattan. Una de las más populares, y que más gusta a todos los visitantes, es hacerlo en metro. Esto se debe a que como turistas, son múltiples las ocasiones en las que nos encontramos algo cansados y buscamos dar un respiro a las piernas. O, simplemente, que el tiempo del que disponemos nos obliga a hacerlo así. 

Sea como sea, debes saber que a ambos lados del puente cuentas con una estación de metro cercana al Puente de Manhattan, para que puedas subirte y contemplarlo desde tu asiento. En el lado de Brooklyn, desde donde se tienen las mejores vistas, lo harás en la parada High Street, mientras que si tu idea es cruzarlo desde Manhattan, el sitio al que debes ir es la parada Brooklyn Bridge-City Hall.

Desde el metro disfrutarás del entorno del East River, en el que, entre otras cosas, podrás ver el Puente de Brooklyn y el monumento más emblemático de Nueva York: la Estatua de la Libertad. Una vez te poses del metro, y dependiendo en la dirección que hayas decidido cruzar el puente, tan solo tendrás que preocuparte de disfrutar de las múltiples alternativas que ofrecen tanto Manhattan como Brooklyn.

Cuándo cruzar el Puente de Manhattan

Esta es una pregunta cuya respuesta se antoja complicada. Porque sabemos que dependerá de tu tiempo el cómo y cuándo cruzarlo. Lo que sí te recomendamos es que, si puedes, lo hagas al atardecer. Da igual la época del año. Ese mágico momento en el que el sol da paso a la noche es impresionante. El puente comienza a iluminarse, y cruzarlo se convierte en un momento sensacional.

Vista del skyline de Nueva York desde el Puente de Manhattan - Puente de Manhattan - Qué ver en Nueva York - Guía de Viajes Nueva York - Buendía Tours
Desde el Puente de Manhattan tendrás una de las mejores vistas del skyline de la ciudad

Lo que sí podemos decirte es que tardarás una media hora en cruzar el Puente de Manhattan. Y teniendo en cuenta que vas a detenerte muchas veces a hacer algún video o fotos, el tiempo aumenta, por lo que estimamos que tardarás entre 45 minutos y una hora. Sea como sea, ten claro que te merecerá la pena hacerlo, ya que estarás en una de las atracciones más icónicas de la Gran Manzana.

Curiosidades del Puente de Manhattan

Llegados a este último punto, veíamos conveniente el contaros algunas de las curiosidades más destacadas del Puente de Manhattan. Una de las que más llama la atención es que, pese a tener algo menos de relevancia que el Puente de Brooklyn, es más largo que este. En concreto, 256 metros más. Para la construcción de las torres, se empleó acero en lugar de piedra

Además, debes saber que el nombre que se tenía pensado para este puente era el ‘Bridge nº3’, ya que se trataba del tercer puente que cruzaba el East River. Pese a ello, en 1902, poco después de iniciarse las obras, se decidió que se llamase Manhattan Bridge, nombre que aún conserva en la actualidad. Se tardaron cerca de nueve años en completarlo, pero desde entonces ha sido uno de los lugares más transitados por los ciudadanos de Nueva York, sobre todo en días laborables.

Camino peatonal del Puente de Manhattan - Puente de Manhattan - Qué ver en Nueva York - Guía de Viajes Nueva York - Buendía Tours
El camino peatonal del Puente de Manhattan es uno de los mejores planes de Nueva York

Otra de las curiosidades que nos deja el Puente de Manhattan son sus múltiples renovaciones. Una de las últimas se produjo en el año 1982, momento en el que se invirtieron millones de dólares para su completa reestructuración. De hecho, gracias a esta, se reabrió de nuevo el tránsito peatonal, que llevaba cortado 60 años. Dentro de la línea de metro que va en dirección a Manhattan, encontrarás la estación abandonada de Myrtle Avenue, convertida hoy en un espacio para el arte urbano.

Y por último, queremos haceros una pregunta. Estamos seguros de que conoceréis la popular zona del DUMBO. Pero, ¿sabéis de dónde viene su nombre? Exacto, de la construcción de este puente. Cuando finalizaron los trabajos, la zona que quedaba debajo del mismo pasó a ser conocida como ‘Down Under the Manhattan Bridge Overpass’, que significa ‘Bajo el paso elevado de Manhattan’. De ahí viene el nombre de la zona. 

Sea como sea, en tu viaje a Nueva York tienes que reservar unos instantes para conocer cada detalle del Puente de Manhattan, contemplarlo desde uno de los dos barrios y cruzar al otro. Si puedes hacerlo a pie, te lo recomendamos, ya que es un fantástico plan en el que disfrutar de algunas de las vistas más increíbles de la ciudad lejos de los miradores de los rascacielos.

El Puente de Manhattan en la cultura popular

El Puente de Manhattan puede quedar en ocasiones en un segundo plano, relegándole la atención al Puente de Brooklyn, pero sus apariciones en la cultura popular lo mantienen presente.

La escena de cine más mítica, con diferencia, es la de Érase Una Vez en América, película de Sergio Leone protagonizada por Robert de Niro. El Puente de Manhattan es el elemento principal de dicha escena, en la que los protagonistas cruzan una calle con el Puente como telón de fondo. 

Pero ese no es el único cameo del Puente de Manhattan ante las cámaras, ya que títulos como King Kong, Soy Leyenda o la serie Jessica Jones, también han utilizado el Puente como decorado

Preguntas frecuentes

  • ¿Dónde está el Puente de Manhattan?

    El Puente se encuentra en la zona sur de Manhattan, concretamente entre los otros dos puentes de la isla: el Puente de Brooklyn y el Puente de Williamsburg. El de Manhattan fue el último en elevarse sobre el East River.

  • ¿Qué une el Puente de Manhattan?

    El Puente cruza el East River y conecta Brooklyn con el Bajo Manhattan.

  • ¿Cuánto se tarda en cruzar el Puente de Manhattan?

    Se trata de un puente con una longitud de 2089 metros pero muy poco transitado, por lo que a un ritmo normal debería de llevarnos unos 30 minutos.

Ubicación del Puente de Manhattan

  • Puente de Manhattan
    • Manhattan Bridge, NY 11201

Detalles

  • Lugares cercanos

    • Puente de Brooklyn
    • Chinatown

Cómo llegar al Puente de Manhattan

  • Metro

    • Parada 'Brooklyn Bridge-City Hall' desde Manhattan
    • Parada 'High Street' desde Brooklyn
  • Bus

    • Paradas 'Madison St/Rutgers St' desde Manhattan
    • Parada 'Front St/York St' desde Brooklyn