Guia de viaje de

Brujas

Museo San Juan y Museo Memling: el antiguo Hospital de Brujas

Un museo que alberga a Memling, Picasso, Miró…es, por sí mismo, un maravilloso reclamo para los amantes del arte y para todos aquellos que, sin ser unos grandes aficionados, valoran la genialidad de aquellos artistas que son ya inmortales. Si a esto sumamos un museo que se ubica en el Hospital de San Juan, el hospital más antiguo no de Brujas, ni de Bélgica, sino de Europa, la curiosidad y la inquietud por esta visita, está servida.

1 de
< >

Historia del Hospital de San Juan de Brujas

No se sabe con ciencia exacta cuándo se produjo la fundación del Hospital de San Juan de Brujas, pero existe un documento donde se recogen las normas del hospital que se remonta al año 1138. En este documento se comprueba que los hermanos y hermanas de este hospital no pertenecían a una orden religiosa con normas estrictas. de todas formas, a día de hoy, tiene el título del hospital más antiguo de Europa. 

El Hospital de San Juan de Brujas no solo se utilizaba para cuidar a enfermos, sino que además tenía la función de hospedar a viajeros, transeúntes y peregrinos que pasaban por Brujas. Las salas del hospital del siglo XIII y XIV son los componentes más antiguos de este alargado complejo. No todos los enfermos eran aceptados, ya que los leprosos, los enfermos mentales y los enfermos contagiosos eran trasladados a otras instituciones. 

Había una clara distinción en las tareas que realizaban los hombres y las mujeres. Las hermanas se encargaban del cuidado de los enfermos y de la cocina, mientras que los hermanos eran los encargados de la administración del hospital. 

En el siglo XIX se construye un nuevo y moderno hospital en este mismo emplazamiento, pero se conservan los antiguos edificios y fue un acierto absoluto, pues antes de la visita al propio museo ya podemos recrearnos en este complejo medieval. 

El Hospital en la actualidad: Museo San Juan

Desde 1978 el Hospital de San Juan perdió su función original, ya que en Brujas se construye un nuevo hospital general que toma el relevo en lo que a tratado de enfermos se refiere. Actualmente, el hospital se ha convertido en un espacio lleno de cultura e historia de la ciudad de Brujas. 

Visitar el Museo San Juan nos permite una vuelta por el arte y al pasado, pues en sus paredes aún cuelga el sentido de la medicina de aquellas épocas, ¡tan diferente al que tenemos hoy! Lo primero que se puede apreciar al entrar en el museo son sus salas típicamente medievales, de techos altos y sobrios. Al Hospital de San Juan se accede a través de un tímpano románico decorado con los temas del Sepulcro y la Coronación de la Virgen y el Cristo del Juicio Final. Pero sin duda, lo que más llama la atención son sus diferentes salas. Salas en las que están expuestos multitud de objetos, tanto médicos como quirúrgicos, que os acercarán a las prácticas médicas de la época. Verás cómo era la vida del hospital en el pasado y cómo eran las salas de los hospitales porque, de hecho, podrás acceder a una sala de enfermos tal y como funcionaba antaño.

Las monjas tenían tesoros artísticos que en 1839 fueron expuestos por primera vez. Al margen del material médico que ofrece el Museo San Juan, en la visita por el hospital, los cuadros, esculturas, muebles, objetos de plata, objetos de estaño…valdrán también para que te vayas de la visita a Brujas con una idea de la realidad médica del momento. Si algo defiende Brujas por encima de todas las cosas es su esencia de Medievo y su capacidad para transmitirla en todos sus rincones. 

Farmacia del Hospital de San Juan de Brujas

El Claustro y la Botica del Hospital de San Juan, una maravilla histórica en Brujas 

No te puedes ir del Hospital de San Juan sin parar en su botica y en su claustro. En primer lugar, la farmacia, es una auténtica botica del siglo XVII, tal como la usaban los monjes. Los matraces, los botes, los mazos, las probetas, los morteros… El Museo San Juan pone el instrumental, de vuestra imaginación depende ver al monje realizando las fórmulas magistrales. Frente a la farmacia está el claustro, donde cultivaban las plantas medicinales con las que se trabaja en la farmacia y en el hospital. En el centro de la sala quizá os sorprendan las estatuas de dos monjes que se abrazan, y es que antes de ser un claustro, ahí se ubicaba un cementerio y los monjes probablemente se reconfortan más que se abrazan.

Una cosa es el complejo hospitalario, el viejo Hospital San Juan y su museo, y otra las exposiciones que podemos ver dentro de él. Por eso, de aquí en adelante, vamos a desprendernos un poco de las antiguas prácticas médicas y vamos a centrarnos en el arte que podemos ver en su interior. Como podéis ver, el antiguo complejo hospitalario ofrece una oferta de lo más interesante, aunando retazos de la vida de antaño y arte tanto de la época como mucho más contemporáneo. 

Museo Memling en Brujas

La antigua capilla del Hospital de San Juan de Brujas, con una sillería a ver del siglo XVII, recoge a día de hoy el Museo Memling. De la vida de Hans Memling no se sabe demasiado y junto a datos objetivos de lo que fue su trayectoria, también se ha ido construyendo una leyenda para explicar su presencia en la ciudad de Brujas, ya que Memling no era belga, sino alemán. Pues bien, se dice que el artista pudo haber sido un soldado del ejército de Carlos el Temerario, duque de Borgoña, y que herido de gravedad en Brujas, los hermanos y hermanas del hospital de San Juan, le ofrecieron los cuidados que le salvaron la vida. Esta leyenda explica que en agradecimiento Memling les regalara las obras que hoy podemos ver. Sea este el motivo de su permanencia en Brujas o no, lo cierto es que llegó a amasar una importante fortuna y llegó a ser un burgués, además no sólo limitó su obra a Bélgica, de hecho fue uno de los pintores preferidos de la reina Isabel I de Castilla.

Interior del Museo Memling en Brujas

“El tríptico de san Juan Bautista y San Juan evangelista”, “El lamento de Cristo”, “Sibila Sambetha”, “Díptico con la Santísima Vírgen y San Martín van Nieuwenhoven”, “Tríptico de las bodas de Santa Catalina” y “la Caja de las reliquias de Santa Úrsula y de las Once Mil Vírgenes”, son las obras expuestas en el Museo Memling en Brujas. 

La oferta del complejo medieval de San Juan no termina en su Museo, ni con la maravillosa visión de las obras de Memling, ni siquiera en la historia de su edificio y sus aledaños. Por si fuera poco todo, en este “entramado” de edificios, se alberga de manera permanente una exposición de Pablo Picasso.

Expo de Picasso en Brujas

En su centro de arte moderno, lo que se llama el Oud Sint-Jan Congress Centre, hay expuestas sobre 120 obras originales de Pablo Picasso. Se trata en este caso de hacer un repaso de la trayectoria del artista malagueño: su periodo español, el cubismo, el surrealismo, la influencia de África y el compromiso y la voluntad que Picasso sentía con y por la paz. La colección no está sola y se hace acompañar de obras de Dora Maar y de Françoise Gilot, dos compañeras del maestro. 

Igualmente en esta exposición podrás disfrutar de obras de varios compañeros del pintor, como Matisse o Miró. La exposición termina con la reproducción de pinturas y esculturas de Auguste Rodin.

 

Descubre y conoce más de la historia del hospital de San Juan con nuestro Free Tour Brujas.

Ubicación del Museo del Hospital de San Juan

  • Mariastraat 38
    • 8000 Brujas, Bélgica

Detalles

  • Horario

    • Martes a Domingo: 9:30h a 17:00h
    • Lunes: cerrado
  • Precio

    • General: 8 €
    • Menores de 25 y Mayores de 65 años: 6 €
    • Menores de 11 años: Gratis
    • Brugge City Card: Gratis
  • Cómo llegar

    • Parada: O.L.V. Kerk