Bélgica

Guia de viaje de

Brujas

Muelle del Rosario

Que Brujas es la ciudad más visitada de Bélgica no sorprende a nadie desde el momento en que pone un pie en ella y echa un vistazo a su alrededor. Así mismo, que el Muelle del Rosario sea el lugar  más fotografiado de la ciudad tampoco sorprende a nadie. Y es que, aunque todo en esta ciudad es encantador, este es un rincón mágico.

Canal de Brujas visto desde el Muelle del Rosario

El Muelle del Rosario es uno de los rincones más apropiados para captar la esencia de Brujas, que se encuentra comunicada mediante una gran red de canales al río Zwyn; canales que caracterizan su trazado urbano medieval y le dan el sobrenombre de la Venecia del Norte. Por esto, entre otras cosas, es  uno de los mayores atractivos de la ciudad y uno de los lugares que Buendía Tours no iba perderse.

Historia del Muelle del Rosario

No todo el mundo sabe que es precisamente en el Muelle del Rosario donde podemos encontrar el origen de Brujas, hace ya más de 1200 años.

Los vikingos crearon aquí un asentamiento, sobre el siglo IX, al que llegaban bordeando las costas del Mar del Norte con pequeñas y ligeras embarcaciones. Por eso, no es casualidad que el nombre de “Brujas” proceda de la palabra vikinga “Brygga”, que significa muelle o embarcadero.

Por aquellos tiempos estas tierras estaban en los límites del reino de Francia y su rey, Carlos el Calvo, con el fin de evitar las invasiones nórdicas, decidió levantar una pequeña fortaleza que dio lugar, posteriormente, a la ciudad de Brujas. Fue así como el enclave dejó de ser un refugio para los invasores y se convirtió en plaza fuerte. El encargado de levantar esa fortaleza y crear el primer asentamiento fue un peculiar personaje, que pasaría a la historia como Balduino I, Brazo de Hierro. Así se convierten  estas aguas en el primer puerto de Brujas y el origen de su esplendor. Aunque de la fortaleza original no quedan restos, sí que podemos ver aún unas pequeñas construcciones que son los restos de la capilla de aquella fortaleza.

El comercio en la Edad Media hizo de  Brujas una de las ciudades más prósperas de Europa. El fin llegó cuando el río Zwyn se encenagó y se acabó el comercio, sumiendo a la ciudad en el olvido durante cuatro largos siglos. Empezaba la época de “Brujas la muerta”.

Qué podemos hacer en el Muelle del Rosario de Brujas

En el Muelle del Rosario podemos volver a disfrutar del ajetreo que tenía en la Edad Media como muelle de mercancías, ya que se trata de uno de los puntos turísticos más concurridos de la ciudad y, aunque ya no atracan los grandes barcos de carga, sí salen desde allí muchas de las embarcaciones turísticas que recorren los canales de Brujas.

En Buendía Tours os recomendamos un paseo por los canales, sobre todo si estáis pasando un día en Brujas con los niños, a los más pequeños les encantará

El Muelle del Rosario, está ubicado justo donde el canal Djiver traza una fotogénica curva, detrás de las céntricas plazas Gotte Markt (Plaza del Mercado) y Burg. Por eso no se puede decir que se ha visto Brujas hasta que no se ha visto Brujas desde los canales.

Además de esto, en el muelle, entre artistas captando en sus lienzos todos los detalles, y puestos de chocolates y dulces, encontraremo, los días festivos y fines de semana, un clásico mercadillo.

Las Vistas desde el Muelle del Rosario

Una de las fotos más buscadas en Brujas, es el Muelle del Rosario.

Os recomendamos ir al puente San Juan Nepomuceno, que hace de entrada a la Wollestraat, desde donde tendremos las mejores vistas del canal Dijver y el muelle del Rosario.

Al finalizar el puente, a la derecha, el edificio que hace esquina, con un gran árbol delante, que es el que aparece en todas las fotografías y postales, es la Casa de España o Casa de Pérez de Malvenda, una imponente mansión del s. XV, restaurada en estilo neogótico. En la actualidad aquí hay una cervecería con una extensa variedad de cerveza belga y una terraza con las mejores vistas al canal. ¿Queréis disfrutar de una auténtica cerveza belga en Brujas? Pues este es uno de los mejores lugares, y además la foto es igual de auténtica.

Para completar esta idílica imagen, al fondo emerge el campanario de Brujas (Belfort), 83 metros de altura que podréis contemplar con sus 47 campanas de carillón.

El Muelle del Rosario de Noche

Si durante el día Brujas es magnífica, hay que darse la oportunidad de disfrutar de Brujas por la noche.

Si podéis hay que esperar hasta la puesta de sol para salir a pasear por la ciudad. Y hay que esperar también a la noche para disfrutar del Muelle del Rosario en todo su esplendor; la iluminación es perfecta, convirtiéndolo en un lugar aún más mágico con la tranquilidad que se respira. El reflejo de los edificios en las aguas del canal hará que esta postal se quede para siempre en vuestra retina.

Ubicación del Muelle del Rosario

Su dirección exacta es: Rozenhoedkaai 3, 8000 Brugge, Bélgica

Cómo llegar al Muelle del Rosario

  • Bus

    • Líneas  1, 2, 3, 4, 6, 11, 12, 13, 14, 16 y 23
  • Lugares cercanos