Guia de viaje de

Barcelona

Palau de la Música Catalana

El Palau de la Música Catalana, ubicado en pleno barrio de La Ribera, es uno de los máximos exponentes del modernismo dentro de Cataluña. Un edificio proyectado a principios del siglo XX y ante el que hoy en día se detienen muchos de los turistas que visitan Barcelona, convirtiendo el espacio en uno de los más visitados y relevantes de toda la Ciudad Condal. ¿Quieres conocerlo con todo detalle? ¡Sigue leyendo, te lo contamos todo!

Fachada Palau de la Música Catalana - Palau de la Música Catalana de Barcelona - Qué ver en Barcelona - Guía de Viajes Barcelona - Buendía Tours
Alucinarás con la imponente estructura del Palau de la Música Catalana

Muchos definen al Palau de la Música de Barcelona como el ‘edificio más modernista del mundo’. Y no, no es obra de Antoni Gaudí, aunque esto pueda ser lo primero que se te venga a la cabeza. Lo que sí podemos decirte, es que se trata de una construcción de la misma época, momento en el que el modernismo catalán se encontraba en pleno auge, dando una imagen más contemporánea a la Ciudad Condal. En la actualidad, es ya un icono de este destino, por lo que debe estar en todo itinerario que quiera llegar a los imprescindibles de la localidad. ¡En las próximas líneas te lo contamos todo acerca del Palau de la Música Catalana!

Historia del Palau de la Música Catalana

El Orfeón Catalán, creado en 1891 por Lluís Millet y Amadeo Vives, en el grupo pionero de la música coral dentro de Cataluña. Desde sus primeros días, este grupo tuvo un importante papel dentro de la sociedad y cultura de la región, aunque no una sede social fija en la que establecerse. Por ello, en los comienzos del siglo XX, se encargó al arquitecto Luis Domenech poner remedio a este hecho.

Era el año 1904, y el arquitecto no tardó en presentar su proyecto y ponerse manos a la obra. Ubicado en el Barrio de La Ribera, el edificio iba a contar con más de 1.300 metros cuadrados. En 1905 se coloca la primera piedra, momento en el que arrancan los trabajos. Tras casi tres años de obras, en febrero de 1908 se procede a la inauguración de un espacio cuyo destino principal era la representación de actuaciones musicales e interpretaciones corales y recitales.

Pero antes de continuar, hay que hablar de esos comienzos. El edificio es una muestra perfecta del modernismo catalán, por lo que si echamos la vista atrás y vemos el tiempo en el que se levanta, tuvo un acogimiento espectacular por parte de toda la sociedad. Además, los exteriores del recinto se adornaron con diferentes estatuas y esculturas que recuerdan a los grandes valedores de la construcción de este edificio. Uno de ellos es Lluís Millet, que fue el fundador del Orfeón Catalán.

Detalle fachada Palau de la Música Catalana - Palau de la Música Catalana de Barcelona - Qué ver en Barcelona - Guía de Viajes Barcelona - Buendía Tours
Cada detalle de la fachada explica el simbolismo que tiene el edificio

Más allá de eso, el Palau de la Música Catalana vivió los acontecimientos más trascendentales de la historia reciente de Barcelona. Al margen de esto, conforme pasaban los años, y viendo la excelente acústica de sus salas, comenzó a ser utilizado para otros fines, como representaciones culturales e, incluso, mítines políticos. En lo referente a la música, no solo la clásica tiene protagonismo, también la popular y otras disciplinas.

Por las salas del Palau de la Música Catalana han pasado muchos de los grandes genios musicales de la historia. De este modo, la población de Barcelona ya ha podido ver en uno de sus principales iconos a personalidades como Pau Casals, Stravinski, Strauss, Barenboim o Mompou, entre otros. Además, aquí tuvieron lugar sucesos históricos que marcaron un antes y un después.

Entrada Palau de la Música Catalana - Palau de la Música Catalana de Barcelona - Qué ver en Barcelona - Guía de Viajes Barcelona - Buendía Tours
Descubre las entradas primitiva y actual del Palau de la Música

Uno de los más recordados, de hecho, se produjo en 1960, en una visita de Francisco Franco. La prohibición de poder tocar el Cant de la Senyera en el último momento por parte de los mandatarios del gobierno franquista, hizo que el público cantase a capella este himno puesto en pie. Además, buena parte de los asistentes lanzaron las octavillas que se les había dado contra el dictador, lo cual trajo consigo numerosas detenciones.

Lejos de aquella época oscura, en la actualidad, el Palau de la Música Catalana es todo un referente nacional y mundial en lo relativo a este arte. La sala de conciertos, cuya decoración enamora a cualquiera, hace que todos los artistas de más renombre del panorama internacional quieran actuar en estas instalaciones, que les conquistan para siempre. Por eso, tú no te las puedes perder.

Arquitectura del Palau de la Música Catalana

Resulta paradójico decir que la mayor expresión del modernismo catalán dentro de Barcelona no sea obra de Antoni Gaudí. Es cierto que para gustos colores, pero no son pocos los que consideran que el mejor ejemplo de este arte es el Palau de la Música Catalana. Domenech, cuyo estilo se vinculaba al modernismo, ideó un edificio en el que, al margen de la música, también fuese protagonista la arquitectura. Y de este modo logró que la estructura ya haga que todos los asistentes entren a su interior enamorados del sitio. Un buen modo de conocerlo y descubrir su historia es con alguno de los Free Tours en Barcelona que tienes a tu disposición.

El exterior del Palau de la Música Catalana se compone de diversos elementos escultóricos que guardan formas referentes al mundo de la música. Todos ellos están en perfecta sintonía con elementos de carácter modernista que acaban cerrando una fachada monumental. La fachada antigua, de hecho, se encuentra decorada con unas formas conocidas como ‘La canción popular catalana’ obra del artista Miguel Blay.

Interior Palau de la Música Catalana - Palau de la Música Catalana de Barcelona - Qué ver en Barcelona - Guía de Viajes Barcelona - Buendía Tours
El interior del Palau de la Músicas Catalana os va a sorprender

Si hay que hablar del interior del recinto, está claro que uno de los primeros aspectos en los que debemos fijarnos son los clásicos azulejos que forman ese tencadís tan característico del modernismo catalán. Estos se funden en una perfecta armonía con el vidrio, que es uno de los principales materiales que se eligieron para los acabados interiores del Palau de la Música. La sala más conocida del interior tiene uno de los iconos del espacio al fondo del escenario: el órgano.

Largos tubos se convierten en la decoración más sensacional para todo aquel que asista a las representaciones. Además, las obras llevadas a cabo en esta sala por Domenech hicieron que el escenario y el patio de butacas fuesen uno, por lo que te dará la sensación de estar junto a los artistas interpretando la obra o piezas que en ese momento toquen. Además de esto, el resto de la decoración sigue teniendo a la música como principal protagonista.

De este modo, en la sala de conciertos podrás ver el busto de Beethoven o la famosa ‘cabalgata de las walquirias’, en la que se hace mención a Richard Wagner. Desde que fuese construido, el Palau de la Música Catalana sufrió dos importantes remodelaciones. Una de ellas llegó en el año 1982. La otra, en el 2000, habilitándose en el anexo al Palau un edificio de seis plantas en el que se encuentra el archivo, camerinos, biblioteca y sala de reuniones.

Interior del Palau de la Música Catalana - Palau de la Música Catalana de Barcelona - Qué ver en Barcelona - Guía de Viajes Barcelona - Buendía Tours
Los elementos más característicos del modernismo catalán adornan el interior del Palau de la Música

Además de esto, del Palau de la Música Catalana hay que decir también que puede considerarse que tiene dos fachadas. Una la primitiva, en la calla Sant Pere més Alt y que fue la única entrada al recinto en 1989, y la otra la actual, entrada desde ese mismo año por una calle que, desde el año 2006, se la conoce como la del Palacio de la Música. Las reformas mencionadas anteriormente tuvieron como mentes las de Óscar Tusquet, Carles Díaz y Josep Palain.

Por último, no podíamos finalizar este punto sin hablar del vestíbulo, al que se accedía nada más entrar por la entrada de la calle Sant Pere més Alt. A través de una escalera doble iluminada por farolas en las barandillas se subía hacia la sala de conciertos. Además, allí se podían ver diversos acabados en vidrio y cerámica, en una obra conceptual de gran belleza decorativa. Como este, hay muchos más espacios dentro del Palau de la Música Catalana, las cuales te vamos a detallar en las próximas líneas.

Qué ver en el Palau de la Música Catalana

Son muchos los lugares que ver dentro del Palau de la Música de Barcelona. La construcción y arquitectura de cada uno de ellos les hace únicos, algo que aporta mucho valor al edificio en general. Por eso muchos lo consideran como la obra más representativa del modernismo. ¿Quieres conocer cómo Domenech adaptó cada una de las zonas al uso al que se iba a destinar? ¡Sigue tu lectura y haz con nosotros este recorrido mental por los pasillos y salas del Palau de la Música!

Sala de conciertos

Es, por así decirlo, la joya de la corona. Al acceder al primer piso, será lo primero que te encuentres, la entrada a esta sala. Aquí es donde tienen lugar todas las representaciones del Palau, y aunque anteriormente ya os hemos dado algunos detalles de la sala y el escenario, aún quedan otros puntos muy relevantes en los que detenerse. Por ejemplo, en la luz, que juega un papel esencial.

Sala de conciertos en el Palau de la Música Catalana - Palau de la Música Catalana de Barcelona - Qué ver en Barcelona - Guía de Viajes Barcelona - Buendía Tours
La sala de conciertos te enamorará para siempre

Y es que pese a acceder al interior de la sala de conciertos por una entrada más bien oscura, nada más enfiléis el patio de butacas, esta se iluminará. Verás cómo los vitrales cogen un gran protagonismo, aportando un plus de belleza a este lugar. Estos se extienden desde el suelo y hasta el techo, en el que podrás ver, por cierto, acabados de rosas en color rojo y blanco. Además, también apreciarás diferentes esculturas relacionadas con el mundo de la música.

Pero ahí no acaba todo. También verás una especie de cola de pavo real en el techo con todo tipo de colores y que deja el paso de la luz, tanto de la natural como de la eléctrica. Además de esto, hay que mencionar la lámpara o claraboya diseñada por Antoni Rigalt i Blanch, otro de los símbolos del Palau que representa a la Fundación Orfeó Catalá-Palau de la Música Catalana. Por último, hay que mencionar que la sala de conciertos tiene un aforo de 2049 personas.

Petit Palau

Óscar Tusquets fue el gran valedor del Petit Palau. Él fue quien ideó esta pequeña sala compuesta por varias filas de butacas y un pequeño escenario dentro del nuevo edificio construido tras la ampliación del año 2000. Es otro de esos espacios que dejan marcado a todo aquel que lo visita. En este caso, tocará ir bajo tierra para acudir a representaciones de música donde el número de instrumentos no es tan alto, pero que siempre acaba llegando dentro de cada uno.

Además, este espacio también se utiliza para la celebración de otros actos sociales y culturales. Esto hace que sea un lugar muy importante dentro de la ciudad de Barcelona, ya que pese a no tener el aforo de la sala de conciertos, cuenta con 538 butacas, que tampoco está nada mal. Su diseño y el valor arquitectónico que tiene no pasa desapercibido para nadie. Ni siquiera para la comunidad internacional, que le concedió el galardón ‘Uli Awards For Excellence’ en el año 2007.

Sala de ensayo del Orfeó Català en el Palau de la Música Catalana - Palau de la Música Catalana de Barcelona - Qué ver en Barcelona - Guía de Viajes Barcelona - Buendía Tours
Te encantará poder ver la sala de ensayo del Orfeó Català

Sala de Ensayo del Orfeó Català

Es uno de los puntos más simbólicos del Palau de la Música Catalana. Y es que bajo esta sala se encuentra la primera piedra colocada en el año 1905. Hoy en día, además, en ella se celebran conciertos de un menor formato e instrumentos que en los casos anteriores, así como conferencias u otros actos sociales. Además, tal y como su propio nombre indica, también es el sitio elegido por los coros del Orfeó Català para sus ensayos. Es un espacio semicircular con elementos decorativos clásicos del modernismo en Cataluña.

Sala Lluís Millet

Ya te hemos contado que Lluís Millet es el gran valedor del Orfeó Catalá, grupo que tiene su sede social dentro del Palau de la Música Catalana y que fue el que impulsó la construcción del espacio. Se ubica también en el primer piso, justo en frente de la sala de conciertos. Pese a ello, en este caso, allí no tiene lugar ninguna representación, sino que es más bien una sala en la que la gente se reúne durante los descansos.

Al igual que el resto de la construcción, el arte modernista es el que impera por encima de todo. De este modo, alucinarás con la lámpara que ilumina la sala y que se descuelga del techo, o también con sus puertas de vidrio que dan salida a la terraza. Desde hace muchos años, este es el lugar escogido para celebración de muchas ruedas de prensa, ya que las columnas decoradas con elementos de diversos colores, que hace que todas ellas sean diferentes, dan esa foto tan increíble que posteriormente ve todo el mundo.

Sala Lluís Millet en el Palau de la Música Catalana - Palau de la Música Catalana de Barcelona - Qué ver en Barcelona - Guía de Viajes Barcelona - Buendía Tours
Las columnas de colores dan un toque muy peculiar a la sala Lluís Millet

Foyer del Palau

Es un espacio que se dedica a un sinfín de usos, por lo que podría decir que es la sala polivalente del Palau de la Música Catalana. Allí tienen lugar audiciones, mientras que también se utiliza en ocasiones como restaurante y cafetería. Lo que está claro es que en ambos casos quedarás impresionado por el valor de su decoración, con cerámica y vidrio adornadas de rosáceas que dan un color muy particular e inconfundible. Además, el interior de esta sala está compuesto de arcos de ladrillo bajo los que pasarás para ir a las diferentes estancias.

Como puedes ver, estas ante, no sabemos si la mejor, pero sí una de las obras más sorprendentes y representativas del modernismo catalán. Por ello, no puedes perderte el entrar a ver esta obra Patrimonio de la Humanidad desde el año 1997. ¡Vas a alucinar! ¡No te la pierdas!

Ubicación del Palau de la Música Catalana

  • Palau de la Música Catalana
    • C/ Palau de la Música, 4-6

Detalles

  • Horario

    • Lunes a domingo: 09:00 a 15:30
    • Los meses de julio y agosto abre todos los días de 09:00 a 18:00
  • Precio

    • Adultos: 16€
    • Menores de 10 años: Gratis
  • Lugares cercanos

Cómo llegar al Palau de la Música Catalana

  • Metro

    • Parada 'Urquinaona'
  • Bus

    • Parada 'Via Laietana - Comtal'