Guia de viaje de

Barcelona

Museu Picasso

El Museu Picasso es uno de los museos importantes de España. Inaugurada en 1963 por Jaume Sabartés i Gual, amigo y secretario de Pablo Picasso, la pinacoteca se convirtió en el primer museo de Picasso en el mundo y fue el único fundado en vida del artista.

El Museu Picasso es el único museo dedicado al artista malagueño que llegó a ver el propio Picasso.

En la actualidad, el Museo Picasso de Barcelona cuenta con una colección de más de 4.200 obras de Picasso, entre pinturas, esculturas, dibujos, grabados, cerámicas y piezas de joyería. Además, su ubicación en una de las calles históricas de Ciutat Vella convierte al museo en una de las atracciones más visitadas de la capital catalana.

Historia del Museo Picasso de Barcelona

A pesar de haber nacido en Málaga, Pablo Ruiz Picasso vivió en Barcelona durante su juventud, entre 1895 y 1904. E incluso después de mudarse a París, y más tarde al sur de Francia, el artista volvió en varias ocasiones a la Ciudad Condal para visitar a su familia y amigos, así como a donar sus obras al Ayuntamiento de Barcelona.

La gran vinculación que Pablo Picasso tenía con Barcelona fue decisiva cuando Jaume Sabartés propuso la creación de un museo dedicado a la obra del artista. Así, el lugar elegido fue el Palau Aguilar, un palacio de estilo gótico catalán, situado en el corazón de La Ribera, el barrio donde el artista había vivido durante esos nueve años que pasó en la ciudad. 

Cuando el Museu Picasso abrió al público en 1963, su colección estaba formada básicamente por obras de la colección privada de Sabartés y otras cedidas por el artista y la ciudad. En realidad, en un principio, la pinacoteca ni siquiera se llamaba Museu Picasso de Barcelona, sino Colecció Sabartés. 

Tanto Jaume Sabartés como Picasso continuaron ofreciendo obras al museo hasta su muerte. A ellos se sumaron las donaciones de Jacqueline Roque, viuda del artista, y de otros artistas y coleccionistas, lo que llevó al paulatino aumento del espacio expositivo, que hoy ocupa cinco mansiones: el Palau Aguilar, el Palau del Baró de Castellet, el Palau Meca, la Casa Mauri y el Palau Finestres.

Qué ver en el Museo Picasso de Barcelona

El Museo Picasso de Barcelona está formado por varias salas, la gran mayoría dedicadas a la exposición permanente. Y, curiosamente, la colección principal se distribuye cronológica y/o temáticamente, a lo largo de estas salas, pasillos y espacios expositivos:

Sala Ciencia y caridad. Barcelona, 8 Abril 2013. Museu Picasso, Barcelona. Caterina Barjau
  • Sala 1 - 1890-1895
  • Sala 2 - 1895-1897 - Barcelona - Málaga
  • Sala 3 - 1897 - Barcelona / 1897-1989 - Madrid / 1898-1899 - Horta de San Juan
  • Salas 4 y 5 - 1899-1900 - Barcelona
  • Salas 5 y 6 - 1900-1901 - París
  • Sala 8 - 1901-1904 - Período Azul / 1905-1906 - Período Rosa
  • Salas 9 y 10 - 1917 - Barcelona
  • Sala 11 - 1920-1939 - Grabados
  • Salas 12, 13 y 14 - 1957 - Las Meninas
  • Sala 15 - Els Colomins
  • Sala 16 - Últimos años
  • Sala B1 - Sala Jaume Sabartés
  • Sala B2 - Cerámica
  • Sala N - Sala Neoclásica
  • Sala A1-A4 - Exposiciones Temporales

Colección permanente del Museu Picasso de Barcelona

Siendo la colección de obras de Picasso más grande y completa del mundo, muchas de sus obras más conocidas están aquí. ¡Te contamos un poco sobre algunas de ellas!

  • La primera comunión - 1896. Esta pieza de óleo sobre lienzo fue un cuadro donado por el propio Picasso al museo. El artista solo tenía 15 años cuando completó esta obra, su primera pintura a gran escala, mientras recibía instrucción de su padre y asistía a la reconocida Escola de la Llotja. Las personas retratadas están inspiradas en familiares y amigos de la familia de Picasso. Cuando el cuadro se expuso en el III Muestra de Bellas Artes e Industrias Artísticas de Barcelona, recibió mucha atención de la prensa local. 
  • Ciencia i Caritat - 1897. Ciencia y Caridad es un óleo sobre lienzo pintado entre enero y abril en la Ciudad Condal. El cuadro es considerado la verdadera obra maestra de la juventud de Picasso, y fue donada por el propio artista al Museo Picasso de Barcelona en 1970. Es la culminación de su formación académica, aunque más tarde se alejaría de la corriente artística del realismo social. El cuadro recibió una de las 125 menciones de honor en la XVI Edición de la Exposición General de Bellas Artes de Madrid.
  • Las Meninas - 1957. Una serie de 58 óleos sobre lienzo, pintados por el artista durante su estancia en Cannes. Todas estas pinturas se encuentran expuestas en el museo tras haber sido donadas por el propio Picasso en 1968. Durante sus años de estudiante, tuvo la oportunidad de estudiar a los grandes maestros de la pintura española y europea, siendo es este caso Diego Velázquez el elegido. Alternó escenas grupales con retratos individuales de las jóvenes pintadas por Velázquez, dando como resultado un estudio exhaustivo de la forma, el volumen, el ritmo, el movimiento, la composición, la luz y la perspectiva, permitiéndole destacar en un período dominado por el arte abstracto. Hay que mencionar también que el conjunto de obras incluye 9 pinturas de palomas, 3 paisajes y 2 interpretaciones libres.
Sala de Las Meninas. Barcelona, 8 Abril 2013. Museu Picasso, Barcelona. Caterina Barjau
  • L’Espera (Margot) - 1901. Esta pintura al óleo sobre cartón, realizada en París, fue una aportación al Ayuntamiento de Barcelona que en los años 60 llegó al museo. A principios del siglo XX, el marchante de arte Pere Mañach y el crítico de arte Gustave Coquiot organizaron una exposición en la galería de Ambroise Vollard, quien era el comercial de arte más renombrado de la época. Picasso exhibió allí algunos dibujos y pinturas, entre ellos L’Espera, con una gran influencia de Van Gogh y Gauguin. 
  • Pintor trabajando - 1965. A lo largo de su vida, Picasso siempre dio una gran importancia al papel del artista en su propia concepción artística. Y esto es bastante evidente en las decenas de autorretratos que realizó. Sin embargo, fue en los últimos años de su vida, cuando adoptó al artista como su tema y modelo predilecto.
  • Jaume Sabartés amd gorgera i barret - 1939. El propio Sabartés fue quien donó el cuadro al museo. Esta obra marca el momento el que la amistad de ambos se consolida, convirtiendo a Sabartés en su secretario personal y biógrafo oficial. Picasso pintó varios retratos de él, casi todos asociados a distintas fases artísticas. En este caso se trata de un retrato irónico y humorístico, transformándolo en un miembro de la corte de Felipe II de España.

Exposiciones temporales del Museu Picasso de Barcelona

Además de la extensa colección permanente, el Museu Picasso de Barcelona también alberga exposiciones temporales interesantes que están incluidas en la entrada general.

  • Brigitte Baer. Picasso y sus grabados. Del 22 de junio de 2022 al 20 de octubre de 2022. En 2015, el sobrino de la artista, donó al museo el archivo personal de Brigitte Bear. Fue una reconocida experta en la obra gráfica de Picasso, presentando exposiciones a lo largo de algunas de las ciudades más importantes del mundo, como París, Roma o Nueva York. Hoy, se puede ver su excelente trabajo en el Museu Picasso de Barcelona.
  • Barthélémy Toguo. Del 23 de septiembre de 2022 al 26 de febrero de 2023. El artista africano ha creado en Camerún un espacio único, el Bandjoun Station, un centro de arte y hogar de artistas en el que, al mismo tiempo, se desarrolla un proyecto agrícola ecológico. Muchas de sus obras tratan sobre el exilio, la migración y las desigualdades, pero también sobre la naturaleza, el cuerpo y la vida. 
  • Daniel - Henry Kahnweiler. Del 18 de noviembre de 2022 al 19 de marzo de 2023. Una figura destacada en la historia del arte del siglo XX, Daniel-Henry Kahnweiler fue un marchante pionero del cubismo y promotor de importantes artistas, como Picasso o Fernand Léger. También consiguió formar una red de coleccionistas y críticos de alta categoría, así como a poetas y editores. Durante la I y II Guerra Mundial, sus galerías cierran, pero una vuelve a abrir y aún hoy continúa haciendo exposiciones dedicadas a Picasso: la n.º 8 de la rue Monceau en París.

Edificios del Museo Picasso

La calle Montcada, construida a mediados del siglo XII por la familia del mismo apellido, unía los barrios de La Ribera y la Bòria. En la actualidad, es hoy un conjunto de arquitectura civil medieval de las más importantes de Barcelona, y es que, con el paso del tiempo, ha ido cediendo muchos de sus palacios al Museu Picasso.

Palau Berenguer d'Aguilar. Barcelona, 18 Mayo 2009. Museu Picasso, Barcelona.

Palacio Aguilar

La primera sede fue el Palacio de Berenguer d’Aguilar, que durante siglos perteneció a nobles y burgueses. Reformas y reformas fueron llevándose a cabo también durante ese tiempo, hasta que el Ayuntamiento de Barcelona lo compró en los años 50 y hubo una gran obra de restauración porque en aquel momento el edificio estaba en muy malas condiciones. 

Los escudos de armas de la familia Caldés, primeros dueños del palacio, y los muros del patio aún se conservan, que podremos observar mientras se sube por la escalera que lleva a la planta noble.

Como Picasso no era aceptado por la dictadura franquista, en el momento de la inauguración del museo, la exposición permanente recibió el nombre de Colección Sabartés. La interpretación de Picasso de Las Meninas de Velázquez están expuestas en este palacio, y también hay que destacar el techo de madera artesonado que data del siglo XVII y es el original.

Palacio del Barón de Castellet

Del Palau Baró de Castellet destaca que, al contrario del resto de palacios, no tiene una escalera exterior. Es una construcción de medieval alrededor de un patio que perteneció a personajes nobles de aquella época. Tuvo varios usos públicos a lo largo de los años, como un hospital, y finalmente fue obtenido por el consistorio.

Destacamos de este edificio su increíble salón neoclásico en la planta principal, con mármol y varios relieves poli cromados y elementos barrocos y clásicos. La última esposa de Picasso, Jacqueline Roque, quien hacía cerámica, cuenta con una sala con sus creaciones en el Palacio del Barón de Castellet.

Palacio Meca

El más grande de la calle Montcada, un edificio barroco de finales de 1600, fue pasando de propietarios hasta que en el siglo XX La Caixa lo usó para obras sociales, convirtiéndose en una residencia dirigida por religiosas para mujeres trabajadoras. 

Se accede al Palacio Meca por su patio, con artesonados medievales poli cromados en su planta superior, pasó a formar parte del Museu Picasso de Barcelona en 1982. Es el palacio que une el Palau Aguilar y el Palau Baró de Castellet.

Casa Mauri

Se distingue por ser una fachada mucho más estrecha que el resto, justo al lado del Palacio Finestres. Confiterías Mauri la compró en el siglo XX, siendo anteriormente utilizado para usos y servicios industriales. En los años 90 pasó a albergar parte del Museo Picasso, sufriendo una serie de reformas importantes como el vaciado de su interior para construir un edificio de hormigón armado.

Palacio Finestres

Es el palacio en el que más salta a la vista su estilo medieval: una escalera con barandilla de piedra y ventanas coronella. Varias restauraciones y transformaciones se llevaron a cabo en el interior del edificio con el paso de los años. Es interesante saber que se construyó sobre una necrópolis de la época romana

En el siglo XIX, Josep Vidal i Torrents adquirió el terreno y anexó el edificio a Casa Mauri. Un siglo después, el Ayuntamiento de Barcelona compró el Palacio Finestres, y en la actualidad en sus paredes cuelgan exposiciones temporales del Museu Picasso de Barcelona.

Ubicación del Museu Picasso

  • Museu Picasso de Barcelona
    • Carrer de Montcada, 15-23
  • Museu Picasso de Barcelona
    • Carrer de Montcada, 15-23

Detalles

    Horario

    De martes a domingo - 10:00 h a 190:00 h 

    * Horario gratuito: jueves por la tarde a partir de las 16 h / primer domingo de cada mes / jornadas de puertas abiertas

    Precio

    • Entrada general Colección + exposiciones temporales: 12 €
    • Exposiciones temporales: 6,5 €
    • Entrada reducida Colección + exposiciones temporales: 7 €
    • Entrada reducida exposiciones temporales: 4,5 €

    Lugares cercanos

Cómo llegar al Museu Picasso

    Metro

    • Paradas: Jaume I y Arc de Triomf

    Bus

    • Paradas: Via Laietana, Passeig Picasso, Pla de Palau y Princesa