Guia de viaje de

Barcelona

La Pedrera

También conocida como Casa Milà, La Pedrera es una de las obras más conocidas de Antoni Gaudí en Barcelona. Se encuentra en pleno Paseo de Gracia, y es una muestra perfecta de la etapa naturalista del genio, en la que sus construcciones toman la forma de lugares y cosas vinculadas con la naturaleza. Lleva abierta al público algo más de 30 años, en los que ha recibido ya más de 20 millones de visitas. ¡Descúbrela al completo en las próximas líneas!

Vista de La Pedrera - Casa Milà-La Pedrera - Qué ver en Barcelona - Guía de Viajes Barcelona - Buendía Tours
Alucinarás con una de las obras más representativas de Antoni Gaudí

La Casa Milà es, desde su creación en los primeros años del pasado siglo XX, uno de los principales atractivos de Antoni Gaudí en Barcelona. Conocida como La Pedrera por su aspecto exterior similar al de una cantera, es Patrimonio de la Humanidad desde el año 1994. Ubicado en pleno Paseo de Gracia, es uno de los mayores símbolos para los habitantes de la Ciudad Condal. De hecho, cada año recibe miles de visitas. Todas ellas se quedan impresionadas por el gran valor artístico de su exterior y las maravillosas plantas y espacios que componen su interior. ¡Conócela con todo detalle justo debajo!

Historia de La Pedrera

Para entender la historia de la actual Casa Milà o La Pedrera, como prefieras llamarlo, hay que remontarse unos años más atrás del inicio de su construcción. Lo primero que hay que tener en cuenta es su ubicación. Se encuentra en el espacio que ocupaba en la antigüedad un chalet que hacía frontera entre la propia Barcelona y el barrio de Gracia, que fue anexionado a la Ciudad Condal a finales del siglo XIX. 

La Pedrera se encuentra en pleno Ensanche de Barcelona, la idea de Ildefonso Cerdá para modernizar el entramado urbano de la ciudad. Tras la proyección de esta idea, el Paseo de Gracia se convirtió en uno de los principales puntos de Barcelona. Por ello, muchas personas pertenecientes a la burguesía catalana decidieron instalar sus viviendas aquí. Una de ellas fue Pedro Milá y Camps, empresario muy conocido de la época.

Su padre, Pedro Milá y Pi, se había hecho muy poderoso gracias a la industria textil dentro de Barcelona. El ya mencionado Pedro Milá y Camps fue quien mandó construir esta impresionante mansión en la que iba a vivir con Roser Segimon, que poseía también una gran fortuna. La idea era la de construir un edificio en cuya primera planta residiese la familia, dejando el resto como apartamentos de alquiler, en una práctica muy habitual en los primeros años del siglo XX.

Azotea de La Pedrera - Casa Milà-La Pedrera - Qué ver en Barcelona - Guía de Viajes Barcelona - Buendía Tours
La historia de La Pedrera se relaciona de forma directa con la burguesía catalana

La construcción del edificio arrancó en el año 1906 después de solventar varios problemas con el Ayuntamiento de Barcelona por la altura y anchura del edificio. Durante los años que duró la construcción, Gaudí y Milá tuvieron varios choques en lo referente a la decoración interior. Además, el genio también se las vio con el consistorio municipal, problemas que se resolvieron cuando la Comisión del Ensanche dio el visto bueno a la creación del artista.

Acabada en el año 1912, la familia fueron los primeros ocupantes de un inmueble que vivió muchos de los sucesos más oscuros de la historia de Barcelona y España. El más trágico de todos fue la Guerra Civil Española, momento en el fue ocupada por el Partido Socialista Unificado de Cataluña. Tras la contienda, los Milá, que se posicionaron del lado de los nacionales, regresaron al inmueble al acabar la contienda.

Pedro Milá falleció en 1940, y su mujer, en 1946, vendió la mansión a una inmobiliaria, aunque siguió residiendo allí hasta su muerte en 1964. En 1986, la Caixa de Catalunya adquirió el inmueble, abriéndolo al público para que todos pudiesen ver su sensacional interior. Se pueden ver los apartamentos de la cuarta planta, el desván, la terraza y su azotea. Desde entonces, La Pedrera ha recibido numerosos premios, como el de Monumento Histórico-Artístico de Carácter Nacional o Lugar Patrimonio de la Humanidad.

Arquitectura de La Pedrera

Milá brindó a Gaudí la posibilidad de diseñar un edificio como él quisiese. Por ello, se puede decir que todo lo que vas a ver allí ha salido de la privilegiada mente del genio, que se inspiró en las formas de la naturaleza para acabar diseñando uno de los edificios más sorprendentes de Barcelona. Su fachada de piedra impresiona a todo aquel que la ve. Además, una de las características de su diseño es que sus columnas y plantas no tienen muros de carga.

También hay que añadir que Gaudí incluyó un garage subterráneo, muy novedoso en la época y un añadido de lujo a los edificios que se proyectaban en estos primeros años del siglo XX. La fachada de La Pedrera está inspirada en el mar, y las formas que se pueden ver en ella simula a las olas, que acaban formando los balcones que dan hacia el Paseo de Gracia. Además, de su exterior también hay que destacar las impresionantes chimeneas de su azotea, de las que hablaremos más detenidamente en las próximas líneas.

Pero antes de eso, la arquitectura de La Pedrera también obliga a detenerse en el interior de la construcción. El lugar en el que residía la familia Milá, es decir, la primera planta, es hoy en día una sala de exposiciones. Pese a ello, justo al lado, se encuentra una recreación de la vivienda, para ver con todo lujo de detalles cómo era aquella vivienda a principios del siglo XX. De este modo, podrás ver cómo era la vida de los burgueses barceloneses.

Patio interior de La Pedrera - Casa Milà-La Pedrera - Qué ver en Barcelona - Guía de Viajes Barcelona - Buendía Tours
Descubre todos los espacios que forman La Pedrera. ¡Todos ellos la hacen única!

También podrás ver el resto de espacios interiores de La Pedrera, donde lo más destacado son los elementos arquitectónicos que dan continuidad a las viviendas, de forma que se acabe formando un espacio funcional en el que la comunicación entre todas sus salas sea lo más fluida posible. Además, también podrás ver los ascensores que conectan las plantas y las escaleras que, en un principio, se utilizaban como un espacio auxiliar.

El hierro y el vidrio son los grandes protagonistas del interior de La Pedrera. Cada vivienda, además, da a un enorme patio de luces, cuya misión era la de aportar una gran iluminación al interior del complejo. De este modo, cada una de las viviendas se aseguraría que le llegase la luz natural durante la mayor parte de horas del día. Las decoraciones de las viviendas siguen el mayor de los lujos, de forma que todos los inquilinos que allí viviesen se iban a encontrar con una casa hecha para satisfacer todas sus necesidades.

Por último, La Pedrera se encuentra coronada por la azotea. Más allá de lo que puedas estar pensando en estos momentos, hay que decir que esta azotea está compuesta por varios niveles que forman sus diversos arcos y formas. Pero, sin duda, lo más relevante de la azotea son la treintena de chimeneas que allí se encuentran, con dos torres de ventilación y seis salidas de escalera. De todo ello se hablará más detalladamente en las próximas líneas.

Qué ver en La Pedrera

Siendo uno de los lugares más sensacionales que se pueden ver en Barcelona, está claro que en La Pedrera hay mucho que ver. Lo primero que observarás es su impresionante exterior que recuerda a las olas del mar. Las formas de su fachada y sus balcones te van a impresionar, pero es que su interior seguro que te enamorará para siempre. Además de esto, el encontrarse en uno de los puntos más privilegiados de Barcelona también supone un plus muy importante.

Una vez entres a su interior, te recibirá un impresionante vestíbulo en el que seguir viendo muchas formas irregulares que seguro te recordarán al mar. Este da a un patio de luces exterior construido para favorecer la entrada de luz natural a las diferentes viviendas del inmueble. De hecho, de entre todos los edificios del Ensanche, este es el único que cuenta con patios de ventilación, por lo que será otro de los espacios que ver y tener en cuenta.

Por el momento, como puedes apreciar, estamos ante un edificio innovador. Tanto es así, que hasta los garages fueron vistos como un auténtico lujo cuando se construyó el edificio. Además de esto, tendrás la opción de conocer cómo están estructurados los 16 apartamentos, de cuyo interior ya te hemos hablado en el anterior punto. En el ático de La Pedrera te encontrarás con el Espacio Gaudí, donde ver toda la obra del genio.

Vivienda de La Pedrera - Casa Milà-La Pedrera - Qué ver en Barcelona - Guía de Viajes Barcelona - Buendía Tours
Conoce al más mínimo detalle cómo es el interior de esta edificación

El desván de La Pedrera es otro de los espacios más importantes de este sitio. Se encuentra en la última planta habitable de la misma, justo por debajo de la azotea. Los arcos que lo forman se utilizaron también como punto sobre el que sujetar la terraza, sin necesidad de tener que utilizar contrafuertes. Otra decisión que fue totalmente innovadora dentro de la época en la que se encontraba la ciudad. 

Tampoco se nos puede escapar mencionar el primer piso, en el que residía la familia Milá. Una casa repleta de lujos que se usa en la actualidad como una sala de exposiciones en la que todavía se pueden ver muchos rasgos de la construcción original, como sus columnas o cielos rasos. También hay que mencionar la azotea y la vivienda de la cuarta planta, las cuales exponemos justo debajo.

Azotea de La Pedrera

Se trata de azotea más famosa de Barcelona y puede que sea una de las mejores del mundo, sin temor a equivocarnos al decir esto. Lo primero que debes saber es que desde allí se tienen unas vistas preciosas de la ciudad de Barcelona. Pero lo realmente llamativo es cómo Gaudí estructuró este espacio, repleto de adornos, formas irregulares, salidas de ventilación y chimeneas. Todo ello lo convierte en una obra de arte que incluso puede tener su propia dimensión, separada del resto de la edificación.

Azotea de La Pedrera - Casa Milà-La Pedrera - Qué ver en Barcelona - Guía de Viajes Barcelona - Buendía Tours
La azotea es el espacio más mágico de La Pedrera

Para completar la azotea de La Pedrera. Gaudí se sirvió de diversas estructuras con formas curvas. Hay hasta seis salidas de escaleras, cuatro de ellas decoradas con ese clásico trencadís tan propio del modernismo catalán. El suelo de la azotea se encuentra desnivelado, por lo que Gaudí incluyo diversas escaleras para poder llegar sin problemas a todos sus puntos. Zonas desde las que ver su treintena de chimeneas, que te harán sentir que tocan el cielo de Barcelona

Las chimeneas se representan de diversas formas, de modo que todas ellas se pueden considerar como únicas. En la azotea de la Casa Milà, además, tienen lugar diversos actos que te permiten pasar, por ejemplo, momentos mágicos con Barcelona puesta a tus pies. Por todo esto, la azotea es, sin duda, uno de los espacios más especiales de La Pedrera. Si vienes a Barcelona, no dudes en tratar de conocer este lugar, te va a enamorar para siempre.

La vivienda de la 4ª planta de La Pedrera

Es otro de los grandes atractivos de La Pedrera, que podrás ver con tu entrada sin colas a La Pedrera. La vivienda que se encuentra en esta planta explica de forma detallada la arquitectura del edificio y también su habitabilidad. De este modo, te aseguras comprender cómo vivían las clases altas catalanas de principios del siglo XX. Situada en la cuarta planta del inmueble, se ha dejado como una especie de museo que recrea la vivienda con mobiliario y decoración de la época.

De este modo, vas a poder ver la distribución de las diferentes estancias de la vivienda. También muchos de los elementos originales diseñados por Gaudí, de forma que te acerques al máximo a la obra del genio catalán. Además, este espacio también se utiliza para la proyección audiovisual de un reportaje que explica cómo fue ese paso hacia la modernización de Barcelona.

La Pedrera: un espacio cultural y social

La Pedrera se emplea con diversos fines en la actualidad. Por ello, es uno de los principales reclamos turísticos dentro de Barcelona. Y es precisamente este uso turístico el que lo convierte en un espacio social abierto al público tanto de día como por la noche. El mundo de la cultura también tiene un papel protagonista dentro de La Pedrera, con las exposiciones que antes te comentamos que se encuentran en la primera planta. Pero más allá de eso, esta edificación también acoge conferencias y actividades de otro tipo.

Vista de La Pedrera - Casa Milà-La Pedrera - Qué ver en Barcelona - Guía de Viajes Barcelona - Buendía Tours
Desde lo alto de La Pedrera se tienen unas vistas preciosas de Barcelona

Además de esto, lejos de los empleos sociales y culturales ya comentados, La Pedrera todavía tiene también ese carácter residencial, ya que hay apartamentos en alquiler en los que todavía se puede habitar. Además de esto, muchos otros apartamentos se han convertido en oficinas, mientras que otros, que en determinados momentos están vacíos, se encuentran en alquiler. Es decir, que La Pedrera es, en la actualidad, un espacio que mezcla lo social, cultural, administrativo, residencial y comercial. ¡Como para no ser importante!

Por todo esto, una visita a La Pedrera debe estar en todos los itinerarios de la gente que llegue a Barcelona. Seguro que querrás conocer una de las principales arterias de la ciudad, que es el Paseo de Gracia. Y dentro del mismo, no puedes perderte la oportunidad de alucinar con su construcción más impresionante. Puedes visitar La Pedrera con las entradas que se ofertan para conocer al completo su interior. ¡No te lo puedes perder, te va a encantar!

Ubicación de La Pedrera

  • Casa Milà - La Pedrera
    • Passeig de Gràcia, 92

Detalles

  • Horario

    • Noviembre a febrero: De lunes a domingo entre las 09:00 y las 18:30
    • Marzo a octubre: De lunes a domingo entre las 09:00 y las 20:30
  • Precio

    • Adultos: 25€
    • Estudiantes: 19€
    • Niños entre 7 y 12 años: 12,50€
    • Menores de 6 años: Gratis
  • Lugares cercanos

Cómo llegar a La Pedrera

  • Metro

    • Parada 'Diagonal'
  • Bus

    • Parada 'La Pedrera'