Guia de viaje de

Florencia

Catedral de Florencia

La Catedral de Florencia es una de las imágenes que, aunque no lo creamos, más hemos visto de la ciudad. El famoso Duomo de Florencia es uno de los imperdibles de la localidad, ya que se trata de en símbolo que tenéis incluir sí o sí en vuestro itinerario. ¡Os va a enamorar para siempre!

Atardecer en la Catedral de Florencia - Catedral de Florencia - Qué ver en Florencia - Guía de Viajes Florencia - Buendía Tours
La majestuosa cúpula de la Catedral de Florencia será lo primero que veas de la ciudad

La Catedral de Florencia rebosa historia donde sea que miremos. Es un grandísimo ejemplo de la arquitectura renacentista y gótica. Ya sean sus frescos, sus relieves, las vistas desde su domo o su gran tamaño, el templo más sensacional y majestuoso de la ciudad es un lugar que, sin duda, debemos conocer.

Historia de la Catedral de Florencia

Nada más llegar a la ciudad nos vamos a encontrar con la Catedral, no tengas la menor duda. Porque esa cúpula renacentista diseñada por Filippo Brunelleschi se alza sobre Florencia. La catedral está nombrada en honor a Santa Maria del Fiore y existe evidencia de que su construcción comenzó alrededor del siglo XIII a manos de Arnolfo di Cambio.

Sin embargo, este sitio tiene aún más historia. Se construyó en el sitio de la antigua iglesia de Santa Reparata, del siglo VII. Los restos de esta iglesia se pueden ver en las criptas de la Catedral, un punto imprescindible que ver en Florencia.

La construcción de la cúpula de Florencia no comenzó hasta el siglo XV, y claro que tiene su anécdota. Las autoridades de la ciudad, tras 80 años del comienzo de la construcción de la catedral, organizaron un concurso de arquitectos para la construcción de la cúpula. Brunelleschi ganó esta competencia, pero su experiencia en arquitectura era casi nula.

Fue tras la finalización de esta cúpula cuando la Catedral de Florencia fue considerada como tal. Por ello, podemos decir que su construcción demoró más o menos dos siglosAun así hay una pequeña trampa. En el siglo XV la fachada aún no estaba terminada, pero como era considerada simplemente un elemento decorativo, la consagración pudo llevarse a cabo. Las obras de creación de la fachada finalizaron en el siglo XIX

Qué ver en la Catedral de Florencia

A diferencia del exterior, del que luego hablaremos, el interior de la catedral es más oscuro. No se dejen engañar por el ambiente, ya que la Catedral de Florencia es un auténtico tesoro repleto de joyas. Podemos encontrar en ella algunas valiosas piezas de arte, como el reloj situado encima de la puerta de la entrada, que data de 1433 y fue diseñado por Paolo Uccello.

Lo curioso de este reloj es que no muestra la hora como estamos acostumbrados, sino que muestra la “hora itálica”. Esto quiere decir que la hora número 24 del día termina con el atardecer. Y esta es una sola de las curiosidades de la Catedral de Florencia.

Vistas a la Catedral de Florencia - Catedral de Florencia - Qué ver en Florencia - Guía de Viajes Florencia - Buendía Tours
Descubre las impresionantes vistas que deja la Catedral de Florencia

Claro que al principio los ojos se nos irán directos a los mosaicos del suelo, que nos darán la impresión de estar delante de alfombras hermosamente decoradas. Pero en cuanto a obras de arte, podremos encontrar también el famoso fresco diseñado por Giorgio Vasari y pintado por su aprendiz Frederico Zuccari en 1579: 'El Juicio Final'. Sin duda, una de las obras de arte más increíbles de Florencia.

También nos vamos a encontrar con otros frescos icónicos dentro de la catedral, como Dante ante la ciudad de Florencia, por Domenico di Michelino en 1465; el Monumento funerario a Sir John Hawkwood por Paolo Uccello, de 1436; y la Estatua ecuestre de Niccolò da Tolentino por Andrea del Castagno en 1456. 

Descubre la Catedral de Florencia con nuestra Visita Guiada

Reserva aqui

Exterior de la Catedral de Florencia 

Como os decíamos anteriormente, el exterior de la Catedral de Florencia es lo primero que verás de la ciudad. Las estatuas en honor a Filippo Brunelleschi y Arnolfo di Cambio, a la derecha del templo, son dos de sus puntos más emblemáticos. Ellos son los arquitectos que lograron una de las vistas más bonitas de Florencia. ¡Os encantará!

A simple vista, sin embargo, lo que más os va a llamar la atención será la combinación de mármoles rosados, blancos y verdes, que crean una agradable combinación de tonos capaces de conquistar a cualquiera.

La cúpula actúa como la corona del Duomo. Unos 4 millones de ladrillos, con un peso de 40.000 toneladas y 10 plantas de alto, forman la vista más reconocible de Florencia. Es así una de las obras de albañilería más grandes del mundo.

Otro título que se lleva la Catedral de Florencia es ser la tercera más grande del mundo, tras la catedral de San Pedro de Roma y la catedral de San Pablo de Londres. 153 metros de largo y 90 de ancho que enamoran a todo aquel que llega a la ciudad.

Cripta de Santa Reparata 

Santa María del Fiore se erigió sobre la antigua Catedral de Santa Reparata en 1292. De hecho, Santa Reparta, que fue la primera Catedral de Florencia, guarda una cripta dentro. El paso de los siglos llevó a quienes estudiaron este templo a realizar varias excavaciones.

Tras siete años de trabajo, la cripta y los restos de la antigua catedral fueron encontrados y a día de hoy es posible visitarlos. Podrás presenciar la sensacional planta de la primera Catedral de Florencia, que como habrás podido darte cuenta, se encuentra bajo tierra.

 Las excavaciones muestran a la perfección cómo fue esta primera Catedral de Florencia. Se cree que la construcción estaba compuesta por tres naves que separaban un total de 14 columnas

Sus orígenes datan del siglo IV, ya que se cuenta que se construyó para celebrar la victoria del emperador Flavio Augusto Honorio sobre el jefe godo Radagasio el día de Santa Reparta. Eso sí, son muchas las historias que han surgido sobre su origen, por lo que no se conoce a ciencia cierta cuál fue. En esta cripta están enterrados papas y obispos de Florencia, así como Giotto o Filippo Brunelleschi. De los que podremos visitar sus tumbas desde la lejanía.

Os encantará poder ver los restos de diferentes periodos de la historia que han permitido, de un modo u otro, llegar a ver la actual Catedral de Florencia. Además, hay que mencionar también que en la cripta se encuentra la tumba de Filippo Brunelleschi, arquitecto que diseñó la Cúpula de la Catedral, de la que hablaremos a continuación. 

Campanario de Giotto - Catedral de Florencia - Qué ver en Florencia - Guía de Viajes Florencia - Buendía Tours
No os podéis perder el impresionante Campanario de Giotto

Cúpula de Brunelleschi 

Fue la primera obra del renacimiento italiano en arquitectura. Cuenta con más de seis siglos de vida, y se dice que su construcción cambió la concepción del arte italiano. En concreto, en el campo arquitectónico. Brunelleschi diseñó este espacio como dos cúpulas, poniendo una dentro de la otra. Años después del arranque de la construcción de la cúpula, se llevó a cabo el trabajo de su parte más alta. 

Hablamos de la cruz de cobre dorado, la parte más alta de los más de 100 metros de altura que tiene esta construcción. Eso sí, debes saber que no estás ante el orbe original, ya que el instalado en el siglo XV, entre 1466 y 1471, fue destruido por un rayo.

Tras este hecho, se decidió proteger el actual con un pararrayos. Como te hemos mencionado, este será el primer punto de la ciudad que vas a poder ver. Una razón que le ha hecho ganarse la definición de 'guardián de Florencia', ya que desde la cúpula se puede vigilar toda la localidad. 

La Cúpula de Brunelleschi tiene ocho caras cubiertas de teja roja. Se asienta sobre una planta octogonal colocada a unos 54 metros del suelo. En su interior, se conforma una esfera perfecta de 45 metros que está decorada con frescos que representan el Juicio Final'.

Se puede llegar hasta lo alto de la cúpula, quien tenga valor de hacerlo, y aun así, nos encontraremos a más de 116 metros del suelo, pero no estaremos en la cima total, pues por encima aún se encuentra la llamada linterna, la cruz mencionada anteriormente, que corona toda la cúpula de Santa María del Fiore. Debes saber, eso sí, que se puede subir a la cúpula. 

Estamos seguros de que una de las actividades favoritas de todos los que visitan Florencia es llegar a lo alto de la Cúpula de Brunelleschi. Allí disfrutarás de unas vistas panorámicas sensacionales de toda la ciudad. También tendrás una privilegiada vista del Campanario de Giotto, el cual tendremos justo en frente. Vamos a conocerlo un poco más en las próximas líneas. 

Campanario de Giotto 

Es, sin duda, otra de las atracciones más importantes de Florencia. Se alza sobre la Catedral, y aunque no llegue a tener la altura de la Cúpula de Brunelleschi, es otro de los lugares más majestuosos de la ciudad. Son muchas las personas que también pagan por poder subir a lo alto de este campanario para ver las impresionantes vistas que se tienen de la localidad desde allí arriba

La construcción del Campanario de Giotto se remonta al siglo XIV. Fue precisamente Giotto, arquitecto muy conocido en aquella época, el que se encargó de dar forma a una construcción monumental. Fueron tres artistas quienes trabajaron en él. El primero ya os lo hemos mencionado, y los otros dos fueron Andrea Pisano y Francesco Talenti. De hecho, este último ideó el punto más alto del campanario, al que se puede subir hoy en día después de superar los 441 escalones que hay

La base del campanario ronda los 15 metros, mientras que su altura supera los 84. Al encontrarse al lado de la Catedral de Florencia, es imposible no detenerse a contemplar su belleza. Su exterior tiene distintos relieves que tratan desde la música, la astronomía hasta temas más dispares como la retórica o las virtudes cardinales.

Algunos de los pisos del Campanario de Giotto están decorados con preciosas ventanas, muchas de ellas con elementos góticos. Además, en la parte superior, al margen del mirador, también te encontrarás con siete campanas. La mayor recibe el nombre de Santa Ana, mientras que el resto se denominan Misericordia, Apostolica, Assunta, Mater Dei, Annunziata e Immacolata.

Como ves, queremos hacerte más sencilla la labor de llegar a todos los puntos de Venecia conociendo su historia. Este es uno de los más importantes de toda la ciudad, por lo que deseamos que no te pierdas ni un solo detalle de la historia y arquitectura del Campanario de Giotto

Obras de arte en la Catedral de Florencia

Os hemos dicho ya varias veces que la Catedral de Florencia es un tesoro lleno de joyas. Por ello, no podíamos finalizar este artículo sin mencionar las impresionantes obras de arte con las que te encontrarás allí. Al margen de todos los detalles de la arquitectura que ya os hemos mencionado, hay otros puntos del templo que tenéis que conocer sí o sí.

Fresco interior de la Catedral de Florencia - Catedral de Florencia - Qué ver en Florencia - Guía de Viajes Florencia - Buendía Tours
Uno de los impresionantes frescos del interior de la Catedral de Florencia

Uno de ellos son las 44 vidrieras que forman la Catedral y en las que se expone a figuras y santos del Antiguo y Nuevo Testamento. Además, nada más entrar, encima de la puerta, os vais a encontrar con la esfera del espectacular reloj que pintó Paolo Uccello. En relación con los bustos que nos encontraremos, son especialmente relevantes los de los siglos XV y XVI, que representan a varias personalidades de la historia, como el famoso organista Antonio Squarcialupi.

Precisamente, del siglo XV data la pintura de Domencio di Michelino ‘Dante ante la ciudad de Florencia’. Y sin olvidarnos de lo más sagrado, es imperdible ver el Altar de San Zenobio, con tesoros que pertenecieron al primer Obispo de Florencia. ¡Sea como sea, tienes que descubrir todas estas obras de arte!

Ubicación de la Catedral de Florencia

  • Catedral de Florencia
    • Piazza del Duomo

Detalles

  • Horario

    • Catedral (lunes a sábado): 10:15 a 17:00
    • Cúpula (lunes a viernes): 08:30 a 19:00 h
    • Cúpula (sábados): 08:30 a 17:40
    • Cripta  10:00 a 17:00
    • Museo  10:15 a 16:45
  • Precio

    • Catedral: Gratis
    • Cúpula: 18€ - Permite acceso a Duomo, Campanario, Baptisterio de San Juan Bautista y Museo