Guia de viaje de

Florencia

Baptisterio de San Juan

Dentro de la Piazza del Duomo, está uno de los edificios más famosos de Florencia: el Baptisterio de San Juan. Sus exteriores de mármol blanco brillante, adornados con piedra verde y rosa, son auténticos iconos florentinos.

Baptisterio de San Juan - Qué ver en Florencia - Guía de viaje de Florencia - Buendía Tours
Baptisterio de San Juan y la Catedral de Florencia, en la Piazza del Duomo.

Este baptisterio del siglo XI, el edificio religioso más antiguo de la plaza de la catedral, es una estructura románica de rayas octogonales de mármol blanco y verde con tres conjuntos de puertas concebidas como paneles que ilustran la historia de la humanidad y la Redención. ¡Sigue leyendo para saber más del Battisterio di San Giovanni con Buendía Tours.

Historia del Baptisterio de San Juan

Se desconoce el origen aunque se cree que fue construido sobre las ruinas de un templo romano dedicado a Marte del siglo IV-V. Fue descrita por primera vez en el año 897 como basílica menor, y en 1128, se consagró como baptisterio de Florencia, siendo el edificio religioso más antiguo de la ciudad italiana. 

Hasta finales del siglo XIX, todos los católicos florentinos eran bautizados dentro de sus puertas. El poeta Dante y miembros de la familia Médici fueron bautizados aquí. Actualmente, los niños todavía pueden ser bautizados aquí el primer domingo de mes, pero hay que hacer la solicitud con tiempo suficiente. 

El Baptisterio de San Juan, dedicado al santo patrón de Florencia, tiene planta octogonal y linterna octogonal con cúpula. El exterior está revestido de mármol de colores con dibujos geométricos, mármol blanco de Carrara y mármol verde de Prato, típico de la arquitectura románica florentina. En la Edad Media, Florencia atravesaba un período estilístico en el que muchos de sus edificios importantes se crearon con este material, gracias a la proximidad con las minas de mármol, de las que se obtenían piezas grandes con rapidez.

La planta octogonal del baptisterio fue omnipresente durante el primer milenio del cristianismo, aunque es mucho más raro de encontrar hoy. El diseño octogonal tiene un sentido de simetría que da lugar a un estilo unificado y pacífico. No hay una procedencia clara de quién diseñó la estructura, pero se le ha atribuido a muchos nombres conocidos. Donatello, Pisano e incluso Leonardo da Vinci fueron algunos de los artistas que colaboraron en la creación del Battisterio di San Giovanni.

Qué ver en el Baptisterio de San Juan

Cuando piensas en el Baptisterio de San Juan en Florencia, quizás te vengan a la mente las palabras de Dante en su obra maestra, la Divina Comedia. Il bel San Giovanni, que el famoso poeta florentino recuerda con tanta nostalgia durante su exilio, ciertamente inspiró el poema. De hecho, en la bóveda del baptisterio se encuentra un mosaico del Juicio Final, de Marcovaldo. Una impresionante figura de Satán, un monstruo de tres cabezas, que devora a tres “malditos”.

Puerta del Paraíso - Baptisterio de San Juan - Qué ver en Florencia - Guía de viaje de Florencia - Buendía Tours
Puerta del Paraíso, la puerta norte de Ghiberti del Baptisterio de San Juan.

Puertas del Baptisterio de San Juan

Además del mármol, el bronce también fue uno de los principales materiales utilizados en la construcción del baptisterio, con la intención de crear un aspecto exuberante y majestuoso en las puertas. En tres de los cuatro lados del edificio hay tres grandes puertas famosas por sus decoraciones. Todas ellas se ubicaron originalmente en el lado este antes de ser trasladadas. 

  • Puerta del Sur de Pisano. El conjunto de puertas más antiguo es el de Andrea Pisano en 1329. Las puertas que ahora miran al sur, hacia el Duomo, originalmente miraban al este. Estas puertas representan historias del Antiguo Testamento. El gremio de comerciantes de Florencia encargó a Pisano su construcción, ya que eran uno de los gremios ricos de la ciudad y podían permitirse una comisión tan costosa. 

Acércate para observar la cantidad significativa de detalles en las ropas de las figuras. Sin duda, esta era una forma para que el gremio tuviera un sutil guiño a la fabricación de su oficio allí. Las formas de las personas son menos realistas y las características de los rostros no muestran emoción alguna. Algo destacado de estas puertas son sus marcos decorados con exuberante vegetación y flores.

  • Puerta norte de Ghiberti. El segundo juego de puertas, ubicado en el lado norte, fue diseñado por Lorenzo Ghiberti en 1422, después de participar en un concurso en el que debía recrear un pequeño panel de bronce con la escena de Abraham sacrificando a Isaac. El comité dudaba entre el diseño de Brunelleschi y el que finalmente fue el artista de la obra. 

Ghiberti tardó 21 años en completar estas puertas. Sus paneles constan de 28 escenas de la vida de Jesucristo en el Nuevo Testamento. Las escenas están enmarcadas por abundante follaje y bustos dorados de profetas y sibilas, las mujeres que eran capaces de predecir el futuro. Las puertas actuales son copias de las originales, las cuales se encuentran en el Museo de la Catedral. 

  • Portal oriental de Ghiberti. El tercer juego de puertas, creado entre 1425 y 1452, también fue creado por Ghiberti después de que su primer encargo fuera un éxito. Miguel Ángel lo llamó Las Puertas del Paraíso, y de ahí viene el nombre que les sigue hasta el día de hoy. 

Estos paneles son mucho más grandes que los marcos de cuarto de hoja de las puertas anteriores. Solo hay diez cuadros en total, que representan las escenas del Antiguo Testamento y la vida de San Juan Bautista. Ghiberti utilizó en esta nueva serie una técnica llamada schiacciato, produciendo una escultura empotrada tallada a solo unos milímetros de profundidad. Genera una ilusión de mayor profundidad y movimiento en la escena.

Los paneles anteriores se centraron principalmente en las personas de la escena y no en el ambiente. En las nuevas versiones, Ghiberti agregó el paisaje, dándole más atmósfera a cada panel. Enmarcando las puertas hay una serie de bustos y esculturas en miniatura. Los dos bustos que aparecen en medio de las entradas son en realidad un autorretrato del artista y su padre, Bartolomeo Ghiberti.

Además, sobre las puertas hay tres estatuas de mármol sobre pedestales blancos. En el centro está Jesús siendo coronado por Juan Bautista mientras es vigilado por un ángel.

Baptisterio de San Juan - Qué ver en Florencia - Guía de viaje de Florencia - Buendía Tours
Estatúas de mármol de Jesús, San Juan Bautista y un ángel.

Interior del Baptisterio de San Juan

El baptisterio es solo una sala revestida con antiguas columnas romanas de granito gris, probablemente también reutilizadas del antiguo foro romano al final de la calle. 

El Altar Mayor es un altar relicario, con una ventana cuadrada en el frente. En su interior se encuentra la reliquia más preciada de Florencia, el dedo índice de San Juan Bautista, que atrae peregrinos a la ciudad desde hace siglos y que se exhibe una vez al año.

El piso es de mármol en formas geométricas, pareciendo casi una alfombra con influencia del mundo oriental. Las paredes interiores están cubiertas de mármol verde oscuro y blanco, con motivos geométricos incrustados. Los nichos están separados por columnas monolíticas de granito. 

La obra de arte más notable del interior es la Tumba del antipapa Juan XXIII, esculpida por Donatello y Michelozzo en 1428. 

Frescos del techo del Baptisterio de San Juan

El interior se inspiró en el Panteón Romano con su gran techo abovedado cubierto de intrincados mosaicos bizantinos. Se usaron millones de pequeños mosaicos de oro y vidrio para crear la escena del Juicio Final. Toda la pieza tardó más de 100 años en completarse. 

Debido a que la sección tardó tanto en completarse, se puede ver el cambio en los estilos artísticos a lo largo del diseño a medida que las técnicas mejoraron y cambiaron a lo largo de los años. 

Descendiendo desde el centro de la cúpula octogonal, hay varios anillos que representan historias específicas en torno al tema central del juicio. La capa superior del octágono está decorada con plantas y animales. Debajo hay una serie de ángeles que rodean y se paran en alabanza hacia la imagen de Jesucristo en el centro. Seguidamente, están pintadas un conjunto de escenas del Génesis. Le siguen imágenes de la vida de José, la Virgen María y Jesús y, finalmente, la vida de San Juan Bautista.

Las imágenes de condenación alrededor de la imagen central de Jesús, son explícitas y aterradoras, con representaciones de las torturas del infierno y figuras no humanas. Esto tenía el objetivo de infundir miedo en los ciudadanos de Florencia, obligándoles a ser buenos en la vida para no sufrir en el más allá por la eternidad. 

Fresco - Baptisterio de San Juan - Qué ver en Florencia - Guía de viaje de Florencia - Buendía Tours
Detalle del fresco del Baptisterio de San Juan.

Tumba de Guccio de Médici

La tumba de Guccio de Médici, quien murió en el siglo XIII, es el primer ejemplo de la obsesión de la familia Médici porque sus muertes fueran tan opulentas como sus vidas. Cuando murió, Guccio fue enterrado dentro de un antiguo sarcófago romano. A esta tumba romana se le agregó una talla del escudo de la familia y las famosas monedas de los Médici.

Tumba del Antipapa Juan XXIII

Una de las tumbas más controversiales del baptisterio es esta. A pesar de estar enterrado en el ilustre edifico religioso, el Papa fue despojado de su título después de su muerte por las múltiples hazañas y su vida escandalosa. No era del agrado de casi nadie en la ciudad, aunque sí caía en gracia a la familia Médici, ya que cuando al papa llegó al poder entregó la financiación del Vaticano al banco de la familia; consiguiendo que esta alcanzara la fama y aumentara su riqueza hasta ser una de las más ricas de Europa. 

Los Médici pagaron a Donatello para esculpir el monumento funerario. Encima de la tumba está su máscara mortuoria que, a diferencia de muchas de la época, el rostro del papa mira hacia el espectador en lugar de hacia el cielo. Sobre el ataúd hay una luneta de la Virgen y el niño. Toda la pieza está adornada con flecos dorados y aguardada por dos Leones de Marzocco, los protectores de Florencia. 

Hay mucho más para ver alrededor del Baptisterio de San Juan, así que una vez hayas terminado aquí, ¡el famoso Duomo te está esperando!

Ubicación del Baptisterio de San Juan

  • Battistero di San Giovanni
    • Piazza San Giovanni

Detalles

  • Horarios

    • Lunes a Domingo- 08:00 a 10:00 y 11:00 a 18:30
  • Precio

    • La entrada general son 15 € y se puede visitar la Cripta de Santa Reparata, la Cúpula del Duomo, el Campanile de Giotto y el Museo de la Ópera del Duomo.

Cómo llegar al Baptisterio de San Juan

  • Bus

    • Paradas: Olio, Roma Duomo y Cerretani