Guia de viaje de

Amberes

Barrio de los Diamantes

Si ya es curioso que la mayoría de los diamantes del mundo pasen por Amberes, más curioso es que lo hagan por un pequeño y muy peculiar barrio que se ha bautizado como Barrio de los Diamantes. La verdad que lo único que no es curioso es que la ciudad tenga un barrio dedicado a los diamantes.

  • Trabajadores puliendo diamantes
    Trabajadores puliendo diamantes
1 de
< >

No hay visita a Amberes que se precie, sin conocer este barrio del diamante, uno de los más famosos y sin duda uno de los más reclamados por los miles de turistas que cada año la visitan. Cuatro calles peatonales, a las que sólo se puede acceder caminando, protegidas permanentemente por una patrulla de militares belgas, y con un elevado número de cámaras de seguridad. Y se sabe, los diamantes siempre son una tentación…

Amberes es el mejor amigo de los diamantes...

Alrededor del 84% de los diamantes sin cortar del mundo pasan por el Barrio de los Diamantes de Amberes. Cada año más de 32.000.000 de dólares en diamantes pulidos y cortados pasan por los cuatro intercambios comerciales regulados por el Centro Mundial de Diamantes de Amberes, aportando una riqueza masiva a la ciudad.

Ningún otro lugar del planeta es capaz de presentar estos números y las implicaciones de este comercio podréis verlas vosotros paseando por sus calles. Estamos en una ciudad histórica sí, pero también moderna y lujosa y tanto lo uno como lo otro, en buena parte deriva de su comercio de diamantes. No os preocupéis, no os perderéis nada de todo lo que hay que ver en Amberes, ¡para eso está Buendía Tours!

Historia del Barrio de los Diamantes de Amberes

A lo largo del siglo XVI, Amberes comenzó a perfilarse cada vez más como una ciudad comercial, gracias a su puerto. Los diamantes se enviaron por primera vez desde la India a Brujas a través de Venecia, pero después de que el puerto de Brujas se negó, Amberes asumió el papel principal en el comercio de diamantes. Una decisión de la que seguramente se hayan arrepentido….

Originalmente, el área alrededor de Groenplaats era el barrio de los diamantes, pero a lo largo de los siglos el barrio se ha movido varias veces. Desde principios del siglo XX, el Barrio de los Diamantes se ha establecido firmemente en las cercanías de la Estación Central. Desde la década de 1970, la importancia económica del comercio de diamantes ha aumentado en Amberes, y se han establecido intercambios y casas de subastas.

La comunidad Judía, esencial en el Barrio de los Diamantes

Paseando por el barrio de los diamantes no es difícil cruzarse con judíos caminando a toda prisa o montados en bicicleta, con largos tirabuzones, Kipás o ropas negras ¿por qué? Porque tradicionalmente los judíos han estado ligados al comercio de diamantes. Después de 1492, los judíos sefardíes escaparon de España y Portugal, países católicos, y empezaron a dedicarse al comercio de las mercancías que venían de las nuevas rutas de la India, como azúcar, especias y diamantes.

De hecho, dos de las cuatro bolsas de diamantes han sido fundadas por judíos. Tan ligado está el comercio de diamantes a la comunidad judía, que el típico saludo entre comerciantes de estas piedras preciosas en la ciudad es en yidis:” mazel und broche” literalmente” suerte y bendición”.  Aunque hoy en día el Barrio de los Diamantes también es el hogar de comerciantes de gemas indios, libaneses, rusos y chinos; hasta un total de 70 nacionalidades diferentes trabajan juntos todos los días en este centro mundial del diamante, por eso se dice que no se habla ningún idioma específico, “se habla diamante”.

Qué hacer en el Barrio de los Diamantes

Una visita al Barrio de los Diamantes es una obligación estando en Amberes. Pudiera ser que quisiéramos aprovechar la visita para comprar un diamante. Las opciones son infinitas, aunque la regla es a más tamaño más precio. No hay excepciones y si las encontrásemos… Casi seguro son falsas. Son muchas más las cosas que podemos hacer:

Se pueden visitar gratuitamente tiendas-taller donde los comerciantes cortan, pulen y venden diamantes, para que los joyeros los engarcen en joyas.

El complejo Diamondland se exhibe una exclusiva colección de joyas de diamantes, donde comerciantes de diamantes y fabricantes de joyas se entremezclan regateando y valorando cada una de las piezas. Aquí los visitantes pueden aprender más sobre el proceso involucrado en la creación de diamantes, pudiendo navegar por cientos de joyas con diamantes.

Comprar diamantes en las tiendas con sello Antwerp´s Most Brillant. Amberes es la única ciudad del mundo que tiene un sello de calidad propio para joyeros que venden diamantes. Para obtenerlo tienen que cumplir más de treinta requisitos entre ellos, su calidad, su peso en quilates, la forma de su talla, el color, etc.  Este sello también certifica que no son diamantes de sangre.

Se pueden visitar numerosas sinagogas como la situada en el centro del Barrio de los Diamantes. El edificio se asemeja a una iglesia neorromana y debido a su austeridad destaca entre los grandes edificios de oficinas.  En ella se puede ver sobre su fachada una placa recordando el fatídico atentado terrorista de 1981 donde murieron 3 personas.

El robo del Siglo XXI ocurrió en Amberes

Durante el fin de semana del 15 y 16 de febrero de 2003, 123 cajas de seguridad (de un total de 160) del Centro de Diamantes de Amberes, fueron vaciadas por una banda de ladrones conocida como La Escuela de Turín. Se llevaron un botín de oro, diamantes sin engarzar y otras joyas valorados en casi 117 millones de euros. Se le llama “el atraco del siglo” porque en este siglo XXI no ha habido uno mayor en todo el mundo.

Los ladrones lograron penetrar en la bóveda subterránea del recinto, situada dos pisos bajo tierra del edificio, pese a las medidas de seguridad: una cerradura con cien millones de posibles combinaciones, detectores de calor infrarrojo, un sensor sísmico, un radar Doppler, un campo magnético, etc. y sacar esas cajas. Las alarmas no se activaron y tampoco se detectaron señales de que los ladrones forzaran la entrada, por eso el robo no se detectó hasta el lunes, cuando llegó el personal.

El líder de la banda, Leonardo Notarbartolo, que durante dos años y medio estuvo haciéndose pasar por un comerciante italiano de piedras preciosas, fue arrestado tras ser relacionado con el robo, gracias a pruebas de ADN de un sándwich a medio comer encontrado cerca de la escena del robo, y a algunas imágenes del recinto.  Fue condenado a 10 años de cárcel, pero ya está libre. Siempre ha defendido que lo contrató un comerciante de diamantes local para hacer un fraude al seguro. El botín nunca ha sido recuperado.

Ubicación del Barrio de los Diamantes de Amberes

  • Hoveniersstraat 53
    • 2018 Antwerpen, Bélgica