Castillo de Edimburgo - Qué ver en Edimburgo - Guía de Viajes Edimburgo - Buendía Tours

Guia de viaje de

Edimburgo

Qué ver en Edimburgo

Edimburgo es una de esas ciudades que hay que visitar, al menos, una vez en la vida. Aunque te decimos que una vez vengas, no querrás marcharte. La capital escocesa atrapa a cualquiera con sus calles, edificios, monumentos y esa pequeña división que se produce entre la Ciudad Nueva y la Ciudad Vieja. Pero, ¿sabes qué es lo que no te puedes perder de Edimburgo? ¡Justo debajo te contamos todo lo que hay que ver!

Vista de Edimburgo - Qué ver en Edimburgo - Guía de Viajes Edimburgo - Buendía Tours
Edimburgo es una ciudad de contrastes donde hay mucho que ver

Puede que cuando pienses en una escapada o unas vacaciones, Edimburgo no sea una de las primeras opciones que se te vengan a la cabeza. Pero la capital escocesa guarda un sinfín de construcciones y calles históricas y otros monumentos más modernos que le hacen tener una serie de contrastes que son la delicia de cualquier turista. Explora los imprescindibles de una ciudad que van a dejarte impresionado. ¿preparado? ¡Vamos a ello!

Imprescindibles de Edimburgo

El Castillo de Edimburgo, la Royal Mile, Dean Village, la Catedral de Saint Giles o la ‘verdadera’ de Santa María… Edimburgo tiene mucho que mostrarte, y nosotros queremos que lo conozcas todo. Coge papel y boli y toma una serie de apuntes que te vendrán muy bien para poder decir que lo has visto todo. Desde ahora, arrancamos un recorrido virtual por Edimburgo en el que deseamos que tú seas nuestro acompañante. ¿Vienes?

Castillo de Edimburgo

Es el principal icono de Edimburgo, y no es para menos. Se trata de una fortificación desde la que controlar toda la ciudad y que carga sobre sus muros con innumerables batallas y enfrentamientos que hicieron de la capital escocesa una ciudad legendaria. Casi mil años de historia respaldan la existencia de esta empedrada construcción ubicada sobre un volcán extinto. El comienzo de todo en uno de los sitios más privilegiados por toda la ciudad.

Una visita al Castillo de Edimburgo es el plan que no puede faltar en ninguno de los itinerarios de viaje. Sus imperiales muros exteriores dan paso a un interior en el que la sensación de poder no desaparece. Su vestíbulo principal se decora con armaduras y maderas señoriales. Todo ello, después de ver su grandiosa entrada, muros y barracones. Además, aquí te encontrarás con el Mons Meg, uno de los cañones más potentes del mundo. ¡Descubrirlo es toda una pasada!

Royal Mile

Bajando desde el Castillo de Edimburgo entraremos en la calle más conocida y emblemática de Edimburgo. Hablamos de la Royal Mile, la milla escocesa que conecta las dos construcciones reales más importantes de la ciudad. Y justo en el medio de ambas podrás encontrarte con muchos de los imprescindibles de la ciudad. Pero antes de nada, vamos a bajar por la explanada del Castillo, donde en la antigüedad tuvieron lugar múltiples actos trágicos, como la quema de mujeres en la hoguera.

Llegando a Lawnmarket conocerás la Catedral de St. Giles, que pese a no ser la ‘verdadera’ Catedral de Edimburgo, es uno de sus edificios más conocidos. Continuando a través de High Street llegarás a Canongate, desde donde acceder a Abbey Strand, que es el último tramo de la Royal Mile, el que te dejará frente al Palacio de Holyrood, del que te hablaremos en las próximas líneas.

Palacio de Holyrood

Es la construcción que se encuentra en el otro lado de la Royal Mile, justo en el lado opuesto al Castillo de Edimburgo. El Palacio de Holyrood es la residencia de la monarquía británica en sus viajes a Escocia. Su historia se remonta a la época en la que se construyó la Abadía de Holyrood, primera piedra para levantar el palacio. Data del siglo XVI, y en la actualidad se pueden visitar sus ruinas.

Entrar y ver el Palacio de Holyrood es descubrir los lujos entre los que vive la monarquía británica. El interior de esta estructura neoclásica guarda habitaciones, salones señoriales y otras estancias repletas de arte y comodidades. Te encantará conocer el Salón del Trono o la Cámara del Rey justo antes de salir a sus jardines, en los que se encuentra la Abadía de Holyrood.

Arthur's Seat

Seguro que alguna vez habrás escuchado hablar de las míticas Hihglands de Escocia. Pues bien, en Edimburgo no hay mejor ejemplo de estas tierras que la zona de Arthur’s Seat. Desde allí arriba se tienen las mejores vistas de toda la ciudad. Una zona al natural en la que solo se respira tranquilidad… ¡De momento! Porque cuenta la leyenda que este espacio se formó después de que un gigantesco dragón se echase a dormir. Así que ten cuidado no vayas a despertarlo y te lleves un susto.

Arthur’s Seat arranca en Holyrood Park, al menos uno de sus caminos. Desde aquí, en un par de horas, llegarás a la cima a través de caminos que lo recorren todo y en los que descubrirás lugares tan pintorescos y especiales como Dunsapie Loch. Hay varias rutas para llegar arriba del todo, así que escoge la que más se adapte a ti y camina por el pulmón verde de Edimburgo.

Catedral de Saint Giles

Volvemos a la Royal Mile para hablar de la Catedral de Saint Giles, justo a medio camino entre el Castillo de Edimburgo y el Palacio de Holyrood. Pese a su nombre, esta no es la verdadera Catedral de la ciudad, aunque todos sus habitantes la conocen de este modo. De hecho, está dedicada al patrón de la ciudad, y entrar en ella es toda una experiencia y un viaje que se extiende durante nueve siglos.

Comprender la historia de Escocia en general y Edimburgo en particular puede resultar algo complicado y enrevesado. Pero la Catedral de Saint Giles te lo pondrá mucho más fácil. Una vez accedas a su interior descubrirás una arquitectura inglesa repleta de vidrieras de colores, banderas y muchos detalles de máximo valor. Conoce su órgano, las estatuas exteriores y descubre también la relevancia que ha tenido en la vida de la reina Isabel II. ¡Secretos imperdibles que darán un plus a tu viaje!

Cementerio de Greyfriars

Puede parecerte raro que entre monumentos, calles y edificios que visitar aparezca un cementerio. Lejos de la primera impresión que pueda darte, el de Greyfriars es el cementerio más famoso de Edimburgo. Allí se esconden leyendas, secretos y muchas de las historias más turbias de la capital escocesa. Construido en el siglo XVI, en la actualidad es una de las mayores atracciones de toda la ciudad

El cementerio de Greyfriars guarda sepultura a algunas de las personalidades más importantes de la historia de Escocia. De hecho, este fue uno de los lugares en los que se basó J.K. Rowling para su saga de Harry Potter. Además, antes de entrar te encontrarás con otro de los iconos de Edimburgo, del cual te hablamos justo debajo.

Greyfriars Bobby Statue

Es el perro más famoso de Edimburgo y de toda Escocia. Se encuentra custodiando la entrada del Cementerio de Greyfriars. Su fama nació en el siglo XIX, cuando John Gray se trasladó a vivir a Edimburgo. Este jardinero, al no encontrar trabajo en su rama, tuvo que dedicarse a patrullar la ciudad por las noches. Como compañía, encontró a Bobby, un perro con el forjó una amistad increíble que les hizo inseparables.

Tras la muerte de John Gray, Bobby se marchó a vivir junto a la tumba del que era su dueño, y allí permaneció durante 14 años. Esto hizo que todos los habitantes de Edimburgo despertasen una historia de lealtad y amor difícil de superar. En la actualidad, su tumba y la estatua aún le recuerdan como uno de los habitantes más ilustres de la historia de la capital escocesa.

Monumento a Scott

Y hablando de personalidades en Edimburgo, no podemos olvidarnos de mencionar a Walter Scott. A él se le atribuye el nacimiento de la novela histórica en el mundo, siendo uno de los mayores genios de la literatura británica y mundial. Tras su muerte en 1832, la ciudad decidió rendirle homenaje con un monumento que se ha convertido en el más grande de los dedicados a una persona. Ubicado en Princes Gardens, te dejará sorprendido por todos sus detalles.

Subir a la cima de este monumento de más de 60 metros de altura es toda una experiencia. Desde arriba podrás ver una panorámica sensacional de Edimburgo, a la par que descubrir a muchos de los personajes más ilustres de las novelas de Scott, que se encuentran esculpidos en la fachada. Pero antes de nada, está claro, tendrás que ver la estatua que recuerda al escritor, ubicada en la parte baja del monumento.

Mary King's Close

El callejón más misterioso de Edimburgo se encuentra en su ‘ciudad subterránea’. Mary King’s Close despertará todos tus sentidos para estar alerta de lo que pueda ocurrir. A través de las diferentes calles de esta zona de la ciudad podrás descubrir multitud de historias y leyendas que van a ponerte los pelos de punta. De hecho, muchos de los acontecimientos sociales más relevantes de la historia de Edimburgo tuvieron lugar aquí, como las primeras bases del derecho a voto para las mujeres.

Hay varios momentos del día para visitar Mar King’s Close. Escoge el tuyo y descubre sus paredes, calles y edificios, coronados todos ellos por el Ayuntamiento de la ciudad, también conocido como City Chamber. ¿Te atreves con ello? ¡Ven y alucina!

Catedral de Santa María

Esta es la verdadera Catedral de Edimburgo. Ubicada en la Ciudad Nueva, es la sede del Obispo de Escocia, y su construcción se remonta al siglo XIX, con la estructura típica del gótico inglés. Sus torres, de 91 metros de altura, son visibles desde cualquier punto de la ciudad. Venir a conocerla es una obligación, ya que saldrás maravillado tanto con su exterior como con su interior.

De hecho, tras cruzar sus puertas, conocerás la nave principal y las distintas capillas que forman las naves del espacio. Allí conocerás la famosa cruz colgada desde el techo y que diseñó Sir Robert Lorimer. También te impresionarán sus vidrieras y los preciosos retablos que allí se encuentran. ¡Te encantará!

Dean Village

Si lo que buscas es viajar en el tiempo sin salir de Edimburgo, lo mejor es que vengas a Dean Village. Un paseo por esta zona de la ciudad es un viaje de continuas sensaciones y maravillas. Lejos del bullicio del centro, aquí imperan la calma y tranquilidad de un espacio al natural decorado con los típicos edificios del siglo XII en el Reino Unido. La zona pasó por varias fases y momentos, siendo en la actualidad un foco turístico de lo más apetecible.

A lo largo de Dean Village son muchas las cosas que podrás ver y visitar. Casas, edificios, calles ¡y puentes! Porque uno de los mayores atractivos es el Dean Bridge, una monumental construcción de 32 metros de altura. Además, también podrás conocer Well Court Hall, un edificio histórico, o el Cementerio Dean, que data del siglo XIX y cuenta con tumbas y obeliscos de hace más de 200 años.

Victoria Street

Lejos del gris o la oscuridad que transmiten muchos de los barrios de Edimburgo, por el color de sus edificios, Victoria Street se configura como una calle única gracias al colorido de sus edificios, la relevancia del lugar en el que está y su característica forma de ‘C’. A lo largo de esta calle te encontrarás con dos niveles unidos por unas escaleras. El superior cuenta con múltiples terrazas en las que tomar algo viendo lo que sucede en la parte de abajo.

En la zona baja de Victoria Street vas a poder ver muchas tiendas, restaurantes y otros negocios que seguro te mantendrán ocupado durante unas horas. Además de esto, Victoria Street también es famosa por dar forma al Callejón Diagon de Harry Potter. Se dice que J.K. Rowling sacó la inspiración para crearlo de aquí, desde donde por cierto se ve el George Heriot’s School. ¿O quizás es Hogwarts? ¡Ven y descúbrelo!

Real Jardín Botánico de Edimburgo

Un total de 28 hectáreas y más de 13.000 especies vegetales te esperan en el Real Jardín Botánico de Edimburgo. Es uno de los más grandes del mundo, y recorrerlo es una maravilla. El pulmón verde de la capital escocesa deja a la vista increíbles invernaderos venecianos, varios jardines y la Casa de la Palmera, entre otras cosas. De hecho, esta última construcción es una de las más conocidas de todo el jardín, con cientos de plantas en su interior.

Además de estos hay otros muchos rincones que descubrir dentro de estas instalaciones. Por ejemplo, la Terraza Chilena, con una extensa colección de plantas silvestres. También el Patio de los Fósiles o la Temperate Lands House, donde ver árboles como el Roble Azul Japonés o el Kauri. ¡Prepárate para conocerlo todo!

Princes Street Gardens

Y ya que hablamos de jardines, vamos a ir al corazón de la Ciudad Vieja de Edimburgo. Un lugar en el que sucedieron miles de acontecimientos que marcaron el país para siempre y que hoy en día se han convertido en otro de los espacios verdes más conocidos de toda la localidad. Construidos en la primera mitad del siglo XIX, en la actualidad son una de las mayores atracciones turísticas de Edimburgo.

En Princes Street Gardens podrás ver lugares muy interesantes y bonitos que harán a tu cámara de fotos trabajar sin parar. Uno de los más destacados es el reloj floral construido en 1903, el quiosco de la música o la Fuente Ross, donde se escucha cada día música en directo. Además de estos, hay muchos otros lugares que te invitamos a descubrir para pasar unas horas de ensueño en pleno centro. ¿Te animas?

Barrios de Edimburgo

Ya te hemos contado que Edimburgo tiene un a clara división entre la Ciudad Vieja y la Ciudad Nueva. Y esto es una de las mejores noticias con las que puedas encontrarte, ya que gracias a los contrastes que tienen lugar entre ambas zonas de la capital escocesa, se producen momentos únicos y muy bellos que vas a recordar toda la vida. Los barrios de Edimburgo son únicos. Cada uno tiene elementos diferenciales que les hacen atractivos. Desde Calton Hill a Portobello hay mucho que ver y hacer.

Monumento a Scott - Barrios de Edimburgo - Qué ver en Edimburgo - Guía de Viajes Edimburgo - Buendía Tours
¡Descubre las mejores zonas de Edimburgo!

Al margen de estas dos zonas de la ciudad, Edimburgo cuenta también con otros distritos en los que pasar fantásticos días y momentos. Por ejemplo, en las entrañas de la Ciudad Vieja y la Ciudad Nueva, donde se mezcla historia, tradición y mucha cultura. Además de esto, date una vuelta por la zona de Leith respirando el aroma marino, o llega hasta Stockbridge, una pequeña aldea en la que se encuentra Dean Village, lugar de ensueño del que hablamos anteriormente.

Museos de Edimburgo

Y no podíamos cerrar este artículo sin hacer mención a los museos de Edimburgo. La mayor parte de los mismos son gratuitos. La capital escocesa está dotada de un amplio abanico de centros culturales, por lo que tan solo tendrás que elegir el que más te guste para completar un plan interior de lo más original. Porque a diferencia de lo que puedas creer en estos momentos, en estos museos se aprende a través del entretenimiento.

Galería Nacional de Arte Moderno de Escocia - Museos de Edimburgo - Qué ver en Edimburgo - Guía de Viajes Edimburgo - Buendía Tours
Conoce la Galería Nacional de Arte Moderno de Escocia, uno de los mejores museos de Edimburgo

Seguro que te encanta conocer el Museo Nacional de Escocia o la National Gallery de Escocia, en las que conocer a fondo la historia del país y Edimburgo a través de diferentes campos de la vida social. Pero al margen de esto, podrás darte una vuelta también por otros museos como la Scottish Gallery of Modern Art o la Galería Nacional Escocesa del Retrato. ¡Ven y conócelos todos!