Guia de viaje de

Edimburgo

National Gallery de Escocia

The Mound es una de las colinas más importantes de Edimburgo, entre otras cosas por ser sede de la National Gallery de Escocia. Es uno de los museos más importantes de la ciudad y también del país. Guarda obras de muchísimo valor que abarca la época comprendida entre el siglo XV y los comienzos del pasado siglo XX. Es decir, entre el Renacimiento y una época Postimpresionista que dejó obras muy relevantes. Por ello, esta es una parada obligatoria de tu viaje a Edimburgo que no te puedes perder.

La National Gallery de Escocia se encuentra en el corazón de Edimburgo

Edimburgo es una ciudad que enlaza a la perfección historia, cultura y arte. Y es precisamente el ámbito cultural en el que queremos detenernos en estos momentos. Desde la segunda mitad del siglo XIX, Edimburgo salvaguarda la Galería Nacional de Escocia. Un museo con obras de muchísimo valor que es visitado cada año por miles de personas. La entrada es gratuita, y te anticipamos que no es que merezca la pena, es que no te puedes marchar sin haber recorrido su interior. ¡Sigue leyendo para conocer todos sus detalles!

Historia de la National Gallery de Escocia

Los orígenes de la National Gallery de Escocia se sitúan a comienzos del siglo XIX. El nacimiento en 1819 de la Real Institución para la Difusión de las Bellas Artes en Escocia fue el primer paso para la apertura de esta institución. Desde el principio, quienes ayudaron a que esta institución se fundase comenzaron a coleccionar obras de arte que se expuso en 1835 por la Real Academia Escocesa, derivada de la Real Institución ya mencionada. 

La década de 1840 fue la que aceleró la construcción del actual edificio de la National Gallery de Escocia. El proyecto se encargó al arquitecto escocés William Henry Playfair, uno de los más importantes de la historia del país. En 1850, el por aquel entonces Príncipe Alberto colocó la primera piedra, abriendo sus puertas el edificio en 1859. En las primeras décadas del siglo XX, la institución sufrió una profunda remodelación, albergando desde entonces colecciones tanto escocesas como procedentes de otros países del mundo.

Conoce la National Gallery al detalle y explora The Princes Gardens

El éxito de la institución favoreció la construcción de galerías en la década de los setenta de la pasada centuria. Ya en el siglo XXI, tras un ambicioso proyecto de reformas, se construyó un nuevo acceso en Princes Street, dejando un amplio espacio natural y abierto que puede considerarse la primera obra de arte que ves en el museo. ¿Queréis conocer el resto? ¡Os lo contamos justo debajo!

Colecciones de la National Gallery

El interior de la Galería Nacional de Escocia es un amplio espacio dividido en tres plantas que guarda algunas de las obras y colecciones de arte más valiosas del mundo. Nada más entrar a su interior te recomendamos que veas detalladamente la planta baja del edificio. Allí te encontrarás con las obras más destacadas de artistas como Tiziano, El Greco, Velázquez o Rafael

Será una buena forma de comenzar a ver los más de 30.000 objetos, trabajos y lienzos con los que cuenta esta institución. 600 años que lo abarcan todo y que se complementan con los miles de libros y volúmenes que encontrarás en su archivo. Si damos un pequeño salto hasta la tercera planta también podrás ver importantes colecciones de los artistas más destacados del Renacimiento y Postimpresionismo.

¡Descubre la mejor colección de arte de toda la ciudad!

Además, en esta planta superior también se exponen obras de otras épocas que nos llevarán de viaje hasta los Países Bajos, para ver obras como ‘Una mujer en la cama y Autorretrato’, de Rembrandt, o ‘La Familia Lomellini’, de Van Dyck. Por último, la planta inferior, por debajo de la de la entrada, guarda obras de los artistas escoceses más relevantes de la historia, como ‘Dawkins y Wood descubriendo las ruinas de Palmira’, del pintor neoclásico Gavin Hamilton.

Mencionadas ya todas las plantas del museo, hay que detenerse especialmente en una de las exhibiciones del museo. Se trata de la Colección Bridgewater, que los Duques de Sunderland depositaron aquí a modo de préstamo tras los daños sufridos por su mansión debido a los bombardeos nazis en la Segunda Guerra Mundial. Se trata de una de las colecciones más importantes del mundo en el ámbito privado, y lo mejor de todo es que vosotros la podréis ver de forma gratuita. 

En total son 28 pinturas con firmas como las Tiziano, Rafael o Poussin. El primero de los mencionados, precisamente, creó ‘Diana y Acteón’ y ‘Diana y Calisto’ por encargo de Felipe II de España, siendo estas dos de las obras más importantes de toda la colección. Al margen de ellas, se pueden ver también otras como ‘La Sagrada Familia de la palmera’ de Rafael o la ‘Venus Anadiómena’ del ya mencionado Tiziano.

Visitar la Galería Nacional de Escocia

Teniendo en cuenta lo que te hemos contado hasta ahora, creemos que sobra decir que esta es una de las visitas obligatorias en tu viaje a Edimburgo. La Galería Nacional de Escocia es uno de esos lugares que marcan para siempre por su valor. Además de esto, la propia construcción, de estilo neoclásico, es uno de los edificios más impresionantes de toda la ciudad. A esto hay que añadir también su ubicación, en pleno corazón de Edimburgo.

¡Un plan perfecto para cualquier momento en Edimburgo!

Dedicar unas horas a conocer esta institución es uno de los mejores planes que te podemos recomendar en la ciudad. Ven a la National Gallery de Escocia y cuéntanos tu experiencia. ¡Estamos seguros de que te lo vas a pasar en grande!

Detalles