Guia de viaje de

Marrakech

Plaza de Jemaa el Fna

Si vas a Marrakech, la plaza Jemma el Fna es…¡una parada imprescindible! El corazón de la medina late y se reúne justo ahí: Cuentacuentos, artistas, encantadores de serpientes, titiriteros, acróbatas, y hasta vendedores de dentaduras. ¡Puedes encontrar de todo! ¿Quieres saber más? Te contamos todos los detalles...

Sabores, colores, cultura, esencia... ¡Todo Marrakech en una sola plaza!

Un ambiente caótico, pero cautivador, sin igual en el mundo entero. Y como hablamos de contrastes, te contamos que este jolgorio dicharachero y alegre no siempre tuvo ese ambientazo. De hecho Jemma el Fna significa “reunión de los difuntos o lugar de la muerte”, ya que antiguamente era donde se realizaban… ¡Las ejecuciones públicas!

Historia de la Plaza de Jemaa el Fna

Los orígenes de la plaza Jemaa El Fna son ambiguos. En los textos históricos podemos encontrar al menos dos versiones. La primera hace referencia a que era un “lugar de la muerte”, seguramente porque era la plaza donde el sultán hacía colgar las cabezas de los asesinos y criminales que decidía ejecutar.  

La segunda, habla de que es el lugar de la “mezquita destruida”, haciendo referencia a su significado en árabe y por ser el lugar donde se inició la construcción de una enorme mezquita sin concluir a finales del siglo XVI. Hay muchas cosas que no te puedes perder de la plaza, como la comida tradicional, donde destaca el Tajine, la pastilla, la tradicional sopa marroquí “harira” y el cuscús. Tampoco sus bebidas más típicas. En las terrazas te ofrecen un té a la menta delicioso, que modestamente contribuye a aportar un aroma especial al ambiente de la plaza

La Plaza de Jemaa el Fna es el centro neurálgico de Marrakech.

Y hablando de bebidas... ¡Ciudado con los zumos que os ofrecen en medio de la plaza! La mayor parte del contenido es agua, y el de Marrakech no es potable. En caso de pedir uno, que lo hagan delante de ti. Además, presta mucha atención a todas tus pertenencias para no tener que lamentar pérdidas o robos.

La plaza está ubicada en el centro de la medina y entrada de los principales zocos y es que,  para que te hagas una idea de lo famosa que es en el mundo entero, desde 2011, está clasificada por la UNESCO como Patrimonio oral e inmaterial de la Humanidad. Lo es gracias a la iniciativa de Juan Goytisolo, escritor español afincado en Marrakech, y de intelectuales marroquíes, pero también con el apoyo de la asociación «Les amis de Jamaa El Fna».

Qué ver y qué hacer en la Plaza de Jemaa el Fna

Por el día

Desde que sale el sol, los comerciantes montan sus stands o colocan sus tenderetes a lo largo de la plaza y… puedes encontrarte de todo un poco. Tradicionales sopas con aromas únicos, un buen kebab local o incluso a algún comerciante de cabezas de oveja a la parrilla. ¡Es el momento de probarlo! 

Un comerciante que cada vez coge más fama a nivel mundial es el aguador que corre de un lado para otro agitando su campana y que te servirá agua de un odre de piel de cabra en una copa de cobre brillante. Su atuendo impecable y su característica actitud, te tentará a querer a hacerte una foto con él. ¡Anímate! Tu mañana no perderá ritmo gracias, en parte, a la música Gnaoua, un género musical único que proviene de los espirituales islámicos africanos. Y es que bailarines y músicos se unen en un espectáculo marcado por el tambor.

Los más pequeños, y los no tan pequeños, se quedarán petrificados antes las historias de los cuentacuentos que trasladan a cualquier que escuche a un mundo imaginario. En ese momento, quizás vuelvas al mundo real porque un acróbata pasa por encima de tu cabeza con ejercicios de equilibrio y saltos mortales. Giras la cabeza y ¡cuidado con las serpientes!

Aunque los encantadores las tienen vigiladas y ellas parecen estar muy acostumbradas a los turistas. Vuelves a mover la cabeza y tienes un mono encima, ¡atención con tus cosas! que estos primates son de lo más cuqui pero también de lo más gamberro. Y oye, si te falta algún diente y quieres aprovechar el viaje, por un módico precio te venden la pieza al gusto que probablemente otra persona ya no quería tener en su dentadura… ¡Ya te habíamos dicho que había de todo!

Las serpientes son uno de los espectáculos que encontrarás en la plaza.

Por la noche

Cuando atardece, la plaza se vuelve otra.  Al caer la noche desaparecen los tenderetes que estaban desde por la mañana y se sustituyen por puestos con comida típica de la zona. 

Es un lugar perfecto para descubrir nuevos sabores y probar la gastronomía local. Además, mientras paseas o te sientas a cenar en algún lado, los músicos suelen amenizar el momento con música tradicional. La plaza está rodeada de tiendas de souvenirs, bares y restaurantes. Os recomendamos que entréis en alguno de los bares que cuentan con terraza “rooftop”. Tomar una bebida mientras ves la vida de la plaza desde las alturas es obligatorio.

La animación nocturna de esta mítica plaza continúa hasta altas horas de la noche. En verano, es prácticamente hasta el amanecer. Junto a la plaza, frente al aparcamiento, hay muchos puestos de fruta: naranjas, mandarinas, sandías, dátiles, granadas… A pesar de la noche, la plaza se llena de color por su variedad, sus espectáculos y buen ambiente. Si una cosa sabemos es que no te vas a aburrir, ¡todo te llamará la atención!

Ubicación de la Plaza de Jemaa el Fna

  • Plaza de Jemaa el Fna
    • Marrakesh
  • Plaza de Jemaa el Fna
    • Marrakesh

Cómo llegar a la Plaza de Jemaa el Fna

    Bus

    • Parada 'Jamaa El Fna'