Alemania

Guia de viaje de

Frankfurt

Goethehaus

A algunos podría sonarles el nombre de épocas escolares. Johann Wolfgang von Goethe, el máximo exponente de la literatura alemana. El Shakespeare alemán. El hijo mejor conocido de Frankfurt. Todos estos títulos le quedan pequeños a este escritor, que no cualquier escritor, sino uno de los pioneros del romanticismo. En su visita a Frankfurt, no puede dejar de ver la Goethehaus, la casa donde este prodigio nació, creció y escribió algunas de sus obras más conocidas.

Fachada de Goethehaus en Frankfurt

Un poco escondida entre los rascacielos de Frankfurt, Goethehaus es una combinación de museo, galería de arte, archivo y memorial dedicado no solo a este escritor, sino al movimiento que ayudó a popularizar.

En Frankfurt todo nos recuerda el orgullo de ser el sitio de nacimiento de este hombre. Su vigilante estatua en la fachada de la Alte Oper, nombres de calle y plazas con su nombre, entre muchos otros homenajes.

El Escritor

Para entender la casa, primero tenemos que entender a quien vivió en ella. Johann Wolfgang von Goethe nació en la “sala verde” de la casa ubicada en Großer Hirschgraben 23-25, el 28 de agosto de 1749. Allí pasó su niñez y su juventud. Desde pequeño tuvo una vida relativamente fácil, dado que nació en el seno de una familia noble y adinerada.

En su autobiografía, Goethe describe algunos episodios que allí tuvieron lugar durante su infancia. Es recomendable leer al menos algunos fragmentos de esta obra antes de viajar a Frankfurt y de visitar Goethehaus, para poder transportarnos a un plano más íntimo de la vida de este escritor.

Goethe no vivió toda su vida en Goethehaus, sino que a los 27 años se mudó a Leipzig para estudiar Leyes, como era esperado de él, y ya no regresaría a Frankfurt sino por cortos períodos de tiempo.

Renegado de la vida que le tocó vivir, Goethe se vuelca hacia la escritura desde muy joven. Claro, su crianza lo había transformado en un hombre bien educado en literatura, poesía, arte, ciencia y filosofía, entre muchas otras materias. En sus obras, Frankfurt suele aparecer como un personaje más, con su propia identidad e historia.

Entre las obras más reconocidas de Goethe se encuentran Las penas del joven Werther, un ícono del Romanticismo y del Sturm und Drang, un movimiento literario, político y artístico que pone el énfasis en el individuo, sus derechos y sus emociones, principalmente.

Pero Goethe no fue solo novelista. También escribió poemas, como el renombrado Herman y Dorothea, así como obras con tintes científicos, como La teoría del color. A lo largo de su vida, Goethe escribe Fausto y la publica a sus 80 años. El resultado es una obra teatral trágica publicada en dos partes, la cual es probablemente su trabajo más conocido.

Goethe muere a los 83 años en Weimar, el lugar donde vivió la mayor parte de su vida.

La Casa

Más allá de quien vivió en ella, Goethehaus es un museo en sí mismo que nos cuenta de cómo vivían las familias nobles de los siglos XVII y XVIII. Contiene piezas de arte en cada una de sus 16 habitaciones dispuestas en cuatro plantas. Y su exposición no solo nos habla de la niñez de Goethe, sino también de la vida doméstica de estas familias.

El edificio fue adquirido por la familia Goethe por primera vez en 1733. Fue su abuela quien compró dos casas de entramado de madera contiguas construidas alrededor del 1600. En 1755, el padre de Goethe remodeló estos edificios para que tuvieran coherencia. Los combinó en uno solo, y decidió darle los toques finales en estilo barroco, aunque aún conserva algunos detalles medievales.

La familia Goethe vendió la casa en 1795 y el edificio sufrió varias remodelaciones, pero en 1863 fue adquirida por Otto Volger, quien recuperó la apariencia que tenía durante la infancia del escritor. Si bien el edificio original fue bombardeado durante la Segunda Guerra Mundial, fue restaurado tal cual era anteriormente. Además, dado que la casa ya funcionaba como museo para ese entonces, las pertenencias y el mobiliario de la familia fue salvaguardado en búnkers, por lo cual hoy en día podemos ver la Goethehaus amoblada y decorada como cuando Goethe vivió allí.

Entre las curiosidades que podemos encontrar están el escritorio de Goethe, donde se presume que escribió Las penas del joven Werther, y otras de sus obras tempranas. También un teatro de marionetas con el que el escritor jugaba durante su infancia y que sirvió de inspiración para algunas de sus obras. La colección de valiosísimas obras de arte del padre del escritor nos llevará un buen rato, y los sets de porcelanas para el té de la madre nos robará algunas sonrisas. La cocina no nos dirá mucho de esta familia, pero sí nos contará sobre el día a día de las familias del siglo XVI.

Para completar la visita, el museo incluido en el pase a la Goethehaus incluye una colección de pinturas de la época, alrededor de 120.000 libros y 40.000 documentos pertenecientes (o alusivos) a la familia. Muchos de ellos no están en exposición, dado que están reservados para el Museo del Romanticismo que se está construyendo justo al lado de la Goethehaus.

Ubicación del Goethehaus

  • Precio

    • General: 7 €
    • Reducida: 3 € 
    • Grupos 11 a 20 personas: 5 € pax
    • Grupos + 20 personas: 4 € pax
    • Familias (máximo 2 adultos): 10 €
    • Menores de 6 años: Gratis
  • Horario

    • 10:00 a 18:00 h - Lunes a Sábado
    • 10:00 a 17:30 h - Domingos y Festivos

Cómo llegar

  • Metro

    • Líneas U1, U2, U3, U4, U5 - Parada "W.Brandtplatz"
    • Líneas S, U1, U2, U3, U6, U7 - Parada "Hauptwache"
  • Lugares cercanos

    • Commerzbank Tower (250 metros)
    • Paulskirche (250 metros)
    • Hauptwache (250 metros)
    • Leonhardskirche (300 metros)
    • Römerberg (300 metros)