Alemania

Guia de viaje de

Frankfurt

Paulskirche, la Iglesia de San Pablo

Muy cerquita de Römerberg, la plaza principal, podemos encontrar otro de los puntos indispensables de Frankfurt. Se trata de un lugar que lleva la palabra “iglesia” en su nombre, pero en su interior no encontraremos nada relacionado con la religión. Es la Paulskirche, o iglesia de San Pablo, el lugar donde nace la historia democrática de Alemania.

Vista aérea de la Paulskirche de Frankfurt

Entre las razones por las cuales debemos incluir la Paulskirche en nuestro itinerario de Frankfurt no solo está su historia, sino también su arquitectura, ya que su forma elíptica es algo a lo que prestar atención por sí misma. Además, fue uno de los primeros edificios en ser reconstruidos tras los bombardeos de Frankfurt durante la Segunda Guerra Mundial, lo cual nos habla de la importancia que guarda para los alemanes.

La iglesia

La Paulskirche comenzó a construirse en 1789 en el lugar donde antes se encontraba la Iglesia de los Descalzos, demolida en 1786. La construcción llevó su tiempo, debido a que hubo que hacer una pausa durante las guerras napoleónicas. La Paulskirche fue solo finalizada en 1833, y durante el tiempo que llevó su construcción los servicios religiosos luteranos fueron llevados a cabo en la iglesia de San Nicolás, en la plaza Römerberg.

El resultado fue un edificio neoclásico con una nave circular y una sola torre, una de las imágenes más interesantes de Frankfurt. El diseño circular fue pensado con el fin de que todos pudieran escuchar fácilmente a quien estuviera dando el sermón. Esta fue una de las razones por las cuales la Paulskirche fue elegida para las reuniones del pre-parlamento.

Tras las revoluciones germánicas de 1848, en 1852, la Paulskirche retomó sus servicios religiosos.

Cuna de la democracia alemana

Muchos alemanes llaman a la Paulskirche la cuna de la democracia alemana. Una visita indispensable en Frankfurt para conocer la historia de la Alemania que tenemos hoy en día. Es también un símbolo del movimiento democrático germánico. La razón de esto fueron las reuniones que allí se llevaron a cabo entre el 31 de marzo de 1848 y el 3 de abril del mismo año.

El fin de estas reuniones era preparar las elecciones de la primera Asamblea General Germánica, el primer parlamento electo libremente de lo que luego sería el país que conocemos como Alemania. Allí también se redactó un boceto de la primera constitución para una Alemania unificada, dado que, hasta entonces, el territorio estaba dividido en varios territorios germánicos independientes.

Esta nueva constitución hablaba de derechos civiles y derechos del káiser del nuevo Imperio Alemán. Representantes de cada uno de estos territorios participaron en las reuniones, firmaron y ratificaron el acuerdo de unión.

Sin embargo, hubo dos estados germánicos que no aceptaron esta primera constitución dado que contenía ideas demasiado liberales: los imperios de Austria y Prusia. El problema fue que en dicha constitución se había decidido que el primer jefe de estado para este nuevo imperio sería el ya emperador de Prusia Federico Guillermo. Él, sin embargo, se negó a aceptar este acuerdo, y en abril de 1849 la unión colapsó.

¡Para conocer la historia del parlamento y su colapso, te invitamos a unirte a nuestro Free Tour en español por Frankfurt!

Segunda Guerra Mundial

Durante 1943 y 1944, varios bombardeos aéreos por parte de las fuerzas Aliadas dejaron Frankfurt hecha escombros. Es por esto que, al pasear por Frankfurt, prácticamente todo lo que veremos serán reconstrucciones de los edificios originales. El primer edificio en ser reconstruido una vez finalizada la guerra fue justamente la Paulskirche, como un tributo por ser símbolo de libertad y democracia en Alemania.

Sin embargo, la Paulskirche no fue reconstruida para retomar los servicios religiosos luteranos (estos volvieron a realizarse en la iglesia de San Nicolás). Por esto, y por faltas de presupuesto, la reconstrucción se dio de una manera más sobria y con otro propósito. Los habitantes de Frankfurt tenían una idea mejor: en el centenario del Vorparlament, en 1948, se decidió convertir el edificio en un memorial de las reuniones democráticas de 1848, una exposición que podremos ver hoy en día al visitar Frankfurt.

Qué ver en la Paulskirche

A diferencia de la construcción original, en esta nueva versión de la Paulskirche, y para servir a su propósito museístico, la antigua iglesia está dividida en dos plantas. En la planta baja podremos ver, a lo largo de las paredes elípticas, una cronología, con antecedentes y consecuencias, de toda la historia de la iglesia. En el centro, un muro cilíndrico sirve de lienzo para el mural en que el artista berlinés Johannes Grützke interpretó, en 1991, la marcha de los asambleístas hacia la Paulskirche.

Si subimos a la segunda planta de la Paulskirche podremos encontrar una recreación del Vorparlament, una sala de conferencias flanqueada por las banderas de cada uno de los estados alemanes modernos, así como el atrio original utilizado en estas reuniones. El mobiliario que encontraremos, sin embargo, será moderno. Es que hoy en día esta sala es utilizada para conferencias y entregas de premios literarios.

Ubicación de la Paulskirche

Su dirección exacta es: Paulsplatz 11, 60311 Frankfurt am Main.

  • Horario

    • 10:00 a 17:00 h - Todos los días
  • Precio

    • Gratis

Cómo llegar

  • Metro

    • Líneas U4 y U5 - Parada "Dom/Römer"
  • Tranvia

    • Líneas 11 y 12 - Parada "Dom/Römer"